JOSÉ CANSECO Y SU POLÉMICO PASO POR MÉXICO

Grandes Ligas Internacional LMB Nacional febrero 27, 2020 carrusel

La leyenda de Grandes Ligas tuvo una historia sorprendente para su categoría

Por Javier Sedano l @bambino_sedano

José Canseco ha sido uno de los peloteros latinos de mayor impacto en las Grandes Ligas, además de ser uno de los más polémicos en el beisbol.

MIRA EL REPORTAJE COMPLETO

En la década de los ochenta y noventas, Canseco fue reconocido por su sorprendente habilidad para conectar jonrones, así como su toque latino y gran carisma, lo hicieron uno de los más populares.

El mundo del beisbol giraba en torno a José, era tanta su popularidad que era seguido por paparazzis e incluso llegó a tener una relación sentimental con la cantante Maddona.

Pero todo por servir se acaba…

El polémico José, ya para inicios de nuevo milenio fue hecho a un lado por el beisbol de las Grandes Ligas, debido a su libro Juiced, donde reveló secretos muy íntimos de sus ex compañeros.

En su intento por seguir jugando beisbol, llegó a México en 2012 buscando una oportunidad con los Tigres de Quintana Roo. El robusto cañonero, tenía en aquel entonces tenía 47 años.

El cubano realizó pretemporada con el equipo dirigido por Matías Carrillo, además eran los vigentes campeones y presumían un gran respaldo del gobierno.

Sin embargo, todo se vino abajo, ya que Liga Mexicana de Beisbol no permitió que Canseco jugara, argumentando que el pelotero habría confesado que continuaba consumiendo esteroides. Un argumento que no quedó muy claro.

Pero atención, que para sorpresa de muchos, José Canseco sí terminó jugando en México.

En marzo de aquel 2012, la ex estrella cubana de las Grandes Ligas, aceptó jugar en una Liga Amateur en Quintana Roo, vistiendo los colores de los Ejidatarios de Bofill, cobrando 40 mil pesos por juego.

Fue así como la aventura de Canseco en México terminó… en años posteriores ha jugado en ligas de sóftbol, hasta ha combatido en artes marciales mixtas.

La vida, después del beisbol, no ha tratado nada bien, a José Canseco.

Facebook Comments