EL PERSEVERANTE YADIR DRAKE

LMB Nacional septiembre 27, 2018 carrusel

A sangre y fuego logró consolidarse como estrella

Por Moisés Hernández M

Para Yadir Drake el bambinazo conectado la noche del martes ante Monclova, para encaminar a los Sultanes de Monterrey al bicampeonato de la Zona Norte, tiene un significado especial.

El antillano sacudió a Arturo Barradas, volándose la barda por el jardín izquierdo con un compañero a bordo y “perreó” su batazo llegando incluso a las lagrimas tras arribar al dugout.

Nuevamente su bate le daba el gane a los Sultanes, tal como sucedió en el primer juego por el título de la Zona Norte en Monclova, donde pegó un jonrón solitario ante Zack Segovia para que Monterrey ganara 4 carreras a 3.

Drake de 28 años ha logrado consolidarse como un estelar en el beisbol mexicano a base de sangre y fuego.

En 2013 a sus 22 años llegó al beisbol semiprofesional de la Liga del Norte de Coahuila, donde debutó con el equipo Tuzos de Palaú, teniendo escasa actividad antes de ser despedido, luego en esa misma temporada fue contratado por Mineros de Nueva Rosita, quienes de igual forma le dieron las gracias.

En esa campaña el nativo de Matanzas, Cuba encontró trabajo con los Tecos de Nuevo Laredo, quienes en ese entonces participaban en la Liga Norte de Coahuila, y terminó con un porcentaje de bateo por encima de los .400 en lo que fue su tercer equipo en una misma temporada.

En 2015 Drake Domínguez firmó con la organización de los Dodgers de Los Ángeles, quienes un año después lo excluyeron cuando militaba en Clase Doble A en Ligas Menores.

Ese mismo año fue ofrecido a varios equipos en la Liga del Norte de Coahuila sin tener éxito, a pesar de haber figurado ya en México con los Cañeros de Los Mochis en la Liga Mexicana del Pacífico.

En 2017 llegó el ascenso en la carrera del toletero caribeño, tras arribar a los Generales de Durango en la LMB, terminó por conquistar el título de bateo, lo que le valió para firmar contrato en el beisbol japonés con los Nippon Ham Fighters, donde tuvo una breve estadía sin lograr establecerse, por lo que pronto regresó a México.

Los Sultanes de Monterrey lo adquirieron este año enviando a  los lanzadores Braulio Lara (dominicano), Edgar Torres y Juan Rodríguez, así como en infielder Moisés Gutiérrez a los Generales de Durango.

En Sultanes ha brillado con su bate y defensivamente custodiando los jardines y ejecutando espectaculares lances además de lucir su potente brazo para ser pieza clave en la novena dirigida por el panameño Roberto Kelly.

En el Pacífico Drake fue adquirido por los Charros de Jalisco, equipo con el que figurará este invierno tras terminar su participación con los Sultanes de Monterrey.

Es así como tras vivir una odisea con una carrera llena de dificultades, Yadir Drake ha logrado consolidarse como estrella y vive su mejor momento como pelotero clutch de los Fantasmas Grises.

Facebook Comments