¿DE QUE SE TRATA?

LMB agosto 17, 2018 carrusel

La Liga Mexicana prohibe jugar a Japhet Amador con los Diablos Rojos por haber dado positivo en Japón, pero deja jugar al Cacao Valdez y Hassan Pena a pesar de estar suspendidos en la Liga Venezolana por dopaje

Por Fernando Ballesteros

En un hecho incongruente, la Liga Mexicana de Beisbol también tiene suspendido a Japhet Amador por haber dado positivo recientemente en la Liga Japonesa, pero ha dejado jugar al dominicano Jesús Valdez y al cubano Hassan Pena a pesar de tener una sanción vigente de 25 juegos cada uno por cuestiones de dopaje en la pasada temporada de la Liga Invernal de Venezuela.

Los Diablos dieron de alta a Japhet el pasado miércoles ante la LMB, pero en menos de 24 horas la LMB rechazó el movimiento argumentando que “la Liga promueve el juego limpio y la ética dentro y fuera de terreno de juego; con base en esta premisa se tomó esa decisión”.

Amador está suspendido 6 meses en Japón por dar positivo en un diurético enmascarante, pero ha negado haber hecho trampa e incluso apeló ante la Liga Japonesa.

Caso contrario, Pena dio positivo por mariguana y lo reconoció públicamente cuando la suspensión se dio a conocer en marzo pasado, pero el 6 de abril ya estaba lanzando con los Olmecas de Tabasco.

El Cacao  Valdez dio positivo por anabólicos y la Liga Venezolana anunció una suspensión de 25 juegos, sin embargo, el toletero derecho inició la primera temporada con los Leones de Yucatán y fue parte importante en el campeonato.

Japhet, un jugador hecho en México completamente, tenndrá que esperar hasta 2019 para jugar en la LMB, mientras que Valdez y Pena lo hacen sin ninguna reestricción.

El beisbol mexicano no tiene una Asociación de Peloteros que proteja de esas decisiones a los jugadores, como ocurre en Grandes Ligas.

Facebook Comments