JAY JACKSON ES ARRESTADO POR POSESIÓN DE MARIHUANA EN JAPÓN

Internacional julio 13, 2020

El ex lanzador de Yaquis y Venados en la LMP, ya fue dado de baja por los Marinos de Lotte

Claudio Rodríguez/
Beisboljapones.com

La noticia de que el relevista estadounidense Jay Jackson fue arrestado por la policía japonesa por posesión de cannabis y de que, como consecuencia, los Marinos de Lotte cancelaron su contrato, conmocionó al mundo del béisbol nipón esta semana.

En principio, todo pareció ser un caso sencillo: El pelotero fue descubierto con drogas y, por lo tanto, recibió el castigo que se merecía, pero en realidad la historia detrás de lo ocurrido es mucho más compleja de lo que parece.

Según nuestro amigo y colega de la agencia de noticias Kyodo Jim Allen, quien compartió a través de su blog personal el trasfondo del suceso, Jackson parece haber sido víctima de una amarga disputa familiar.

El exitoso lanzador, que había estado viendo acción en la NPB desde la campaña 2016, se encuentra en medio de una pelea legal por el derecho a visitar a su hijo de un año, Jaiden, quien se encuentra en custodia de su ex novia japonesa.

Luego de perder una audiencia relacionada al caso, los abogados del jugador se estaban preparando para realizar una apelación cuando la policía local decidió, sorpresivamente, allanar su apartamento.

El momento en que ocurrió todo, sumado al hecho de que la policía actuó luego de recibir una pista anónima, sugiere que el relevista fue víctima de un truco legal destinado a deshacerse de él y poner fin a la disputa sobre la custodia de su hijo.

Demás está decir que la estrategia tuvo éxito, porque en este momento Jackson lo ha perdido todo: su libertad, su trabajo, el derecho a seguir viviendo en Japón y la posibilidad de ver personalmente a su hijo, quizás de por vida.

Por tratarse de su primer arresto, lo más probable es que lo dejen en libertad en pocos días, tras lo cual deberá presentarse ante un juez local que le impondrá algún tipo de multa o penalidad antes de que pueda viajar de regreso a los Estados Unidos.

Una vez allá, es probable que no pueda regresar a Japón por su récord criminal, lo que dificultará mucho su disputa legal para poder ver a su hijo, que es lo mínimo que cualquier padre podría pedir.

Facebook Comments