¡SIGUEN MUY BRAVOS!

Grandes Ligas Internacional octubre 13, 2020 carrusel

Con cuatro carreras en el noveno inning, Atlanta derrota 5-1 a los Dodgers para tomar ventaja en la Liga Nacional; Rays se pone a dos triunfos de la Serie Mundial

ARLINGTON, Texas, EE.UU. — Austin Riley abrió el noveno inning con un jonrón que rompió un empate y dio inicio a una ofensiva de cuatro carreras, y los Bravos de Atlanta comenzaron su primera serie por el campeonato de la Liga Nacional desde 2001 con una victoria 5-1 el lunes sobre los Dodgers de Los Ángeles.

“No sentía las piernas cuando corría por las bases, de modo que fue una buena sensación”, dijo Riley, de 23 años. 

Los Bravos no se quedaron quietos después de que el vuelacercas de Riley pusiera el 2-1 en la pizarra y lo convirtiera en el pelotero más joven que rompe un empate en el noveno con un jonrón, en un juego de la postemporada, desde el astro de Atlanta Chipper Jones en 1995. 

“Ahí tenemos un buen bateador para el noveno”, dijo su compañero Freddie Freeman. “Creemos en todos y cada uno, y Austin fue el hombre esta noche”. 

Ronald Acuña Jr. siguió con un doble y anotó en un sencillo de Marcell Ozuna que sacó a Blake Treinen, antes del cuadrangular de dos carreras de Ozzie Albies ante Jake McGee. 

Will Smith, el tercer pitcher de los Bravos, se llevó la victoria por un octavo perfecto antes de que Mark Melancon pusiera el broche final. 

Era el primer juego desde el 12 de marzo, cuando se suspendieron los entrenamientos de primavera por el coronavirus, con aficionados en las gradas para un juego de las Grandes Ligas. 

Por los Bravos, el venezolano Ronald Acuña de 5-1 con una anotada. Los dominicanos Marcell Ozuna de 5-2 con una anotada y una remolcada; Cristian Pache de 1-0. El curazoleño Ozzie Albies de 5-2 con una anotada y dos impulsadas. 

Por los Dodgers, el puertorriqueño Kiké Hernández de 3-1 con una anotada y una remolcada; el mexicano Víctor González ingresó en la octava con las bases llenas y ponchó a Charlie Culberson para mantener el juego 1-1 en su debut en una Serie de Campeonato. 

RAYS SIGUEN IMPARABLES 

SAN DIEGO (AP) — De vuelta en el estadio donde inició su carrera en las Grandes Ligs, Manuel Margot de los Rays de Tampa Bay protagonizó el lunes un juego para el recuerdo al batear un jonrón de tres carreras y realizar una espectacular atrapada en la que dio una voltereta sobre un muro en el jardín derecho. 

Cuando se le preguntó cuál fue su aporte más importante en la victoria 4-2 sobre los Astros de Houston, Margot dijo: “Sin duda que el jonrón. El jonrón fue más satisfactorio porque no me produjo dolor”. 

El jonrón fue enorme, sin duda, porque ayudó a que los Rays se pusieran a mitad de camino de la Serie Mundial al tomar una ventaja 2-0 en este enfrentamiento al mejor de siete partidos. 

Pero se hablará de su atrapado por mucho tiempo. 

Margot pegó el jonrón al enfrentar a Lance McCullers Jr. con dos outs en el primer inning en una tarde de 87 grados Fahrenheit. Un episodio después, persiguió un profundo foul de George Springer al jardín derecho mientras trataba de cubrirse con el guante de los rayos del sol y se quedó con la pelota antes de chocar con la barandilla y caer hacia un pasillo entre el campo y las tribunas del Petco Park. 

El dominicano de 26 años se puso de pie y alzó su guante con la pelota después de recorrer 31 metros (102 pies) a velocidad. Eso puso fin al inning, dejando dos corredores embasados. 

“Tener la habilidad de saber dónde te encuentras, y de alguna forma poder decir, ‘Olvídenlo, sé que voy a chocar contra algo pero voy tras ella’ y seguir aferrando a la pelota, fue realmente impresionante”, declaró el manager Kevin Cash. 

Margot fue jardinero con los Padres de San Diego desde finales de la temporada de 2016 hasta que fue canjeado a Tampa Bay el pasado 8 de febrero por el relevista Emilio Pagan. 

Margot conectó un bambinazo a lo profundo del jardín central en lanzamiento de 0-1 ante McCullers con dos outs en la primera entrada. Su batazo se dio después del primero de dos errores del segunda base José Altuve en una roleta de Ji-Man Choi con dirección al prado derecho. El tiro de Altuve pegó en el piso antes de entrar y salir del guante del cubano primera base Yuli Gurriel. 

La jugada originalmente fue decretada un error de Gurriel, pero el marcador oficial luego la cambió a error de Altuve. Cuando Gurriel regresó al dugout, azotó su guante contra la banca. 

“Nos sorprendió”, dijo el mánager de los Astros Dusty Baker. “Fue su primer error en un tiro en todo el año, y hoy cometió dos”. 

 

Facebook Comments