¡PADRES SERÁ RIVAL DE DODGERS!

Grandes Ligas Internacional octubre 3, 2020 carrusel

Nueve lanzadores se combinan en blanqueada de San Diego 4-0 sobre San Luis para eliminarlos

SAN DIEGO (AP)– Desde el astro en ciernes Fernando Tatis Jr. hasta el relevista de 36 años Craig Stammen, estos Padres conjuraron más de dos décadas de penurias. Con ello, han llevado alegría a una ciudad cuya moral deportiva ha sido golpeada por demasiado tiempo.

Stammen y otros ocho relevistas se combinaron el viernes para lanzar pelota de cuatro hits, en una actuación que impuso un récord y colocó a San Diego en la ronda divisional de los playoffs, con un triunfo por 4-0 sobre los Cardenales de San Luis. 

Los Padres ganaron el tercer y decisivo encuentro de la serie de comodines. No ganaban una serie de postemporada desde hacía 22 años, y enfrentarán a los Dodgers de Los Ángeles, sus rivales de la División Oeste de la Liga Nacional, en Arlington, Texas, a partir del martes. 

Stammen, quien cumplió su primera apertura en 10 años, dijo que los Padres no estaban pensando en los fracasos del pasado en playoffs, incluidas tres eliminaciones ante los Cardenales desde 1996. 

“Tratamos de escribir nuestra propia historia ahora”, recalcó el pitcher, quien hizo mención a la adopción del viejo uniforme de San Diego, marrón y dorado. 

“Sería la cereza del pastel darle quizá la vuelta a la página de algunos de los sufrimientos de San Diego en los playoffs frente a los Cardenales, darle la vuelta tal vez a algunas penas en la organización de los Padres azules. Ahora somos los Padres marrones. Estamos emocionados por generar nuevos recuerdos con los nuevos colores”. 

Los nueve pitchers representaron la mayor cifra utilizada por un equipo que propinó una blanqueada en un juego de nueve innings en las Grandes Ligas desde 1901. 

Dado que los abridores Mike Clevinger y el dominicano Dinelson Lamet se lastimaron en sus últimas actuaciones de la temporada regular, el manager Jayce Tingler, quien está en su primer año en las mayores, debió recurrir a un bullpen que estaba ya presionado pero que respondió de maravilla. 

San Diego es el primer equipo en la historia del béisbol que ha usado a ocho pitchers o más en tres juegos consecutivos de postemporada. 

Trevor Rosenthal, quien comenzó su carrera con los Cardenales, ponchó a sus tres rivales en el noveno episodio, y los Padres comenzaron a festejar en el vacío Petco Park. 

San Diego no ganaba una serie de playoffs desde 1998, cuando venció a los Bravos de Atlanta y conquistó el título de la Liga Nacional. Es apenas la segunda ocasión que han ganado un duelo de playoffs en el Petco Park, que abrió sus puertas en 2004. 

Los Padres cayeron ante San Luis en las series divisionales de 2005 y 2006. Aquella era la última vez en que los Padres habían disputado la postemporada. 

Asimismo, los Cardenales eliminaron a los Padres en 1996. 

Los siete equipos de la División Central que avanzaron a los playoffs en las dos ligas quedaron eliminados en la primera ronda. Los Cardenales se unieron a Cincinnati, los Cachorros, Milwaukee, Cleveland, los Medias Blancas y Minnesota. 

Tatis , quien logró el jueves dos jonrones y cinco remolcadas en una victoria por 11-9, conectó esta vez un doblete al rincón del jardín izquierdo ante Jack Flaherty, quien cargó con la derrota. El dominicano anotó en un doblete de Eric Hosmer, entre el bosque derecho y el central, cuando había dos outs. 

Los Padres recompensaron a unos fanáticos habituados al sufrimiento. Ganaron uno de los encuentros más significativos de cualquier deporte que se hayan realizado en San Diego en años. 

El único campeonato profesional relevante de la ciudad sigue siendo el cetro de la Liga Americana de Fútbol obtenido por los Chargers en 1963. 

MARLINS ELIMINA A CACHORROS 

CHICAGO (AP)– Esta vez, los Marlins no necesitaron ayuda de algún fanático del Wrigley Field para eliminar a Chicago de los playoffs. Lo hicieron con sus propios recursos. 

Sixto Sánchez lució dominante a lo largo de cinco innings y Miami ganó su primera serie de playoffs en 17 años, al imponerse el viernes 2-0 a los Cachorros, barridos en dos duelos. 

Garrett Cooper disparó un jonrón ante Yu Darvish durante un ataque de dos carreras en la séptima entrada, por Miami, que se medirá con Atlanta en la serie divisional de la Liga Nacional, a partir del martes en Houston. 

Guiados ahora por el manager Don Mattingly y por el director general Derek Jeter, los Marlins siguieron invictos en las siete series de postemporada que han disputado en su historia. En sus únicas dos apariciones anteriores en los playoffs, los Marlins se coronaron en las series mundiales de 1997 y 2003. 

Y esta vez, en un vacío Wrigley Field, no necesitaron que ocurrieran cosas extrañas. En el sexto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 2003, el espectador Steve Bartman desvió una pelota bateada de foul por Luis Castillo, justo cuando Moisés Alou, jardinero izquierdo de los Cachorros, trataba de hacer la atrapada. 

Ello derivó en un racimo de ocho carreras en el octavo inning. 

“Todo el año nos hemos preguntado: ‘¿Por qué nosotros no?'”, dijo Mattingly. “Con el pitcheo que tenemos es posible lograr cualquier cosa… Sentimos que tenemos una buena oportunidad de frenar prácticamente a cualquiera si hacemos buenos lanzamientos”. 

El dominicano Sánchez los hizo. Recetó seis ponches y permitió cuatro hits. El derecho de 22 años regaló dos boletos y propinó un par de pelotazos. 

La victoria fue para Brad Boxberger, quien lanzó una entrada y un tercio. Richard Bleier sacó dos outs en el séptimo inning y el dominicano Yimmi García resolvió el octavo. 

Miami perdió 105 juegos en 2019 y fue el primer equipo en colarse a la postemporada después de sufrir 100 derrotas el año anterior. Los Marlins quedaron en el segundo sitio de la División Este de la Liga Nacional, con un récord de 31-29. 

Fueron afectados por un brote de coronavirus al comienzo de la campaña. Dieciocho jugadores se infectaron y se perdieron actividad tras la primera serie de la campaña, y Miami se quedó sin jugar durante más de una semana. 

Chicago, campeón de la Central de la Liga Nacional, bateó de 27-3 (.111) con corredores en posición de notar durante la serie. El boricua Javier Báez, así como Kris Bryant y Anthony Rizzo se combinaron para irse de 12-0 el viernes y finalizaron la serie de 24-1. 

Ese trío de jugadores ha conectado de 142-19 (.134) con 52 ponches y seis boletos en la postemporada desde que Chicago consiguió el título de la Serie Mundial de 2016. En ese periodo, los Cachorros han perdido nueve de 13 duelos de playoffs. 

“Simplemente estuvimos dormidos”, dijo Rizzo. 

Por los Marlins, los venezolanos Jesús Aguilar de 3-0, Miguel Rojas de 3-1. El dominicano Magneuris Sierra de 3-1 con una empujada. 

Por los Cachorros, el venezolano Willson Contreras de 1-0. Los puertorriqueños Báez de 4-0, Víctor Caratini de 2-1. 

Facebook Comments