LA MEJOR JOYA DE LA HISTORIA

El 9 de septiembre de 1965, Dodger Stadium fue testigo de un solo hit entre los dos equipos y Sandy Koufax se impuso 1-0 a los Cachorros en una joya de pitcheo jamás vista

Por Fernando Ballesteros

Hace 10 días se cumplieron 56 años.

Sí, más de medio siglo del mejor duelo de pitcheo que se tenga mejoría en las Grandes Ligas, de un poema monticular cuyos autores fueron el legendario Sandy Koufax (Dodgers) y Bon Hendley (Cachorros).

El duelo lo ganó Koufax 1-0 con un Juego Perfecto, mientras Hendley se llevó la derrota a pesar de permitir un solo imparable y lanzar juego completo.

Ambos zurdos, Koufax y Hendley retiraron los primeros 4 innings de forma perfecta, pero en la quinta los Dodgers anotaron la única carrera del juego y no hubo hit de por medio.

Lou Johnson recibió pasaporte y avanzó con toque de bola antes de robarse la tercera para luego anotar en la jugada con mal tiro del receptor.

Fue hasta el séptimo inning cuando Hendley pemitió el primer hit a través de Johnson, mientras que Sandy había ya retirado a los primeros 21 bateadores que enfrentó, incluyendo ocho ponches.

EL BRILLANTE DESENLACE

Koufax ya había lanzado tres ‘No No’ en su carrera, curiosamente uno en cada una de sus pasadas tres temporadas.

En la octava, Sandy ponchó a los tres bateadores y repitió la misma dosis en la novena para el primer Juego Perfecto de su carrera y el sexto en la historia de MLB.

El nativo de Brooklyn terminó con 14 ponches para poner su record en 22-7 en la temporada.

La carrera que permitió Hendley fue sucia y sólo un jugador logró embasarse de los de los 53 bateadores que se pararon en home esa noche.

Fue un duelo increíble e irrepetible, con una duración de una hora y 43 minutos frente a 29 mil 139 aficionados.

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -