DE GROM Y VERLANDER SON LOS CY YOUNG

Grandes Ligas Internacional noviembre 13, 2019 carrusel

Grandes Ligas da a conocer los premios a los mejores lanzadores

AP

NUEVA YORK — Justin Verlander tiene ya un segundo premio Cy Young de la Liga Americana y un camino allanado hacia Cooperstown. Jacob deGrom demostró por segundo año consecutivo que no hace falta coquetear con la veintena de triunfos para ser galardonado.

Ambos se unieron a la lista de los lanzadores que han conseguido el trofeo en más de una ocasión.

En la Liga Americana, Verlander superó a su compañero Gerrit Cole en la votación por parte de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, cuyos resultados fueron anunciados el miércoles. Obtuvo 17 votos a primer puesto, contra 13 de Cole, quien se declaró agente libre al concluir la temporada.

DeGrom fue galardonado en la Liga Nacional por segundo año consecutivo, algo que han logrado 11 serpentineros. Recibió 29 de los 30 sufragios a primer lugar en la votación.

Con Verlander y deGrom, hay ahora 21 lanzadores que han obtenido el codiciado galardón más de una vez.

Max Scherzer, de Washington, fue el pitcher previo en recibirlo dos veces seguidas, en 2016 y 2017. Este año Scherzer quedó en el tercer sitio, uno debajo del surcoreano Hyun-Jin Ryu de los Dodgers.

Verlander, de 36 años, obtuvo su primer Cy Young en 2011, cuando fue nombrado también el Jugador Más Valioso de la temporada. Desde entonces, siempre ha quedado entre los finalistas para llevarse el trofeo.

“La adversidad por la que he pasado da una nueva perspectiva a todo”, comentó Verlander. “Quiero decir, desde luego que me habría gastado ganarlo un par de veces más”.

Continuó una maravillosa segunda etapa en su carrera desde que un canje pactado en 2017 lo envió de Detroit a Houston. Encabezó las Grandes Ligas con 21 victorias y enriqueció su currículum digno del Salón de la Fama al lograr su ponche número 3.000 en su última apertura de la temporada regular.

Asimismo, llegó a 300 abanicados en una campaña por primera vez.

Y por ahora, no tiene intenciones de restarle velocidad a sus lanzamientos, sino de aumentársela.

“Siempre trataré de rebasar los límites en lo que puedo hacer”, indicó. “Si mi cuerpo dice: ‘Aguarda, no puedes hacer más eso, entonces me moderaré”.

Verlander lanzó un juego sin hit ante Toronto el 1 de septiembre. Se convirtió en el sexto pitcher con tres juegos sin imparable de por vida, uniéndose a un grupo que incluye a Nolan Ryan, Sandy Koufax, Bob Feller y el propio Cy Young, miembros del Salón de la Fama, junto con Larry Corcoran, quien lanzó en la década de 1880.

La lucha entre Verlander y Cole fue apretada. Cole tuvo más ponches (326) y una mejor efectividad (2.50), pero Verlander laboró 10 innings dos tercios más y sumó más triunfos. Se trata de la primera vez que dos lanzadores del mismo equipo ocupan los dos primeros lugares en la votación de la Americana _ello ha ocurrido cinco veces en la Nacional.

Verlander y Cole llevaron a los Astros a la Serie Mundial. Ahí, Cole siguió luciendo, pero Verlander dio tumbos. El derecho cayó dos veces ante los Nacionales de Washington, eventuales campeones.

Ese naufragio no se tomó en cuenta, pues la votación se realizó antes del comienzo de los playoffs.

Verlander confió en dar el paso que le faltó en el Clásico de Otoño, junto con Cole.

“Sé que Gerrit la pasó muy bien acá y que le gustaría regresar, si es posible”, manifestó. “Pero ahora todo depende de Gerrit, de su familia y de gente que está encima de mí”.

Charlie Morton, derecho de Tampa Bay, finalizó en el tercer puesto, un año después de marcharse de Houston como agente libre

Un año después de recibir el premio tras haber obtenido sólo 10 victorias _la menor cantidad en la historia para un pitcher abridor que recibe el galardón_, deGrom ganó 11 veces con unos Mets que han pasado apuros para respaldarlo a la ofensiva.

De todos modos, encabezó a la Nacional con 255 ponches y registró una efectividad de 2.43. Sus estadísticas se vieron reforzadas por su durabilidad en la lomita, con un total de 204 innings, en comparación con 172 1/3 de Scherzer y 182 2/3 de Ryu.

“Ha sido un sueño convertido en realidad jugar este deporte y ganar un Cy Young”, recalcó deGrom. “Ganar dos trofeos consecutivos era una meta. Es difícil explicarlo: Uno se fija estas metas, pero casi nunca siente que sean reales”.

También deGrom, de 31 años, se incorporó a un selecto grupo de lanzadores que han obtenido el premio en años seguidos en la Liga Nacional, junto con Koufax, Gregg Maddux, Johnson, Tim Lincecum, Clayton Kershaw y Scherzer.

Facebook Comments