Tema Japhet….Moral y buenas costumbres de la LMB

Por Fernando Ballesteros

TIJUANA._ La Liga Mexicana de Beisbol se equivocó en la suspensión impuesta a Japhet Amador, luego del positivo que dio en la Liga Japonesa con las Águilas de Rakuten.

Por buscar quedar bien con el circuito nipón y queriendo dar un golpe mediático de moral y buenas costumbres, Javier Salinas y el Consejo de la LMB se exhiben como malinchistas al no aplicar el mismo rigor a dos jugadores extranjeros: El dominicano Jesús Valdez (Leones) y el cubano Hassan Pena (Olmecas-Tigres).

Ambos recibieron una suspensión de 25 juegos cada uno por dar positivo en antidoping el pasado invierno en la Liga Venezolana, una pena que pagarán la próxima temporada y la cual ya conocía la Liga Mexicana justo antes de arrancar su primera edición en marzo pasado.

Ambos han jugado sin restricción alguna desde el primer torneo 2018 de la LMB, quienes se amparaban bajo la premisa de que las reglas del circuito venezolano no aplican en México –lo comentó Érick Arellano en una entrevista al ser entrevistado por el caso Cacao Valdez— y lo que no dicen ahora es que las sanciones del beisbol nipón, por reglamento, no tienen vigencia extensiva hacia la pelota de verano de este país.

Todo eso ocurre en México al no existir una asociación de peloteros que vea por sus derechos porque en Grandes Ligas la Baseball Players Association –dirigida por Tony Clark–, los hubiera bateador de inmediato.

Y no hay que confundir. Esta no es una defensa a favor de Japhet sino de cuestionar los procedimientos que emplea la Liga para castigar a unos sí y a otros no, sean mexicanos o extranjeros.

#Diferencias….Durante 22 años en el medio hemos escuchado cómo se quejan muchos peloteros mexicanos de que las Ligas Mayores “son de los gringos”, es decir, que regularmente prefieren ascender a un jugador norteamericano que a uno de este país, cuando dos están peleando un puesto en el equipo grande.

Lo escuchas tantas veces que puedes llegar a crearte esa percepción y curiosamente ahora que estamos en una situación a la inversa, el pelotero mexicano es castigado con un rigor distinto en su país al de los extranjeros.

En Venezuela, El Cacao Valdez fue castigado por anabólicos y Hassan Pena por mariguana, algo incluso que el lanzador reconoció públicamente.

Amador dio positivo en un diurético y agente enmascarante (sustancia prohibida también por la WADA), con la diferencia de que el primera base nativo de Mulegé, Baja California Sur, sigue afirmando que él no hizo ninguna trampa y apeló la suspensión ante la Liga Japonesa, un procedimiento que todavía no termina, si bien, se mantiene suspendido.

¿Qué harán los Diablos Rojos al respecto? ¿habrá una queja de su directiva o procederán legalmente por el trato desigual a su pelotero? ¿por qué la LMB permitió que lo dieran de alta y horas más tarde rechazó la misma? ¿quién le habló a Salinas para darle palo a los pingos?

ROLETAZOS:

*FREDERICH CEPEDA ha tenido un arranque explosivo esta semana con los Toros de Tijuana, pero además el cubano llegó para darle mayor protección al lineup y es especialista en llevar los conteos al máximo de 3 y 2.  Raúl Cano, asesor de la Presidencia de los ‘astados’, fue hasta Cuba por Cepeda y el estelar Lázaro Blanco, pero éste ya se había arreglado para lanzar en la Liga Independiente de Canadá y ya hizo la promesa de jugar el próximo año con Tijuana. También quisieron convencer al abridor Raúl Valdés (7-1 en la primera temporada 2018 con Saltillo), sin embargo, el zurdo no estaba en la mejor condición física y decidió descansar para el invierno en la Liga Dominicana.

*MUCHAS PREGUNTAS de los aficionados sobre las posibilidades de que Guasave regrese a la Liga Mexicana del Pacífico. Depende que tanto se involucre el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, a la hora de hacer la solicitud formal porque hasta ahora lo que ha existido es un diálogo de Guadalupe Miranda con el circuito invernal representado por Omar Canizales. Alguien me decía que ya una vez batearon a Malova en su intento por rescatar a los Algodoneros. Ciertamente, pero no es la misma el Gobernador de un Estado que el mandatario de la nación.

*DESDE HACE varios meses señalamos aquí que la LMP busca crecer hacia ciudades grandes del país como Monterrey y Tijuana, pero en el caso del Club Sultanes están divididos al interior porque Multimedios es el más interesado y Pepe Maiz está casado con la LMB, mientras que en la frontera la familia Uribe sólo espera a otra franquicia para tomar de nuevo el toro por los cuernos en invierno.

*RECORDAR QUE  Alberto Uribe ya estuvo en la LMP como dueño de los Ostioneros de Guaymas a fines de los 70’s y fue quien negoció con Juan Manuel Ley el cambio de Nelson Barrera antes de que se convirtiera en una estrella con los Tomateros de Culiacán, justo cuando Héctor Espino se retiró en la edición 1984-85 para cederle la estafeta al Almirante de Ciudad Del Carmen.

*FUE CUANDO nació con los Tomateros aquella Triple B de la Destrucción: Dereck Bryant, Nelson Barrera y Lorenzo Bundy (tercero, cuarto y quinto), un equipo dirigido por el Paquín Estrada que le ganó el campeonato a los Águilas de Mexicali con El Cananea Reyes al frente (1984-85). Hace días, en una teleconferencia desde Puebla con los medios de Culiacán –en su presentación como manager oficial de los Tomateros–, a Bundy se le hizo un nudo en la garganta cuando un colega le preguntó qué recuerdos tenía de esa famosa Triple B.

@purobeisbolfb

[email protected]

 

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -