ZONA DE CONTACTO

septiembre 7, 2018

Zona de Contacto

La Liga Mexicana y su retroceso

Por Fernando Ballesteros

La Liga Mexicana de Beisbol tuvo ayer un gran cierre de temporada dramático, pero no supo capitalizarlo y se perdió en algunas acciones negativas que los perseguirán probablemente en los playoffs.

Cuando se suponía que lo fuerte de Javier Salinas era el tema de las comunicaciones, la LMB aceptó el fracaso antes de tiempo como si ya no hubiera nada en juego.

La decisión de abolir los dos torneos para ir por un calendario largo en 2019, tal vez estuvo bien que la hayan tomado el pasado martes en Monterrey, pero no era el momento para divulgarla oficialmente a los medios de comunicación.

¿Cuál era la prisa de anunciar que van con 120 juegos el próximo año cuando tu producto creado aún no termina? ¿por qué no haberlo difundido mejor en octubre o diciembre? ¿O acaso fue un apuro visceral porque hace días vieron a los dueños de clubes de la LMP muy unidos en Miami en su primera Convención de la Confederación del Caribe?

Peor aún fue la forma en que Salinas salió a las redes a quejarse del trato que les dio la opinión pública, clasificando a los críticos en “personas tóxicas” y a los aduladores (muy escasos, por cierto) en “personas de éxito”.

El remate fue cuando se enganchó públicamente con aficionados y salió el yo-yo asesor de la LMP, cuyo Presidente Omar Canizales buscó desmentirlo y ambos quedaron exhibidos en una guerra de egos incontrolables.

¿Qué dirán los dueños de clubes de estas ridiculeces? Un Presidente de una Liga profesional debe guardar mesura, ser tolerante a la crítica, buscar soluciones y dar resultados, un perfil que Plinio Escalante cumplió muy bien durante 10 años hasta que los nuevos propietarios decidieron dar un viraje acorde a los nuevos tiempos.

#SISTEMA….Mientras la Liga Mexicana se hunde en el tema de las asistencias y en los problemas económicos de al menos seis clubes, su nuevo sistema de competencia para 2019 –de abril a noviembre–, representa justamente lo que tanto adolecen: Finanzas sanas.

¿Cuántas veces se supo este año que Olmecas, Bravos, Saraperos, Rieleros y todavía ayer Tecolotes, tenían adeudos con los peloteros? Eso sin contar los problemas económicos de Piratas y Algodoneros, ambos sacando la temporada con apoyo gubernamental.

¿Para qué y por qué ampliar el calendario en vez de reducirlo y quitarle una carga a los clubes? La Liga Mexicana iba por muy buen rumbo con el ingreso de capital privado y mejorando el nivel deportivo, pero de repente han tomado decisiones a la ligera que los hacen ver hoy extraviados y sin un líder que los sepa guiar hacia adelante.

ROLETAZOS:

*DE HECHO, el sistema de competencia que hoy anuncian como una gran novedad para 2019 –dos vueltas con puntos y pasando 6 de 8 equipos en ambas zonas, ya se jugó en las temporadas 2004 y 2005 siendo Presidente de la LMB, Alejandro Hütt. El caso es que dicho formato fracasó y en 2006 los dueños de clubes decidieron regresar a sus tradicionales ocho clasificados.

*LA LIGA Mexicana necesita mucho más que un nuevo sistema de competencia para poder transformarse. Irse hasta octubre o noviembre no es la solución, sino ordenar el cochinero dentro de la casa (franquicias inoperantes en todos los sentidos) y aunque duela, como hombres de negocios, tienen qué desechar lo que no sirve para comenzar una nueva historia con bases firmes. Por ejemplo, la idea de jugar cinco encuentros a la semana en lugar de seis es, en apariencia, una decisión acertada.

*LLEGÓ EL momento de elegir a los ganadores de los premios individuales, con el asterisco de que el Jugador Más Valioso de la primera temporada ya fue nominado en su momento (Jesse Castillo). El cubano Félix Pérez debe ser el MVP del segundo torneo al finalizar primero en jonrones (19), segundo en remolcadas (60), tercero en anotadas (46) y primero en extrabases (32), además de batear arriba de los .300 en 54 juegos para Rieleros-Sultanes.

*EL RESTO de los elegidos, tomando en cuenta los dos Torneos, debe basarse en la consistencia. Pedro Meré, quien fue sublíder con Toros en la primera temporada y superlíder con Acereros en el segunda, merece el premio al Manager del Año. El zurdo Romario Gil (Pericos) es el candidato número 1 para ser el Novato del Año, luego de que en el primer torneo registró 2-2 y 3.60 en 9 aperturas –incluyendo 40 ponches en 40 episodios–, y en el segundo finalizó con 4-0 y 2.87 en ocho salidas para encabezar la rotación de pitcheo.

*¿LANZADOR DEL AÑO? Josh Lowey (Acereros). El derecho fue el más sólido en las dos temporadas porque fue el máximo ganador (14-5) y líder en ponches (133), además de que en el primer torneo peleó la Triple Corona de Pitcheo y sólo le faltó ganar el cetro de efectividad al finalizar en sexto con 2.58. En la segunda campaña también destacó con 6-3 y 3.68 en 12 aperturas, aparte de ser quinto en chocolates (54).

*EL PREMIO AL Relevista del Año debe quedar entre el dominicano Wirfin Obispo (Sultanes) y Josh Lueke (Acereros), quien lo supera con dos salvamentos –26 vs. 24–, pero el primero fue ligeramente más dominante sumando los dos torneos.

TWITTER: @purobeisbolfb

[email protected]