ZONA DE CONTACTO

mayo 7, 2019

Zona de Contacto

Hay que respetar el beisbol

Por Fernando Ballesteros

Sin necesidad alguna, los Sultanes de Monterrey siguen empeñados en buscar futbolizar el beisbol, como si no les bastara ver hasta en la sopa a los dos clubes regios que juegan en el balompié mexicano.

Eso de invitar el sábado a Rafael Márquez a lanzar la primera bola en el Astros-Angels, fue una verdadera tontería que seguramente no fue del agrado del Presidente del Club, Pepe Maiz.

¿Qué necesidad hay de eso? Márquez, acusado de lavado de dinero por el gobierno de EU y posteriormente exonerado en México, no llevará más fanáticos al parque porque el aficionado al beisbol paga su boleto para ver la calidad de pelota de Grandes Ligas, sin tener que recurrir a ex figuras de otros deportes.

Es como si en el futbol mexicano invitaran a Fernando ‘El Toro’ Valenzuela a dar la patada inicial en un estadio, algo que nunca veremos.

El beisbol mexicano tiene muchos héroes del pasado y hay que reconocerlos porque en parte, gracias a ellos, hoy día se tienen las bases firmes de los dos principales circuitos profesionales de este país: LMB y LMP.

Si el boletaje ya estaba vendido, ¿por qué no mejor haber invitado a José Toletino? El ex jonronero capitalino debutó con los Astros de Houston en 1991 y fue el primer pelotero mexicano en jugar en Japón, además de ser todo un ídolo para la afición de Monterrey a mediados de los 90’s, cuando los Sultanes fueron Bicampeones.

Inclusive, la serie Angels-Astros, era muy buen marco para concederle dicho honor al exitoso Gerente General del equipo texano, Jeff Luhnow, quien nació en la Ciudad de México y fue hasta los 16 años cuando emigró a EU.

Luhnow, quien siempre ha manifestado su orgullo de haber nacido y crecido en México, regresó el fin de semana como un triunfador a este país, lo cual tal vez ignoran quienes manejan la “mercadotecnia” en Sultanes.

Y en lo personal nada en contra del futbol, pero es incomprensible la terquedad de algunos directivos de la LMB en involucrar al futbol con el beisbol, cuando se tiene un producto tan original y tradicional que el aficionado valora mucho.

#ANÉCDOTA….La presencia de Márquez en un evento beisbolero nos recuerda una anécdota de nuestra infancia en el Estadio ‘Gral. Ángel Flores’ de Culiacán.

Era mediados de los 80’s y Julio César Chávez ya era una celebridad como campeón mundial de boxeo.

Chávez jugó beisbol de niño y nunca ha ocultado su gusto por este deporte, de tal forma que sus visitas eran continuas al parque para ver a los Tomateros y saludar a los peloteros, lo cual nunca fue del agrado del más grande narrador en la historia de los guindas y uno de los mejores de por vida en todo el beisbol mexicano: Don Agustín de Valdez (Qepd).

Chávez llegaba con sus guaruras ya iniciado el juego y obviamente jalaba los reflectores en las gradas, mientras De Valdez no lo bajaba de protagonista y las críticas no le gustaban al pugilista porque en esa época don Agustín era el máximo influencer de la pelota en Culiacán y lo menos que le decía era “zapatero a tus zapatos”.

Don Agustín, para quienes ignoran la historia del Rey de los Deportes, es miembro del Salón del Beisbol Mexicano por su gran aporte en la crónica radial, la cual era un verdadero deleite a diferencia de muchas de las transmisiones de ahora que se convierten en programas de saludos y complacencias.

ROLETAZOS:

*LOS BRAVOS de León dejaron ir un gran elemento y tampoco lo aprovechó Sultanes de Monterrey: Gabriel Low. El nativo de Guasave terminó el año pasado como Gerente Deportivo de los Bravos, pero este año lo quisieron relegar en la oficina y eso aprovecharon los Mets de Nueva York para volverlo a contratar como coordinador de scouts en México.

*LOW ES considerado uno de los más hábiles scouts del beisbol mexicano y hace años fue quien firmó grandes prospectos para los Diablos Rojos del México, entre ellos Tirso Ornelas. Esa área la tiene muy descuidada el Club Sultanes y cuánta falta hacen aquel equipo conformado por Roberto Magdaleno, Lee Sigman, Leo Figueroa y Servando ‘La Yegua’ González.

*HOY SULTANES está en pañales y compran jugadores a precios desorbitantes –caso Félix Pérez el año pasado en 10 millones de pesos–, cuando el éxito de un equipo radica en tener una buena Academia, buscar reclutar siempre a los mejores prospectos y los que sean negociados a EU tenerlos como derechos de retorno para cuando regresen ya estén bien fogueados y jugarlos en lugar de andar comprando peloteros veteranos y caros.

*EL BEISBOL moderno es juventud y menos veteranos, una tendencia muy marcada que también se ve en Grandes Ligas y es contraria al estilo que se tenía hace varios años de ir por los grandes nombres aunque ya estuvieran de salida. Los prospectos de 19-20 años ya están más avanzados ahora y obviamente tienen mayor energía para jugar una temporada superior a los 100 encuentros.

*EL SEGUNDA base capitalino, Alejo López, podría ser una de las novedades el próximo invierno con los Venados de Mazatlán, quienes lo obtuvieron en su momento de los Yaquis de Cd. Obregón en un cambio que llevó a Ernesto Zaragoza a La Tribu. Alejo está teniendo una muy buena temporada en Clase A avanzados y si no lo asignan a la Arizona Fall League en octubre, podría reportar temprano a los Venados.

TWITTER: @purobeisbolfb

[email protected]