ZONA DE CONTACTO

Julio Urías nunca había ponchado a 10 bateadores en un juego antes de arrancar la temporada 2021, pero con sus 12 de ayer ya tiene cuatro con el doble dígito este año.

El zurdo impuso marca personal en un juego y de paso llegó a 108, de tal forma que se proyecta para finalizar con más de 200 y eso apenas lo han logrado cinco mexicanos en una campaña: Fernando Valenzuela, Teodoro Higuera, Esteban Loaiza, Óliver Pérez y Yovani Gallardo.

El año en que El Toro Valenzuela impuso el record de más ponches para un mexicano en una temporada (1986, 242), fueron un total de seis aperturas con 10 o más abanicados, incluyendo una de 14 el 6 de septiembre contra los Phillies.

Sin embargo, un año antes había conseguido 240 chocolates en la temporada y esa vez tuvo su máximo de doble dígito (7), además de que el sonorense logró su tope de 15 en un juego, también frente a los Phillies.

#ÓLIVER….Esa cifra de siete juegos con doble dígito, fue igualada por el zurdo mochitense Teodoro Higuera en 1987 (Milwaukee).

Los Cerveceros jugaban en la Liga Americana e Higuera tuvo dos juegos de 13 ponches ese año, uno contra los Medias Blancas y otro frente a los Azulejos.

Sin embargo, en la temporada 2004 con los Piratas de Pittsburgh, el culichi Óliver Pérez acabó con el record de siete de Valenzuela e Higuera al lograr nueve juegos con 10 o más K.

Fueron cuatro aperturas de 10 abanicados, dos de 11, una de 12, otra de 13 y la última fue de 14 el 9 de septiembre contra los Astros de Houston, su record personal en un juego.

ROLETAZOS:

*COMO ANÉCDOTA, ese año Óliver fue recibido en Culiacán con honores y en enero de 2005 –antes de irse al mini campo de los Piratas–, el Gobernador entrante, Jesús Águilar Padilla, solicitó verlo en su despacho. Nos tocó acompañar a Pérez junto a su padre Ismael y lo primero que hizo Aguilar fue llamar por teléfono a Mario López Valdez–entonces Secretario de su gabinete–, para que subiera a saludar al zurdo.

*MALOVA LE dio un efusivo abrazo y volteó hacia Aguilar Padilla con cara de emoción: “Aquí tenemos al pequeño Randy Johnson”. Pérez había sido comparado ese 2004 en EU con ‘La Gran Unidad’, pero luego firmó con los Mets de Nueva York y su carrera ya no fue la misma, entre altibajos y lesiones.

*IMPRESIONANTE EL paso que llevan los Junior Vladimir Guerrero y Fernando Tatis, ambos con proyección para terminar con 50 jonrones a pesar de las lesiones del segundo. De hecho, el short stop de los Padres de San Diego se ha perdido 19 juegos esta temporada, mientras su compatriota sólo había faltado a cuatro con los Azulejos de Toronto.

*EL LECTOR mazatleco Manuel Mancillas pregunta cuántos salvamentos logró Isidro Márquez en su paso por la LMP y LMB. Y el por qué no hizo carrera en las Grandes Ligas.

R: ‘Chilo’ es el Mariano Rivera del beisbol mexicano: Líder de salvamentos invierno (134) y verano (331). Obtuvo otros 44 rescates en las ligas menores y eso le dan un total de 509. Márquez llegó a los 30 años al Bigshow con los Medias Blancas de Chicago (1995), donde le tuvieron poca paciencia al registrar 0-1 y 6.75 de efectividad en siete apariciones. Para 1996 ya estaba de regreso en la LMB con los Tigres del México.

*ISAAC PAREDES retornó ayer a las Grandes Ligas y lo hizo bateando de 1-1, además de un elevado de sacrificio. Los Tigres de Detroit (33-43), no van a ningún lado esta temporada y si acaso aspiran a no caer al sótano en la Central de la Americana en una lucha con Minnesota.

*OTRO QUE está por regresar es Alejandro Kirk con los Azulejos de Toronto, luego de una rehabilitación cercana a los dos meses. El catcher tijuanense, quien batea 225, 3 jonrones y 8 empujadas en 17 juegos, aspira a una segunda postemporada consecutiva con el equipo canadiense (39-36).

TWITTER: @purobeisbolfb

[email protected]

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

- Publicidad -
- Publicidad -