Yaquis y su nuevo extranjero

septiembre 7, 2019

Séptima entrada

EL SEXTO.- La oficina del club Yaquis de Ciudad Obregón, dio a conocer ayer a su sexto importado. Se trata del panameño Enrique Burgos, un serpentinero que podría ser el preparador. Este lanzador de apenas 28 años y con experiencia en el mejor beisbol del mundo, está actuando para Leones de Yucatán y está teniendo una buena presentación.

SIGUE.- Al anunciar a Burgos, Yaquis podría seguir insistiendo en traer al relevista Jay Jackson para que sea el relevo de lujo de la tribu. El moreno está luciendo en sus apariciones con el equipo de Milwaukee en el Big Show y se cree que sería un tiro en el equipo que de nuevo va a dirigir Sergio Omar Gastélum.

TAL VEZ.- Por lo anterior, lo más seguro es que quede descartado el regreso de Maikel Cleto, que, quiérase o no, ayudó con sus relevos el torneo anterior. Este moreno, empero, no se ha visto bien en el beisbol de verano, tal vez por cansancio o quizás por alguna dolencia en su brazo de lanzar.

MOLESTIA.- Varios comentarios, por diversos medios, nos han llegado acerca del aplazamiento del inicio de los entrenamientos. Todos expresando su malestar por que no empezarán el día nueve de este mes, dejándolo para el lunes 16, o sea, una semana después. Analizando la situación, hemos llegado a una conclusión.

RAZONES.- Hay, entonces, muchos jugadores e incluso personajes del cuerpo técnico, y hasta el estratega, que están ocupados en estos momentos. Y hasta jóvenes que se encuentran en el beisbol de Estados Unidos, juegan postemporada unos, otros van a campos de entrenamiento en Arizona o en Dominicana.

VARIOS.- Por ejemplo, con Diablos, hay jugadores como Juan Carlos Gamboa, Javier Arturo López, Fabián Anguamea, Nathanael Santiago, Armando Araiza y Edwin Fierro. Con Guerreros, Sergio Omar Gastélum, el receptor Orlando Piña, Iker Franco y Samuel Zazueta, entre otros. Con Leones el coach Sergio Contreras y el coach de pitcheo Octavio Álvarez más el jugador JJ Aguilar.

TAMBIÉN.-Con Sultanes está el coach Gerardo Sánchez y Dallas Martínez, con Tigres el coach de bullpén Pablo Ortega. Carlos de León está también ocupado, Alberto Leyva, igual. Gerardo Garza sigue con su compromiso con Tijuana y Willie Romero tiene no se desocupa en el beisbol de Estados Unidos.

SEGUIRÁN.- Elementos como Jonathan Aradas, Tirso Ornelas, entre otros, van a seguir su actuación en Arizona y República Dominicana donde han sido enviados por su organización. Y otros como Carlos Sepúlveda ya están libres pero hay que ir a descansar unos días. Lo mismo Moisés Gutiérrez, entre otros pocos.

NADA.- De buena fuente sabemos que Yaquis no tiene ningún interés en cambiar a Christian Villanueva. Y menos a Charros que es el que tiene mayor interés. Lo que sí podemos asegurar es que si acaso lo cambiaran, sería por al menos unos cuatro brazos entre establecidos y novatos. Saben de la calidad del jalisciense.

DUDAS.- En lo que respecta a la negociación de Chris Carter, anote que está atorada una negociación con un equipo sinaloense. Sucede que el slugger no ha decidido jugar en invierno y así nada se puede concretar. El aporreador y champion en cuadrangulares, tenía ofrecimientos para ir a jugar a Japón, pero prefirió la oferta de Monclova que parece ser fue por dos o tres años.

RECÍPROCO.- Mucho hemos señalado en la terquedad de algunos equipos que gustan traer caribeños sobre todo al final del calendario. Pero hay una cosa, ¿se han fijado como equipos venezolanos y dominicanos llevan algunos refuerzos mexicanos?. Lo bueno sería que se dieran la tarea de buscar bien a esos caribeños para que no resulten un fiasco.

OBLIGADOS.- Orlando Piña es un joven nacido en Ciudad Obregón y que vendrá por un puesto con Yaquis después de su gran año con Guerreros de Oaxaca donde lo vio muy bien el piloto de la tribu. Yaquis está obligado a jugarlo en la receptoría. ¿Por qué?, lo decimos porque suelen jugarlo en la tercera base. Pero la tribu de Cajeme tiene muchos jugadores de cuadro y urge un receptor que pueda, además de ser buen defensivo, batear con consistencia.

MODERNO.- Por allá en los setenta, se decía que un receptor o un parador en corto, con que fuera un buen defensivo, no importaba que no bateara. El beisbol de la actualidad quiere ahora que sean defensivos y buenos bateadores. Incluso a un receptor le piden poder y no ocasional, precisamente.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]