Yaquis reconocerá leyendas en su Salón de la Fama

diciembre 1, 2018

Séptima entrada

RECONOCIMIENTOS.- Desde hace unos años, los directivos de Ciudad Obregón, se dieron la tarea de entronizar a algunos ex jugadores que dieron brillo en su paso por el equipo Yaquis. Así hemos sido testigo de tomar en cuenta a elementos como Pancho García, Rubén Amaro, Felipe Montemayor, Moisés Camacho y una larga, pero larga lista. Algo que ha sido bien visto por los que le entienden a este deporte y por supuesto que sus seguidores.

HOY.- Y este día primero del último mes del año, el turno es para Karim García, Douglas Clark y José Isabel “Chabelo” Ceseña, que en su momento, aportaron, unos con sus bats y guante, y otros con su brazo desde la loma de los sustos, a la causa del equipo que en su historia, ha obtenido siete banderines y está en proceso de aumentar la cosecha, aunque no será tarea fácil, por supuesto, pues hay otros conjuntos con esa misma idea.

POCO.- Siendo realistas, Karim García jugó poco tiempo con Yaquis. Pero de eso no es culpable el hijo de Pancho el primer gran ídolo que ha tenido la tribu, pues muy rápido lo cambiaron a Mayos, pasando después a vivir grandes años con Naranjeros que ya en el ocaso de su carrera lo negoció de nuevo al equipo de Ciudad Obregón, pero sin los resultados esperados. Fue el mexicano 67 y doceavo sonorense en llegar a Grandes Ligas en 1995.

CAJEMENSE.- Pero el hecho de ser cajemense y de haber triunfado en Grandes Ligas, con equipos importantes como Yankees donde se dio el lujo de estar con ellos en una Serie Mundial, amén de pasear su fama en el Lejano Oriente con equipos de Japón y de Korea. Es decir, Gustavo Karim García Aguayo, su nombre completo, tiene los méritos para ser entronizado junto a otros ex jugadores en el Recinto de los Inmortales. Hay que citar que jugando en Japón, García Aguayo dejó tres records que tardarán, seguramente, en ser alcanzados o rebasados. Vea usted, en dos juegos, botó seis pelotas, en tres, siete y en cuatro juegos, ocho dio cuadrangulares.

YAQUI.- Douglas Clark, es un ex jugador, dedicado en estos momentos, a instruir jóvenes en Universidades de su natal Estados Unidos y con la mentalidad de adquirir más conocimientos que le permitan ser en un futuro no muy lejano, manejador de equipos. El rubio ex patrullero, hizo su aparición en LMP, con Mayos destacando de inmediato por su talento para el juego de béisbol.

DESPUÉS.- Cuando parecía no regresar al frígido circuito invernal, Yaquis se fija en él y lo trae de regreso dando muy buenas temporadas al grado de convertiré en todo un ídolo de la fanaticada de Ciudad Obregón y del valle del yaqui. Sin ser un espectacular jardinero, realizaba, por su entrega al juego, atrapadas sensacionales pero sobre todo muy oportunas y sus batazos por igual, a la hora cero como el aun recordado en la Serie del Caribe del 2013 en el estadio Sonora de Hermosillo para darle a Yaquis su segunda Serie del Caribe en un kilométrico encuentro de 18 entradas.

HONESTO.- Cuando Yaquis andaba en busca de un manejador, allá en los meses de marzo y abril, de este año, tenían entre varios candidatos a Douglas, pero el rubio ex jugador fue muy honesto cuando le hablaron para externarle los planes. “Aún no estoy listo, les señaló”,  pero nadie podrá dudar de que en un futuro cercano, este elemento se convierta en dirigente de equipos.

EL PRIMERO.- Todos sabemos que Ciudad Obregón es la ciudad mexicana que más jugadores ha aportado a MLB. Un total de nueve obregonenses han llegado contando a lo más recientes que son Giovanny Gallegos y Héctor Velázquez en el 2017. Pero de todos, el popular José Isabel, conocido como “Chabelo”, fue el primero en llegar al fascinante mundo de las Grandes Ligas. Fue Rangers de Texas el que se fijó en él, aunque fue efímera su participación en el año de 1988. 26.1 entradas trabajadas, 23 bases y 27 ponches. Pero llegó al mejor béisbol del mundo.

¿QUIÉN?.- Ya metidos en gastos, ¿quién le gusta para que sea el obregonense número diez en llegar a debutar en el mejor béisbol del mundo?. La baraja no es extensa y al menos en un futuro cercano, no hay un candidato sólido, aunque uno nunca sabe, de pronto puede surgir un prospecto interesante y dar la nota grande. Las sorpresas, en el béisbol, siempre estarán a la orden del día.

MAÑANA.- Por cierto, mañana, en los terrenos de la ULSA, un Try Out de José Isabel para buscar talento y ser llevados a jugar a la organización de Saraperos de Saltillo.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]