Yaquis, clientes de Cañeros; Ortiz y Sosa

noviembre 30, 2018

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Ramón Urías se convirtió, frente a los Yaquis de Ciudad Obregón, en el octavo jugador de los Cañeros de Los Mochis con 3 jonrones en un juego, más que ningún otro club de la Liga Mexicana del Pacífico y la historia dice que los tres primeros en el acervo del sexagenario circuito, también ataviaban en verde.

El regiomontano, Carlos Treviño, el 31 de diciembre de 1968, en el estadio Álvaro Obregón de Cajeme; el entonces estrella de Grandes Ligas, el cubano Tony Oliva, el 26 de noviembre de 1969, en el Emilio Ibarra Almada, contra Venados de Mazatlán y Aurelio Rodríguez, el 25 de noviembre de 1970,versus Yaquis, en el hoy reconstruido inmueble.

Pero hay más datos para el anecdotario: otros tres lo consiguieron ante la misma tribu, entre ellos, el antecedente cercano a Urías, el americano Brian Burgamy, el 21 de noviembre de 2013, en la “casa de los Cañeros”, como decía el extinto cronista Octavio Ibarra Cota.

Igualmente, zumbaron  a los Yaquis, Allan Cockrell (25-octubre-1986, en Los Mochis) y Alonso Téllez—11 de diciembre 2001 en el Tomás Oroz Gaytán–, completando el combo esmeralda, Christian Quintero, el 14 de octubre de 2006, en el Manuel “Ciclón” Echeverría de Navojoa.

Y, entre los 34 de todos los tiempos, Charles Buba Smith es el único que lo ha hecho dos veces, en ambas castigando la serpentina de  los Mayos, defendiendo la causa de Águilas de Mexicali, 22 de diciembre de 2001 y 16 de noviembre de 2004.

DESPUÉS de seis relevos (11.1e, 0-0, 3.18 pcl, 9k, 2b), el zurdo Juan Pablo Oramas (3-0, 1.57) va 3-0, 0.52 de efectividad, 17 chocolates y 2 boletos en 17 innings y un tercio, sobre 3 inicios, con los Naranjeros de Hermosillo.

Otra:  Un total de 21 extranjeros, cifra tope en el establecimiento, han visto amaneceres y noches de luna llena en Hermosillo, donde en lo único que se apartaron del guion de siempre fue en el mando, aguantando a lo macho al debutante Bronswell  Patrick.

Una más: El abridor de los Charros de Jalisco, el cubano Elian Leyva (3-2, 1.99) compiló 1-2 y microscópico 0.83 en carreras limpias en sus pasadas cuatro aperturas, 17 ponches y 9 boletos, en 21 innings y dos tercios.

Y, los bicampeones de la Liga Nacional, Dodgers de Los Ángeles, colocaron para asignación al pitchers que trabaja con ambos brazos, Pat Venditte, ex Águila y ex Cañero que en 2018 tuvo en Grandes Ligas un perfomance antídoto para el morbo que genera su habilidad: 0-0, efectividad de 2.57, 9 ponchados y 3 bases por bolas, en 14 innings y  15 juegos como relevista.

“NO ha salido en ninguna lista, no se le ha probado nada”. ¿Quién lo dijo? A) El abogado del ex gobernador que construyó el Estadio Sonora, Guillermo Padrés Elías, todavía preso en la CDMX, porque si paga la fianza— “módicos” 140 millones de pesos—lo vuelven a apañar. B) David Ortiz, ligamayorista en retiro. C) Óscar de la Hoya, promotor del púgil Saúl Álvarez, flamante Premio Nacional del Deporte, no obstante un dopaje con el compuesto químico que engorda a las vacas: clembuterol.

La respuesta en caliente: El dominicano David Ortiz, quien acorde a su status de millonario, realiza obras de beneficencia como Alfredo Harp Helú, protestando porque el comité elector del Salón de la Fama, ignora olímpicamente a su compatriota Samuel Sosa, privándolo del ágape del mes de julio, en el pueblo de Cooperstown.

ENTRE suspensivos.- A pesar de haber permitido cinco o más carreras en cuatro de sus nueve asignaciones con los Naranjeros, el ex ligamayorista Luis Alonso Mendoza (3-4, 5.89) era décimo en el top ten encabezado por Manny Barreda (4-0, 1.49), de los Tomateros…  Los Charros despacharon pronto  al dominicano  Rainy Lara (0-2, 10.80), a quien tomaron el pulso en la Liga Independiente del Atlántico… Por cierto, en Guadalajara  tendrán desde hoy el primero de tres fines de semana  en los que esperan “echar la casa por la ventana” en el Panamericano, recibiendo a los Tomateros y en diciembre a Águilas (7, 8 y 9) y Venados (28, 29 y 30).

 [email protected]

[email protected]