Willie Mays y sus inicios

noviembre 24, 2018

Lanzando para Home

Cuando Willie Mays tenía 19 años estaba en Minneapolis en su segunda temporada del béisbol organizado, los Gigantes enviaron al viejo receptor de Brooklyn, Hank DeBerry para informar sobre sus progresos. Esto es lo que DeBerry, quien había estado en el béisbol profesional durante 3 décadas, escribió:
“Sensacional”. Es el jugador más destacado en el club de Minneapolis y probablemente en todas las Ligas Menores. Ahora está en una de sus mejores rachas de bateo imaginables. Batea todos los lanzamientos con hits a todos los jardines. Batea la bola por donde sea lanzada, tan bien, como si fuera un jugador que haya estado mucho tiempo. Todo lo que hace es sensacional. Ha realizado las atrapadas más espectaculares. Corre y sus tiros son certeros. Naturalmente, tiene algunas fallas. Algunas de las cuales son: ataca a demasiados lanzamientos bajos. En cada lugar donde llega, trata de ser el protagonista. Es una sensación y es tan popular que los fanáticos locales, donde es toda una celebridad.
Los pitcheres de Louisville, lo derribaron varias veces, pero el seguía jugando igual. Este jugador es el mejor prospecto en Estados Unidos. ¡Fue un día muy especial para los Gigantes, cuando este chico fue firmado!.
Mays estaba bateando .477 para Minneapolis en 1951 cuando Leo Durocher lo trajo a los Gigantes de Nueva York. En sus primeros 26 turnos al bat, sólo logró un hit, porque estaba un poco nervioso, pero tomó su paso y para Junio subió su promedio a .314. Aún así, la defensiva de Mays fue lo que lo estableció y fue reconocido como un extraordinario pelotero. En Agosto los Gigantes jugando contra Brooklyn en la octava entrada con el marcador empatado, con un out y dos corredores en base, Carl Furillo de los Dodgers, saca un batazo entre central y derecho, el corredor que estaba en tercera base, Billy Cox, cuando vio el batazo, se pegó a la colchoneta, para hacer el pisa y corre. Vino la atrapada de Mays, que hizo un tiro sensacional, donde pusieron out en home a Cox. Más tarde este jugador Cox, hizo el comentario, que nunca había visto un tiro tan sensacional y posiblemente no vuelva a hacerlo.
Pero lo hizo. Primer juego de la Serie Mundial de 1954 en el Polo Grounds, Vic Wertz al bat. Don Liddle lanzando. El marcador empatado 2-2, dos hombres en base. Wertz batea la pelota en forma monstruosa y Willie Mays hace la gran jugada, capturando la bola y esa jugada le pusieron el nombre “The Catch (La Atrapada)…Después más lanzamientos.