VUELACERCAS

febrero 8, 2021

De Primera a Home

En tribunales, Charros enfrenta su duelo más difícil

Por Salvador Cosio Gaona

GUADALAJARA._ Sucesos muy lamentables que se habían venido registrando al seno de la organización de Charros de Jalisco salieron a la luz pública la semana que recién concluyó. De incumplimientos y presuntos malos manejos se incriminan las dos empresas que habían venido apuntalando los destinos del equipo siendo las caras visibles de cada una de ellas Luis Armando Navarro Peña y Salvador Quirarte Villaseñor, quienes ante la falta de acuerdos y acusaciones mutuas han emprendido la disputa legal en tribunales para que sean los jueces quienes determinen a cuál de las partes le asiente la razón.

Y en tanto algunos peloteros han tomado partido, la afición del conjunto albiceleste jalisciense esperará no sea largo y tortuoso el proceso en las instancias judiciales para evitar que se ponga en riesgo la participación del plantel en la próxima temporada, e incluso, la prevalencia de la organización como equipo en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional mexicano que se juega en otoño-invierno.

Muy lejano parece hoy aquel día de 2014 en que se llegó a un acuerdo entre varios personajes avecindados en Jalisco que vieron en Charros un proyecto viable que vendría a devolver el Béisbol a la plaza jalisciense pero que además, permitiría ocurrieran situaciones favorables para la comunidad tanto en relación con la derrama económica como en cuanto al impacto de incrementar el fomento deportivo y con ello la cultura del alejamiento del vicio y el ocio por parte de las juventudes y de infundir desde la niñez los valores que trae consigo la práctica del rey de los deportes.

Así se lo dejó saber en aquel momento Salvador Quirarte Villaseñor al entonces gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, quien de inmediato pudo darse cuenta de las bondades y el éxito que redituaría dicho proyecto y le brindó incondicional apoyo y facilidades.

Si bien es cierto que Navarro Peña venía procurando, fallidamente por cierto, durante muchos años conjuntar las condiciones para el regreso del béisbol profesional a Jalisco finalmente en ese año se topó con la persona de Quirarte, quien tuvo la visión, los contactos personales y la habilidad para hacer crecer el proyecto, así como brindarle la solidez y credibilidad que requería.

Quirarte condujo la adecuada negociación para que el empresario sinaloense Jaime Castro, quien tenía ya algunos años pretendiendo transferir la franquicia de su equipo en la Liga Mexicana del Pacífico LMP con sede en Guasave, Sinaloa, denominado Algodoneros, fuera convencido de acceder a una oferta apropiada y una vez que se entregó el recurso correspondiente, hubo de adquirirse dicha franquicia para a continuación incrementándose el llamado capital semilla, aportado por el propio Quirarte Villaseñor, proceder a dar los primeros pasos habiéndose valorado la aportación de la marca que de alguna manera polémica había hecho como suya Navarro Peña adjudicándole a este paquete marcario el valor del 11 por ciento del total de las acciones de la empresa controladora de la vida de la organización la cual se denominó Holding Deportiva de Jalisco, quedándose Quirarte con el resto del capital y siendo posteriormente al capitalizarse y consiguiendo la participación de otros socios que se pudo obtener nuevas aportaciones para crecerlo.

Ya es conocido el esfuerzo desarrollado por la directiva encabezada por el grupo de accionistas que de la mano de Salvador Quirarte lograron éxito deportivo en la mayoría de las campañas empezando por el subcampeonato en la primera 2014-2015 hasta llegar al anhelado campeonato obtenido en la temporada 2018-2019 en la quinta de su nueva etapa en la LMP.

Sin poder dejar de recordar importantes momentos para el Béisbol jaliscienses mexicano como lo fue el Clásico Mundial de Béisbol en 2017, la Serie del Caribe en el 2018, y el Preolímpico Premier12 en 2019, así como la derrama económica que trajeron esos grandes eventos a la Zona Metropolitana de Guadalajara, y la proyección internacional que se consiguió, contando además con la presencia de personajes de talla mundial como fue la asistencia del presidente norteamericano Bill Clinton, entre otros.

No es menor resaltar la tarea de haber logrado inyectar la pasión por el béisbol y la emoción por el Rey de los deportes en la comunidad jalisciense generando la famosa Charromanía venciendo el reto de encajar en el gusto por el juego de pelota en Jalisco a pesar de estar etiquetada la plaza como meramente futbolera, ya que por ejemplo en el año del campeonato de Charros 2018, según las estadísticas ingresaron al llamado Charro Park, prácticamente el mismo número de aficionados que acudieron durante el mismo año a presenciar los encuentros por el equipo más taquillero en el fútbol mexicano profesional que son las Chivas de Guadalajara en su estadio Akron.

Y ni hablar del éxito social al ser un espectáculo eminentemente familiar de esparcimiento pero además destacando la labor social y el trabajo en favor de la niñez, a través por ejemplo de las academias Infantiles de béisbol.

Ahora bien, en el marco del lamentable conflicto que vive la organización entre socios de las empresas que conforman la operación del equipo y las graves acusaciones entre ellos relativas a posibles malos manejos, por las resoluciones judiciales federales que se han ventilado además de los documentos exhibidos, parecen estar más claramente apuntaladas contra Navarro Peña, a quien se le señala ser responsable de la administración tildada de escabrosa, además del desacato a mandato judicial y el engaño fraudulento al incumplir la aportación accionaria a través de entregar la marca.

En este contexto, el pasado viernes, el éxitoso serpentinero ligamayorista, Roberto Osuna, reveló que no jugó con Charros la campaña anterior por el severo conflicto entre accionistas y al percatarse de que no era ya más Salvador Quirarte quien estaba al frente de la organización. Asimismo, trascendió que el también pelotero de la Gran Carpa, Sergio Romo, se fue por incumplimiento de contrato y no por una lesión como se argumentó en su momento.

En una entrevista que tuve la oportunidad de realizarle, Osuna lamentó que no se concretaran los planes que tenía para esta campaña, pero dejó abierta la posibilidad de retornar con los caporales albicelestes en un futuro cercano, siempre y cuando, dijo, se haya resuelto el problema y esté de nuevo al frente Salvador Quirarte.

Habrá que esperar la pronta determinación final de las autoridades judiciales y ministeriales o se propicie en su caso un arreglo entre las partes para que no se afecte la participación de Charros en la próxima temporada a iniciar en octubre, que evidentemente, es lo más deseable.

SERIE DEL CARIBE

Hay que decir que no hubo sorpresas en la recién concluida edición 63 de la Serie del Caribe que se desahogó exitosamente en el Puerto de Mazatlán y en la cual resultó justo campeón el conjunto representativo de República Dominicana, que dando cuenta de su similar de Puerto Rico y a través de su desempeño en la competencia, dejó una vez más de manifiesto que tiene bien ganado el reconocimiento como potencia mundial en el rey de los deportes.

En cuanto a la participación del seleccionado mexicano, la realidad es que lo vimos en su justo nivel; a pesar de un buen comienzo frente a Colombia que era el rival más débil, no pudo imponerse a los poderosos equipos de Dominicana y Puerto Rico y aunque apuradamente consiguió su boleto a la semifinal venciendo a Venezuela, su falta de bateo y en general su limitado juego del conjunto que tuvo como base al campeón Tomateros de Culiacán, no le alcanzó para seguir avanzando en este certamen, y hubo de conformarse con el tercer sitio de la tabla de posiciones.

Opinió[email protected]

TWITTER: @salvadorcosio1