VUELACERCAS

Charros y Tomateros, más cerca de la final por el título

Por Salvador Cosío Gaona

ZAPOPAN, JALISCO._ Mañana martes 11 de enero del 2022 se reanudan las acciones de la postemporada y podrían ser los últimos cotejos de ambas series de semifinales rumbo a la última contienda por el título de campeón de la campaña 2021-2022 de La Liga Mexicana del Pacífico, (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional jugándose en otoño-invierno (la también llamada ‘Liga ARCO Mexicana del Pacífico’ en el marco del exceso de explotación comercial al amainar la seriedad con la que por muchos años se le llamó al circuito, llegándose solo a bautizar por la temporalidad de una campaña en algunas ocasiones al certamen anual en turno, como lo fue en la 2016-2017, que se denominó ‘Temporada Potosinos Express’ por el importante patrocinio anual que otorgó al conjunto de equipos organizados como circuito la importante empresa de paquetería y logística con sede en Jalisco e impacto en el ámbito nacional).

En el frente de batalla semifinal que libran los Charros de Jalisco contra los Sultanes de Monterrey, los caporales albicelestes jaliscienses, que ostentan la ventaja de tres victorias frente a dos triunfos de su contendiente los ‘fantasmas grises’ de La Sultana del Norte, reaparecen jugando en su casa el estadio panamericano de la colonia Tepeyac en Zapopan, y mañana podrían ultimar el serial a su favor logrando el boleto a la serie final por la obtención de la ansiada corona que sería la segunda en su corta historia de tan solo ocho años de existencia en esta nueva época como franquicia en el béisbol invernal del mayor nivel en el país jugando en la urbe metropolitana de la capital de Jalisco, historia o etapa segunda en cuanto a su militancia en el juego de pelota bajo clima frío que inició en octubre de 2014, y llegan de regreso a campo propio con renovada etiqueta de favoritos al haber logrado imponerse en dos de los tres eventos ocurridos en el ‘Palacio Sultán’ de la capital neoleonesa, los efectuados el viernes 7 y el domingo 9 de este primer mes del 2022, habiendo sucumbido en el desahogado el sábado 8, siendo lo más lógico que puedan aprovechar la localía y con el reparado de su fanaticada (que ojalá ahora sí brinde el mayor respaldo posible acudiendo en mayor cantidad que la no tan numerosa que ha sido durante la agenda ordinaria de la actual campaña y los anteriores juegos de playoffs, contrastando con lo profusa de la asistencia del público que históricamente suele ser en la última parte del calendario regular, en especial cuando visitan novenas atractivas para el público local y/o en cotejos de postemporada) llevarse el triunfo hoy y embolsarse el boleto a la final, más siendo una característica del béisbol que no existe nada escrito y como dijera Yogui Berra ‘esto no se acaba hasta que se acaba’ , no hay realmente nada escrito y aún puede ocurrir que el conjunto rival logre triunfos y modifique las expectativas, toda vez que según lo ocurrido en cotejos previos de la serie, ha existido una alta competitividad en la mayoría de ellos, de ahí que habrá que esperar cualquier cosa, por más que en el papel Charros puede hacer efectivo martes o incluso miércoles su pase a la fiesta final, sin poder descartar una menos probable pero aún posible remontada de la tropa norteña, que habrá de pelear aguerridamente.

Vale referir que en el juego ganado 6 a 5 por los campiranos albicelestes locales el vienes 7 de enero, ambos conjuntos tuvieron que acudir a un gran número de lanzadores tras que sus respectivos abridores (Brennan Bernardino por Charros y Michael Devine de Sultanes) apenas llegaron y no muy dominantes a la quinta entrada y en lo que fue un largo cotejo que hubo de resolverse hasta la numero 11 ocurriendo volteretas en el tanteador, existieron de ambos lados tanto lances afortunados como pecados fildeando y con sorpresas en relación al desempeño de los serpentineros, resultando al final más eficaz el bulpén de los jaliscienses y especialmente el cerrojero Roberto Osuna, con las circunstancias ocurridas en el sentido diverso, a favor del conjunto regiomontano, que ganaron 8 a 6 el cotejo efectuado el sábado 8 de enero, luciendo más sólidos que la visita pero sin dejar de existir volteretas en el score además de errores y altibajos en el trabajo monticular de ambas novenas, no siendo tan eficaz como esperaban los Charros el trabajo del abridor Ryan Verdugo que llegó como refuerzo para esta serie proveniente de los Mayos de Navojoa, pero tampoco luciendo sólido el abridor por Sultanes Edgar Torres, más siendo no muy dominantes en su tarea los relevistas de ambos equipos, triunfaron los Regios, que aprovecharon mejor las oportunidades para anotar.

En cuanto al cotejo efectuado el domingo 9 de enero, se decantó un interesante duelo de pítcheo por una excelente labor de los aperturistas de ambas novenas, el zurdo Orlando Lara quien volvió a verse tan solido como su trayectoria lo figura, al igual que Christian Castillo por los Sultanes, ocurriendo ahora que fueron más eficaces los pitchers de relevo por los jaliscienses que quienes trabajaron en pos de la causa Regia, aprovechando mejor Charros las opciones que tuvo para timbrar, volviendo a lucir poderoso el cerrador Roberto Osuna.

Por su parte, recodando que obtuvieron un triunfo en uno de los dos cotejos iniciales visitando a Algodoneros, perdiendo el otro, los Tomateros de Culiacán no pudieron ultimar a Guasave en su estadio de la capital sinaloense, al permitirle a sus visitantes ganar el quinto evento, último de los tres efectuados en tierra culichi, no obstante que al vencer a los Guasavenses en los juegos ocurridos en Culiacán el viernes 7 -por la mínima diferencia- y el sábado 8 en forma holgada, se quedaron cortos en su intento de obtener la calificación a la final jugando en su casa al perder contundentemente el cotejo sucedido el domingo 9, de ahí que al regresar a jugar en casa de Algodoneros aún tienen estos la oportunidad de remontar y dar la pelea con el apoyo de su leal afición, por más que el llegar con ventaja y ser un conjunto más armado y con mayor historial de éxito en postemporada, Culiacán tiene una ligera mayor posibilidad de éxito y aún llega a los últimos cotejos con etiqueta de favorito más como bien se dice en el ambiente beisbolero, todo puede aún ser susceptible de ocurrir.

No es posible dejar de señalar que la opinión más amplia en cuanto a observadores, analistas, periodistas y agentes de opinión inmersos en el devenir de estas series semifinales, se decanta en cuanto a elucubrar que la más amplia posibilidad en relación a un escenario más previsible es que la batalla final podría ser entre Tomateros de Culiacán y Charros de Jalisco, como una segunda edición o reminiscencia de la guerra deportiva ocurrida en circunstancias similares al fin de la temporada 2014-2015 cuando habiendo llegado a playoffs el conjunto jalisciense como sonado favorito al haber logrado ser el mejor equipo por su desempeño en la agenda ordinaria, sucumbió en sólo cinco juegos ante los culichis, que calificaron en los últimos sitios de las mediciones por su labor en el calendario regular del certamen en esos años, conjunto desde entonces teniendo como Manager al polémico Benjamín Gil, que posterior al triunfo de su equipo incurrió en actitudes, actuaciones y expresiones tan procaces como apartadas de la decencia y el espíritu de respeto que entre contendientes priva tradicionalmente en el Rey de los deportes, surgiendo desde esa época una fuerte rivalidad entre las aficiones de ambas novenas .

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

VUELACERCAS

DESTACAN VERDUGO Y URÍAS

SE PERDERÍA EL RESTO DEL AÑO

- Publicidad -
- Publicidad -