VUELACERCAS

febrero 26, 2021

En Las Tribunas

ACLARA RAY PADILLA: ‘ESTÁN REFRESCANDO A CHARROS’

Por Salvador Cosio Gaona

En contraste con lo que puede ser visto como natural en diversas disciplinas deportivas al emitir opiniones divergentes entre aficionados o comentaristas, que al no concurrir generan incluso acendramiento en rivalidades y enemistad más allá de la falta de coincidencia en cuanto a la óptica respecto al desempeño de peloteros o clubes, en el béisbol siempre ha existido una cultura de respeto y amplia tolerancia al pensamiento o visión diversa, siendo ello parte de las calidades y cualidades que distingue a los fanáticos del Deporte Rey. De ahí que sea muy válido discernir y contrastar.

Conozco y sé de la capacidad y experiencia de Ray Padilla, quien ostenta el cargo de gerente deportivo del club Charros de Jalisco, más no por ello debo de abstenerme en cuanto a hacer explícita la opinión de muchos fanáticos que siguen y apoyan al equipo albiceleste jalisciense y la mía en lo personal, en cuanto a diferir sobre la vialidad o conveniencia de los cambios y ajustes en el roster del plantel.

En la edición más reciente de Vuelacercas el 20 de febrero pasado publiqué una opinión personal en la que expresé:

“ALERTA DESMANTELAMIENTO DE CHARROS DE JALISCO”,

Cuando aún falta mucho para que inicie siquiera la pretemporada en el béisbol invernal mexicano, ya que la campaña comienza en octubre y las actividades preliminares son por ahí de inicios de septiembre, la directiva que de facto opera el equipo Charros de Jalisco, de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional que se juega en otoño-invierno, ha empezado desde muy temprano con cambios que pudieran verse a priori poco benéficos para la organización albiazul jalisciense dado que se ha deshecho ya de tajo de tres de sus peloteros icónicos; todos ellos integrantes del roster que le llevó al campeonato en la temporada 2018 y a cambio recibiendo beisbolistas que de acuerdo a las características que poseen en contraste con los que se han ido parecieran de inferior nivel para el conjunto de los caporales zapopanos. No se descarta se trate quizá de un esquema de desmantelamiento que podría tener un trasfondo económico. Y lo más preocupante para la afición es que ya se ha anunciado que podría haber próximamente nuevos ajustes, con salida cual terremoto de otros jugadores, incluso con mayor renombre en la estructura de los Charros habiéndose mencionado que saldrían en posibles cambios…”.

Ray Padilla, ha tenido a bien llamarme para ofrecerme sus razonamientos y los de quienes dirigen en este momentos los destinos de Charros, y he considerado muy adecuado compartirlos en este mismo espacio.

El gerente de Charros defiende las cualidades del pitcher de 33 años de edad, Fredy Quintero, que dice, merecen ser tomadas en cuenta, y le atribuye experiencia y calidad no sólo equiparable sino que considerándose mejor o más eficaz que el derecho Linder Castro, por quien fue cambiado.

Para él, también es loable la contratación del jardinero José Juan Aguilar, de 30 años de edad, a quien le refiere importante potencial tanto a la defensiva como en labores de toletero y que a su juicio es un pelotero más completo y por ende más útil que Carlos Figueroa.

Y en el caso del cañonero cubano Félix Pérez de 36 años de edad, quien en 11 años de trayectoria ha conectado 29 jonrones y producido 144 carreras, Ray opina que es mucho mejor como torpedero y eventual integrante de lineup en el infield o el outfild respecto al también antillano Henry Urrutia.

En mi colaboración de Vuelacercas, al referirme a estos beisbolistas que como ya se ha mencionado, llegan a las filas de Charros en lugar de Castro, Figueroa y Urrutia, yo expresé los puntos de vista que sostengo:

“…se antoja descabellado y desafortunado que quienes están al mando opten por deshacerse del cubano Henry Urrutia, un peloterazo probado, consolidado, fuerte, joven, poderoso, que fue parte del equipo campeón, afortunado del fildeo en la primera base por su estatura y por su alcance en piernas y brazos, para traer un cañonero sí, como su paisano Felix Pérez, pero que ya va en declive.

Tampoco parece una decisión acertada dejar ir a un gran jardinero joven como Carlos Figueroa, ícono del equipo que la temporada anterior fue quizá el más sólido con el bat lo mismo al correr las bases y fildeando, para hacerse de un buen pelotero, con buen guante y buen bat como José Juan Aguilar que tiene experiencia, colmillo, que ha jugado en Japón, pero que ya es un pelotero que está en su fase madura y que tendrá pocos años de rendimiento, además de que no cumple con las características que Figueroa proporcionaba al conjunto albiceleste jalisciense.

Y finalmente el pítcher de 33 años de edad, Freddy Quintero, quien pudiera ser un buen elemento que quizá merecería el beneficio de la duda, pero que frente a Linder Castro de quien se deshacen, no hay nivel de comparación, siendo que Castro fue de lo más rescatable y de lo mejor que ha tenido Charros en los últimos años; tanto en el torneo previo a su campeonato, la campaña del título, la que le siguió y esta que recién concluyó, para apostar por un experimento”.

Ray tiene su opinión y es válida, tanto como la de cualquier aficionado, periodista, analista o cualquier persona que tenga un punto de vista; siempre que sea en un marco de tolerancia y no se pretenda algún tipo de imposición. La polémica también enriquece y es parte del Rey de los Deportes.

Él está en un sitio de mando al interior de la organización y habrá que dar el beneficio de la duda en cuanto a los movimientos que junto con otras personas están disponiendo.

Ahora bien, referente a los cambios que se tienen en puerta y que el propio Padilla ha ventilado, sigo pensando que dejar ir a peloteros del nivel y reconocida capacidad como el capitán José Manuel “Manny” Rodríguez Espinoza, Agustín Patrick Murillo, el mejor de la liga en su posición, y el experimentado Amadeo Zazueta, puede resultar contraproducente para el plantel donde tienen un liderazgo y un peso específico, por más que Ray piense que su salida podría refrescar al conjunto.

Opinió[email protected]
@salvadorcosio1