VUELACERCAS

Urías puede soñar con el Cy Young

Por Salvador Cosío Gaona

Imposible no emocionarse con el excelente momento que vive el pitcher sinaloense Julio César Urías Acosta con Dodgers de Los Ángeles en las Major League Baseball (MLB) en lo que va de esta temporada 2021, en la que acumula ya una magnífica marca de 17 juegos ganados por solo tres derrotas. Y también imposible no ilusionarse con la posibilidad de que pueda aspirar a ganar el Cy Young como lo consiguió en su oportunidad el gran Fernando “El Toro” Valenzuela, aunque ciertamente, tendrá que registrar muchos más triunfos y tener un cierre excepcional para aspirar a conquistar el mencionado galardón que la Gran Carpa otorga cada campaña al mejor serpentinero de cada una de las dos Ligas.

Julio está rompiendo e imponiendo nuevos récords prácticamente cada vez que se para en el centro del diamante, y en paralelo ha resurgido en la memoria colectiva la figura de Fernando Valenzuela quien vivió enormes momentos con esa misma franela en los años 80’s, cuando además del Cy Young, ya había conquistado el galardón al Novato del Año y con justa razón pues fue el primer rookie en liderar la Liga Nacional en strikesout. Primer pelotero en esta doble conquista. Y la cereza en el pastel en este caso, fue que ese año de 1981 los Dodgers fueron campeones de la Serie Mundial.

Si bien, sentimentalmente sería extraordinario ver a un mexicano más haciéndose del trofeo como el mejor pitcher de la temporada, hay que reconocer que Urías todavía tiene que hacer mayores méritos para conseguirlo y deberá tener un cierre fantástico para ser considerado como firme aspirante. Y es que, aunque para muchos mexicanos aficionados al deporte Rey Julio debiera ser considerado en la lista de candidatos a obtener el trofeo Cy Young por la Liga Nacional de la Major League Baseball, la realidad es que el pitcher mexicano que suma 17 victorias por solo 3 descalabros, no figura por ahora entre los candidatos a ser merecedores de dicho reconocimiento en las Grandes Ligas.

Urías llegó a su décimo séptimo triunfo en su salida del pasado viernes y se consolidó como el máximo ganador en Grandes Ligas, además que mantuvo el invicto por poco más de dos meses y medio, al lanzar pelota de tres hits y siete ponches en siete innings, en la victoria de Los Ángeles Dodgers 3-0 sobre Padres de San Diego.

“Sus 17 victorias lo colocan como el quinto mexicano en lograrlo en una temporada y primero desde que lo consiguió por única vez Yovani Gallardo en 2011.

Fernando Valenzuela fue el primero en lograrlo y lo consiguió en tres temporadas con marcas de 19 ganados en 1982, 17 en 1985 y 21 en 1986, Teo Higuera fue el segundo también en 1986 con 20 triunfos y 18 en 1987. Esteban Loaiza fue el tercero con 21 en 2003”.(ESPN).

La mejor temporada sin duda para el nativo de Culiacán, que debutó en 2016. Pero al margen de cualquier patriotismo o sentimentalismo, hay que advertir que la pelea está muy cerrada incluso dentro de su mismo equipo con un par de lanzadores como Walker Buehler, a quien se apunta como el más firme aspirante al Cy Young, así como el súper refuerzo Max Scherzer, quien domina el departamento de efectividad, seguido por Buehler, en tanto que Julio está ubicado en el décimo sitio.

Otros nombres que suenan para conseguir esta distinción por la Liga Nacional son Corbin Burnes y Josh Hader (Cerveceros de Milwaukee), y Zack Wheeler (Filis de Filadelfia); en tanto que por la Americana, se perfila muy contundentemente a Gerrit Cole (Yankees de Nueva York), Lance Lynn (Medias Blancas de Chicago), y Robbie Ray (Azulejos de Toronto).

Hay que recordar que el reconocimiento en cuestión recibió el nombre de Cy Young en honor de Denton True Young, quien nació el 29 de marzo de 1867. Granjero de oficio, lanzó a nivel semiprofesional en Nebraska y Ohio antes de su estancia de un año en las Ligas Menores para después ascender a las Grandes Ligas.

Denton se ganó el apodo de Cy, como se le conocería en la posteridad, ya que era el diminutivo de “Cyclon” (“Ciclón”, en español), mote que hacía referencia a la velocidad con la que lanzaba la recta a inicios de su carrera. Después, Young perfeccionó la técnica de la bola curva y otros pitcheos rompientes que le hicieron dominar la liga.

En 1903, se convirtió en el primer pitcher en lanzar en una Serie Mundial, ya que en el juego 1 de la primera serie por el campeonato, Young fue el abridor del equipo local, los Americans de Boston.

Después de 22 años de carrera, 749 juegos completados y una efectividad de 2.66, Denton True Young se retiró de las Grandes Ligas convertido en el lanzador con más juegos ganados (511), perdidos (316), así como el de más entradas lanzadas (7 mil 354.2), marcas que hasta ahora prevalecen en MLB.

El 19 de enero de 1937 fue electo al Salón de la Fama, y fue hasta 1956, un año posterior a su muerte, que las Grandes Ligas comenzaron a otorgar el premio que lleva su nombre, inicialmente al mejor pitcher en todo MLB, y desde 1967, al mejor pitcher por circuito.

Será sin duda un muy atractivo cierre en esta disputa particular por el Cy Young cuando quedan tres o cuatro aperturas para cada uno de los lanzadores que aspiran a obtenerlo y es lo deseable para la fanaticada mexicana y latina que pudiese ser Julio Urías quien lo conquiste para enriquecer su destacada trayectoria profesional y porque sería un muy merecido premio para un joven pelotero que ha enfrentado dificultades y duras pruebas a lo largo de su vida y siempre ha dado el extra para sacudirse el polvo y seguir adelante. Ya se verá, pero al día de hoy, Urías puede soñar con el Cy Young.

Opinión [email protected]

@salvadorcosio1

 

 

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

VUELACERCAS

DESTACAN VERDUGO Y URÍAS

SE PERDERÍA EL RESTO DEL AÑO

- Publicidad -
- Publicidad -