VUELACERCAS

junio 23, 2021

De Primera a Home

Tenebra y grilla enrarecen el beisbol olímpico

Por SaLvador Cosío Gaona

A reserva de realizar un detallado análisis entre el roster que con todo merecimiento obtuvo para la Selección Mexicana de Béisbol el primer boleto para participar en unos Juegos Olímpicos; el representativo que se presentó el fin de semana en el estadio Alfredo Harp Helú para enfrentar un par de compromisos de preparación frente a
República Dominicana y Venezuela; y el que será finalmente designado en próximos días para portar la franela tricolor y participar en la justa olímpica a celebrarse en Tokio, Japón, habrá que señalar la opacidad con que se han estado manejando quienes son los encargados de tomar las decisiones actualmente al seno de la Selección Mexicana de Béisbol, y hay que decirlo, queda cierto tufo a descomposición.

Si bien se ha dicho que el roster empleado por el manager emergente del seleccionado nacional, Benjamin Gil para el par de cotejos que el conjunto enfrentó el pasado fin de semana aún no es el definitivo que viajará a Tokio, es oportuno señalar que existe una total falta de transparencia a la hora de saber cómo es que se eligieron estos
nombres para representar a nuestro país:

Catchers
Alexis Wilson – Tigres de Quintana Roo, Orlando Piña – Guerreros de Oaxaca

Infielders
Michael Wing – Rieleros de Aguascalientes, Jasso Atondo – Piratas de Campeche, Adrián González – Mariachis de Guadalajara, Kevin Medrano – Tecolotes de los Dos Laredos, Ramiro Peña – Sultanes de Monterrey, Antonio Lamas – Pericos de Puebla

Outfielders
Francisco Ferreiro – Algodoneros de Unión Laguna, Jonathan Jones -Leones de Yucatán, Leonardo Germán – El Águila de Veracruz, Christian Zazueta – Saraperos de Saltillo, Carlos Figueroa – Diablos Rojos del México

Pitchers
Rafael Pineda – Algodoneros de Unión Laguna, Jonás Garibay – Leones de Yucatán, Isaac Jiménez – Generales de Durango, Mario Morales – Bravos de León, Nathanael Santiago – Guerreros de Oaxaca, Juan Pablo Oramas –
Olmecas de Tabasco, Fernando Salas – Olmecas de Tabasco, Carlos Torres – Toros de Tijuana, Ryan Verdugo – Acereros de Monclova, Brennan Bernardino – Toros de Tijuana, Salvador Valdez – Mariachis de Guadalajara

El grupo convocado por el manager de Mariachis de Guadalajara, dista mucho del sólido grupo de 24 que con todos los honores logró el pase a los olímpicos, el cual fue integrado por 28 Peloteros, dirigidos por Juan Gabriel Castro:

Catchers
Alí Solís, Armando Araiza.

Infielders:
José Vargas, Efrén Navarro, Matt Clark, Esteban Quiroz, Javier Salazar, Jorge Flores, Christian Villanueva, Phillip Evans

Outfielders:
Jonathan Jones, Juan Pérez, Noah Perio y Jesús Fabela.

Pitchers:
Eduardo Vera, Horacio Ramírez, Arturo Reyes, Ryan Verdugo, Manuel Barreda, Adam Quintana, Orlando Lara, Humberto Castellanos, Justin Kelly, Brennan Bernardino, Felipe González, Jesús Cruz, Fernando Salas y Carlos Bustamante.

Lo cierto es que más allá de hacer comparaciones, dejó muchas dudas ese representativo que vio acción en la más reciente participación del conjunto tricolor.

El saldo de los dos juegos fue poco decoroso para la novena dirigida por primera vez bajo la tutela del polémico Benjamin Gil, siendo que fue zarandeado -o humillado como opinaron muchos aficionados- por República Dominicana al son de 15-4 y con dificultades logró imponerse un día después a su similar de Venezuela en el marco de la preparación rumbo al hexagonal olímpico.

El representativo nacional mostró serias deficiencias en prácticamente todas sus zonas del campo, siendo que su cuerpo de lanzadores lució poco efectivo lo mismo que los toleteros que no estuvieron acertados con el bat.

El domingo, no sufrió menos el conjunto mexicano ante Venezuela, si bien contó con el factor suerte, muy apuradamente pudo conseguir el triunfo por la mínima diferencia al concluir el enfrentamiento con la vinotinto con pizarra de 4-3.

Sin menoscabo de que fue la primera prueba para Gil y sus muchachos, habría que considerar que la escuadra tricolor recién acaba de sufrir un duro revés al quedarse sin su manager por cuestiones extra campo, y que el nuevo timonel tomó las riendas la semana pasada, por lo que se está a contrarreloj para armar y delinear el escuadrón que partirá en
los subsecuentes días al país del Sol naciente.

En Japón, México tendrá que medirse a rivales de la talla del propio representativo nipón que más allá de haber obtenido su boleto por ser el país sede, cumplió con destacadas participaciones en los torneos
preolímpicos en que se involucró, lo mismo que el seleccionado de Corea que habitualmente luce potente, y el equipo de Estados Unidos de América. Israel por su parte fue una agradable sorpresa, y aún falta el último invitado que resultará del duelo de poder a poder que protagonizarán República Dominicana y Venezuela por el último boleto
para participar en el hexagonal de Tokio.

Gil ha vaticinado el éxito para la novena mexicana en Tokio; lo hizo al tomar las riendas del equipo con estas palabras:

“Es una gran oportunidad y responsabilidad. Es el evento más importante que ha existido en el beisbol de México, por todo lo que podría significar, el crecimiento que le puede dar al deporte, si tenemos una buena actuación pondremos a México en el ojo internacional, la visibilidad será para el talento, los niños querrán jugar beisbol por lo logrado en los Olímpicos, es un gran reto y tenemos el talento, pelearemos la medalla de oro. Le dejaré claro a todos los integrantes la responsabilidad y reto: no queremos hacer historia solo por ir a competir, eso es ser parte de la historia… hacer historia es ganar una medalla, primero Dios que sea el oro”, dijo.

Y hay que decirlo, la capacidad, destreza, y buen oficio de Benjamín Gil desde el dogout no está a discusión. Es un ganador y sin duda se encuentra en el mejor momento de una carrera que despegó en los últimos años y que hoy lo tiene frente al mayor reto de su trayectoria deportiva. Tokio lo puede catapultar aún más alto si logra hacer
historia, como él mismo lo ha planteado, pero antes, tendrá que hacer una difícil elección de su roster, y ojalá pueda llevar a la gente que él considere le será de utilidad para enfrentar el más difícil escollo antes de alcanzar la gloria de las medallas en Japón.

Opinió[email protected]

@salvadorcosio1