VUELACERCAS

junio 5, 2021

VUELACERCAS

El brutal golpe al rostro de Pillar

Por Salvador Cosio Gaona

Cuando todavía se tiene muy fresco en la memoria el brutal golpe que recibió en el rostro el jardinero estelar de los Mets de Nueva York, Kevin Pillar, durante el partido que su equipo disputó el domingo 16 de mayo y ganó por 3-1 ante los Bravos de Atlanta; desde inicios de la presente semana se encuentra ya de nuevo en el campo de pelota, aún con protección especial por los cuidados extremos que debe tener tras las fracturas que le ocasionó el impresionante pelotazo.

Hay que recordar que Kevin Pillar sufrió múltiples fracturas en la nariz como consecuencia del pelotazo que recibió en la parte alta de la séptima entrada del partido que se disputó en el Truist Park, de Atlanta. Pillar tuvo que abandonar el diamante después de ser golpeado por la pelota que le lanzó Jacob Webb, relevista de los Bravos, a una velocidad de 153 kilómetros por hora.

Luego de ser atendido por el cuerpo médico de los Mets, Pillar salió del terreno por su cuenta.

Posteriormente se le realizó una prueba de resonancia magnética y se determinó que sufrió múltiples fracturas nasales.

El pelotero de los Mets publicó un tuit aproximadamente una hora después del partido, resaltando incluso el hecho de que el pelotazo produjo la carrera de la victoria.

“Gracias a todos los que me han contactado”, publicó Pillar. “Fue un momento aterrador, pero estoy bien. #Impulsada #DefinióLaVictoria”.

Las bases estaban llenas cuando Pillar fue golpeado por un pitcheo de Webb. El receptor de los Mets, James McCann, anotó y el equipo metropolitano de la Liga Nacional se puso con ventaja de 2-0 en la pizarra.

El accidente causó gran conmoción por lo espectacular del impacto en el rostro de Pillar y de inicio los pronósticos no lucían nada alentadores, incluso se llegó a dudar de que pudiera salir por su propio pie del campo y hasta se temió por una fractura cerebral, pero de manera sorprendente, Pillar dijo el lunes a los periodistas que su objetivo era regresar a la alineación titular el miércoles. Dijo que los huesos de su nariz no se curarán por completo durante cuatro a seis semanas, por lo que usaría una máscara mientras juega en el campo o cuando esté en las bases, pero no cuando esté bateando. Dijo que ahora tendrá un C-Flap en su casco para brindarle una sensación de seguridad cuando esté bateando.

Pero no tuvo que esperar hasta el miércoles, pues su regreso al diamante se dio el martes, durante el duelo entre los Metropolitanos y los Diamondbacks, celebrado en Chase Field y el cual terminó con victoria para los neoyorquinos por marcador de 6-2. Durante la séptima entrada del compromiso, el jardinero tomó el lugar de Jacob deGrom en el orden al bat (noveno) y se encargó de cuidar el prado izquierdo; en su labor tuvo dos apariciones en el plato y conectó un hit.

De acuerdo con Diario Libre, el número de bateadores golpeados por pitcheos sin control o wild pitches se ha elevado «en los últimos años». Las estadísticas indican que los pelotazos ocurren 0,47 veces por juego en lo que va de la temporada de 2021, mientras que en 2011, el índice era de 0,32.
A continuación cinco casos impactantes se registraron en las grandes ligas:
El 16 de agosto del año 1920 falleció Ray Chapman de un pelotazo proveniente del brazo de Carl Mays. Aquel día se enfrentaban Yankees de Nueva York contra el equipo de Cleveland. Un lanzamiento descontrolado del abridor Carl Mays dio justo en la cabeza del torpedero, quien cayó fulminado. Según el portal Albat fue tan fuerte el golpe que Chapman recibió que se pudo escuchar en las tribunas del estadio, cuyos espectadores no podían creer lo que había sucedido.

En mayo de 2016, Jean Segura, infielder dominicano de Grandes Ligas, recibió un pelotazo en la cabeza, procedente de un lanzamiento del serpentinero Arquímedes Caminero de los Piratas de Pittsburgh. Según Fansided, la recta fue de 96 MPH. Minutos de tensión se vivieron en el PNC Park de Pittsburgh porque el segunda base no se movió luego del impacto. El torpedero fue llevado al hospital y mostró síntomas de conmoción cerebral.

El portal Séptima Entrada reseña que en las ligas mayores del béisbol sucedió el pasado abril de 2021 un episodio aterrador cuando Bryce Harper, el jardinero estrella de los Phillies de Filadelfia, tuvo que dejar el partido luego de que Genesis Cabrera, relevista de los Cardenales de San Luis, le diera un pelotazo de 97 millas por hora en la cara durante la sexta entrada. El momento causó controversia, pues el bateador sangró profusamente tras el golpe.

En septiembre de 2014, el toletero Giancarlo Stanton recibió un brutal pelotazo en el rostro por parte del tirador Mike Fiers de los Cerveceros de Milwaukee. Stanton cayó al suelo ante la mirada de Fiers, que se llevó sus manos a la cabeza. El jardinero de los Marlins de Miami sufrió fracturas en la cara y pérdida de varios dientes, de acuerdo con Fansided.

Con el mayor número de pelotazos recibidos, el venezolano Ronald Acuña Jr., de los Bravos de Atlanta, lleva récord de 22 golpes de este tipo en su carrera de cuatro años en las Grandes Ligas. De esta forma, superó la cantidad de bolazos recibidos durante toda su carrera de la leyenda de los Bravos Chipper Jones, quien disputó 19 temporadas con los Bravos y en todo ese tiempo recibió 19 pelotazos, en un total de 2.499 encuentros en la MLB.

Opinió[email protected]
@salvadorcosio1