VUELACERCAS

junio 3, 2021

VUELACERCAS

Giovanny Gallegos en apuros por supuesta trampa

Por Salvador Cosio Gaona

Apenas en mi colaboración anterior comentaba que Major League Baseball (MLB) se aprestaba para reforzar el monitoreo de las pelotas como parte de una campaña para reducir su manipulación con sustancias prohibidas, luego de que ha sido del dominio público durante muchos años el uso de estás para el mejor manejo por parte de lanzadores de béisbol, y al día del hoy ya se tiene conocimiento de al menos cuatro casos de Peloteros, -aunque estos de Ligas Menores-, que han sido sancionados por incurrir en dicha falta al reglamento de competencia.

De acuerdo con información de The Associated Press, cuatro lanzadores de ligas menores han sido suspendidos esta temporada por la Major League Baseball luego de ser descubiertos usando sustancias externas ilegales para alterar pelotas de béisbol, lo que indica una represión más fuerte en el sistema de fincas del juego que en las grandes ligas durante una racha históricamente dominante por parte de los lanzadores.

El lanzador derecho de la organización de los Chicago White Sox, Marcus Evey del equipo Clase A baja en Kannapolis recibió una suspensión de 10 juegos de MLB después de que fue expulsado de un juego el 13 de mayo cuando los árbitros descubrieron una sustancia extraña.

Tres jugadores más fueron suspendidos 10 juegos después de ser expulsados el fin de semana pasado: Sal Biasi del equipo Clase A Alta en Winston Salem, también en el sistema de los White Sox; Kai-Wei Teng del equipo Clase A Alta en Eugene con los San Francisco Giants; y Mason Englert del equipo Clase A baja en Down East con los Texas Rangers.

Se sospecha que el uso de sustancias pegajosas elaboradas en casa, las que a menudo incluyen protector solar y resina de pino, se ha disparado en las últimas temporadas, ya que los lanzadores han aprendido hasta qué punto las cosas pegajosas ilícitas pueden aumentar la velocidad de giro de sus rectas, haciendo que los lanzamientos sean más eficaces.

Muchos creen que la proliferación de esas ayudas para el agarre es parcialmente responsable de la caída libre en los números ofensivos en el béisbol. Ya se han logrado seis juegos sin hits esta temporada, uno menos que el récord desde 1900, y el promedio de bateo de .236 de la liga fue el más bajo hasta el 31 de mayo desde 1968.

MLB tiene una reunión de propietarios programada regularmente el jueves, según varios informes, y se espera que el uso de sustancias extrañas esté en el expediente.

Ha habido una mayor supervisión en las mayores con esfuerzos para inspeccionar más pelotas de béisbol esta temporada, pero la recopilación de datos no ha dado lugar a sanciones para los jugadores. Las suspensiones a nivel de Grandes Ligas están sujetas a negociación con la asociación de jugadores. Los jugadores de ligas menores no tienen sindicato.
El as Trevor Bauer, ahora con los Los Angeles Dodgers, instó enérgicamente y públicamente a MLB a tomar medidas con respecto a las reglas existentes que prohíben sustancias al principio de su carrera. Se quedó callado sobre el tema la temporada pasada, cuando su propia tasa de giros se disparó cuando ganó el premio Cy Young de la Liga Nacional con los Cincinnati Reds.

El mánager de los St. Louis Cardenals, Mike Shildt dijo la semana pasada que las sustancias pegajosas utilizadas por los lanzadores son “el pequeño y sucio secreto del béisbol” luego que al derecho de los Cardinals Giovanny Gallegos se le ordenara cambiar de gorra cuando los oficiales detectaron una sustancia en la misma. Shildt creía que Gallegos estaba siendo señalado injustamente por una ofensa ampliamente cometida.

“¿Gio se puso protector solar en algún momento de su carrera para asegurarse de que no contraiga algún tipo de melanoma? Posiblemente”, dijo Shildt. “¿Usa resina de pino para ayudarse? Posiblemente. ¿Son estas cosas las que el béisbol realmente quiere reprimir? No.”

MLB decidió antes de esta temporada aumentar su monitoreo de pelotas de béisbol en un intento de suprimir el uso de sustancias extrañas por parte de los lanzadores.

Un memorando publicado en marzo del vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol de MLB, Mike Hill, a los equipos presentaba un plan de tres puntos para tomar medidas enérgicas que incluía oficiales de cumplimiento del día del juego para monitorear áreas cercanas al campo, un sistema para enviar pelotas de béisbol que salen del juego a la oficina del comisionado para su inspección y una revisión de los datos de MLB Statcast para analizar los cambios en las velocidades de giro entre los lanzadores sospechosos de usar sustancias extrañas.
La supervisión no ha dado lugar a ningún castigo conocido.

GIOVANNY GALLEGOS

Durante el juego del miércoles 26 de mayo, la gorra del lanzador mexicano de los Saint Louis Cardinals, Giovanny Gallegos, fue confiscada ante la sospecha de contener una sustancia prohibida.

Ese día Cardinals lograron una blanqueada de cuatro carreras sobre los Chicago White Sox. No obstante, la tensión se apoderó del dugout de los ganadores en la antesala de la séptima entrada, cuando el umpire veterano Joe West se acercó al serpentinero mexicano para confiscar su gorra.

Luego de la labor del pitcher Genesis Cabrera, el manager Mike Shildt solicitó la presencia del originario de Ciudad Obregón, Sonora, en la lomita para continuar con el camino a la victoria. No obstante, cuando corrió desde el bullpen ubicado en la parte posterior del terreno de juego, el referee de segunda base Dan Bellino notó algo sospechoso en su gorra, por lo que dio aviso West, encargado del home.

Al notar el cuestionamiento de los jueces, Gallegos argumentó que la sustancia correspondía al protector solar que se aplicó antes de ingresar al diamante. Al notar la situación, Shildt se acercó a la escena y reclamó airadamente al principal, motivo por el cual fue expulsado del encuentro.

Antes de continuar, el umpire solicitó al mexicano que se colocara otra gorra, pues la polémica fue confiscada. De igual forma será enviada a las oficinas de la Major League Baseball (MLB) en Nueva York, donde será examinada con mayor detalle y, así decretar una posible sanción por el uso de sustancias no permitidas para los pitchers.

Aunque no fue confirmado el componente que desencadenó la acción del umpire, podría tratarse de resina de pino. Se trata de una sustancia viscosa y pegajosa extraída del tronco de dicho árbol. Su naturaleza permite que los jugadores de beisbol tengan un mejor agarre en los artefactos que manipulan. (Infobae 27/05/21).

Así, habrá que esperar a conocer los resultados de la investigación, deseando que nuestro compatriota sea exonerado de cualquier señalamiento y no resulte ser el primer pitcher castigado por hacer trampa con las pelotas en la actual temporada.

[email protected]
@salvadorcosio1