Un azteca en el Estrellas del Futuro; otro ascenso a Reyes

julio 6, 2019

Tirabuzón

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la participación del  jugador de cuadro, Isaac Paredes, por cuarto año consecutivo habrá un mexicano en el Juego Estrellas del Futuro, mañana domingo, dentro de las actividades del clásico de media temporada programado para el martes 9, en el Progressive Field de los Indios de  Cleveland.

El prospecto de los Tigres de Detroit, este año asignado en clase AA, saldrá a escena detrás del pitcher Francisco Ríos (Toronto), el jardinero Alex Verdugo (Dodgers) y el infielder de los Padres de San Diego, Luis Urías.

Paredes, también convocado para el Juego de Estrellas de la Liga del Este, no rinde una actuación de relumbrón para la sucursal Erie SeaWolves (.259, 6, 33), pero los expertos lo consideran entre los mejores del espectro estadounidense, cotizando en la posición 84.

Los adelantos del veinteañero nativo de Hermosillo pudieron apreciarse en la pasada edición de la Liga Mexicana del Pacífico, donde pertenece a los Yaquis de Ciudad Obregón (.234, 4, 24) y fue de los más candentes en playoffs y serie final que la tribu perdió ante los Charros de Jalisco.

Paredes se convertirá en el azteca 25 en el evento y se conoce que solo seis de los convocados no llegaron al Big Show:  Randey Dórame  (2000), Luis Alfonso García (2001), Gerardo García (2002), Jesús Cota (2005), Sebastián Valle (2011) y el mencionado Ríos (2016), actualmente en las filas de los Diablos Rojos.

FIELES a la costumbre de subirlo una vez por  mes, los Padres de San Diego llamaron nuevamente a Gerardo Reyes (4-0, 10.67) de su sucursal Chihuahuas de El Paso (AAA) y el tamaulipeco tuvo la que se considera su mejor actuación en las Mayores (2e, 1h, 0c, 0b, 4k), en Dodger Stadium.

Con esta ya son cuatro los ascensos del tamaulipeco de 26 años en el recorrido de su debut que arrancó en abril, una historia inédita por lo puntual de cada llamado y prontitud con que obtuvo sus primeras victorias, a pesar de su efectividad.

No obstante, en 14 relevos y 14 innings y un tercio, Reyes suma 21 chocolates a cambio de 7 bases por bolas, haciendo gala de una velocidad  que oscila entre  97 y 98 millas, pero que en las menores en ocasiones le llegó a las 100.  

 LOS “júniors” hicieron ruido en el draft de la Liga Mexicana del Pacífico, verbigracia Milán (José) Tolentino (Mexicali), Mateo (Benjamín) Gil (Culiacán), Sergio (Omar) Gastélum (Ciudad Obregón) y Elmer Dessens Miramontes  (Hermosillo).

Pero entre los chamacos seleccionados destacaron un nombre y apelativo de tercera generación: Ildefonso Ruiz (Culiacán), cátcher y jugador de cuadro del béisbol colegial estadounidense y oriundo de Tijuana.

Su abuelo, homónimo, fue un recio bateador de los sesenta en ambas ligas y el primero en conectar 3 jonrones en un juego en la hoy LMP, en la trinchera de los Tomateros,  el 23 de noviembre de 1966, en el estadio Abelardo L. Rodríguez de Guaymas.

Ruiz,  quien utilizaba espejuelos, murió de cáncer a principios de los setenta, después de rendir su mejor verano, en 1970, para los Algodoneros de Unión Laguna: .326, 24 cuadrangulares y 99 impulsadas.  

 

OBSERVACIONES.-  Procedente de Taiwán, el italiano Alex Liddi (.344, 2, 20) cayó de pie como refuerzo de los Leones de Yucatán, la novena de los Arellano Hernández que tras una primera vuelta para el olvido, arrancó la segunda ganando las primeras cuatro series… El zurdo de los Generales de Durango, Amilcar Gaxiola (4-1, 3.39), compila 4-0 y 1.93 en carreras limpias, en sus pasados cinco inicios.

.        

[email protected]

[email protected]