Toros y su gran equipo

febrero 21, 2019

Séptima entrada

CONFERENCIA.- Escuchamos, con mucha atención, la conferencia de prensa que dieron ayer en Tijuana los directivos y parte del cuerpo técnico del equipo Toros de Tijuana. A la hora de tomar la palabra, el manejador Oscar Robles no se anduvo con rodeos cuando dijo: “Vamos por el campeonato”. Y como no, los tijuanenses han conformado un tremendo equipo con 17 jugadores que por vez primera estarán con este conjunto.

NOMBRES.- Ha llamado poderosamente la atención el roster que tendrá el equipo que le dan a Oscar Robles. Nombres como Rickey Álvarez, Dariel Álvarez, Jesús “Cacao” Valdez, Luis Alfonso “Cochito” Cruz, Raúl Valdez, Henry Urrutia, entre otros. Por supuesto que no se armaron solamente en la ofensiva, el pitcheo también se ha reforzado y cuando menos en el papel, se ve un equipo que va por el título.

SUERTE.- Regresando con el manejador de Toros, Oscar Robles, por supuesto que como él lo admitió, está ante una gran responsabilidad. Con el trabuco que le están los directivos, los resultados deben ser al cien. Pero todos sabemos que en el beisbol las cosas no siempre salen como se desean. Hay situaciones que no están al alcance de un manejador. Las bajas de algunas estrellas, las lesiones y otras situaciones que intervienen para que las cosas no salgan a pedir de boca.

PREGUNTAS.- Evidentemente se imponen algunas interrogantes acerca de Oscar Robles, que obvio merece la mejor de las suertes el torneo que empieza en abril. Una de ellas, en caso de tener una mala racha, ¿tendrán los directivos de la frontera, la paciencia para sostenerlo en el puesto?. Lo decimos porque todos sabemos cómo se las gastan algunos directivos del beisbol mexicano. Algo que todo estratega sabe perfectamente.

NO.- No es como en el mejor beisbol del mundo que tienen demasiada paciencia con sus pilotos. En MLB no se ve el despido constate como en el beisbol mexicano que a las primeras de cambio el estratega es enviado a su casa. Aquí existe la idea, casi generalizada, de que hay que cambiar al manager para ver si las cosas mejoran, cuando el piloto, en la mayoría de los casos, es el menos culpable.

BIEN.- Da gusto que aparezcan manejadores de nuevo cuño en la pelota mexicana. Pero las excesivas exigencias de muchos directivos, afectan el inicio de su carrera. No ven, cuando hay una mala racha, situaciones que deberían ser tomadas en cuenta y que arriba hemos citado. Llegan tres o cuatro descalabros, y ya están buscando apretar el botón del pánico. Entran los nervios y el dirigente es el que viene pagando los platos rotos.

LA SUERTE.- Muchos manejadores han tenido la mala suerte de no haber conseguido un título. Ni en verano ni en invierno. Pero esos pilotos son excelentes estrategas. Que la suerte no los ha socorrido, ese es otro boleto. Nombres de ellos, ustedes deben saberlos. Por algo siguen dentro de la pelota mexicana a veces como managers, otras veces como coach de banca para así aprovechar sus conocimientos y su experiencia.

IMPOSIBLE.- Lo hemos dicho otras veces, no vamos a encontrar un manejador perfecto. Ni en las mismas Grandes Ligas. ¿Por qué, entonces, ese desmedido afán de estar buscando managers que vengan a suplir al que tienen?. Es una práctica que difícilmente será erradicada. Tal vez sea cuestión de acostumbrarnos a esta práctica que a muchos disgusta bastante. Tal vez.

MERECE.- Hablando del manejador de Yaquis, para la próxima temporada, sería una injustica que no repitieran a Sergio Omar Gastélum. El ex segunda base llevó a un equipo que parecía traer poco para pelear el banderín, a la final aunque cayeron ante Charros que estaba destinado a llevarse la corona e ir a la Serie del Caribe aunque no les fue del todo bien.

AÚN.- Que en el último juego de la final en el estadio Charros aguantó más de lo aconsejable a Yoanner Negrín, sí, pero insistimos, no hay dirigentes perfectos. Lo aconsejable era irse con todo su bullpen porque no tenían mañana, no lo hizo y el descalabro no se hizo esperar. Con todo y eso, debe ser ratificado en el mando. Cuestión de un par de semanas, tal vez. No se puede esperar mucho, ya otros equipos están demostrando trabajo.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]