TIRABUZÓN

junio 2, 2020

Tirabuzón

Antonio Osuna venció al coronavirus

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- El cronista de los Algodoneros de Guasave, Apolonio “Poly” Figueroa, destapó el primer caso de coronavirus en el beisbol mexicano, el del ex bigleaguer Antonio Osuna, quien, sin embargo, ya  reposa totalmente recuperado en su natal Juan José Ríos, Sinaloa, de acuerdo al también columnista y conductor de noticias.

Osuna, papá del ex prospecto de los Dodgers, Lenix Osuna y tío del cerrador de los Astros de Houston, Roberto Osuna, salió a flote a pesar de padecer diabetes e hipertensión arterial,  porque a sus 47 años se mantiene en buena forma física.

Para los de la nueva ola que no lo conocieron  en “bombachos” y de la vieja, víctimas del imparable alzheimer, Antonio Osuna fue un relevista que eventualmente tiró sobre las 100 millas en Grandes Ligas (36-29, 21 rescates, 3.68 en carreras limpias y 501 ponches en 488 innings y dos tercios), rindiendo para Dodgers, Medias Blancas, Padres, Nacionales y Yanquis.

TRAS ser  embestido por un corredor en la primera base y el día libre para todos en la Liga de Corea del Sur, Roberto Ramos (.373, 10, 21), de 3-1 y un ponche, empuñando como designado, en la derrota de LG Twins por 2-0 versus Leones de Samsung.

Ramos, único pelotero profesional mexicano activo en días y noches del un letal brote que ha matado a 400 mil en el orbe, ha pegado hits en 22 de sus 24 cotejos y mantiene una ventaja de 3 jonrones en la cima.

 Allá mismo, el cubano ex bigleaguer, José Miguel Fernández, es líder en bateo (.465) e impulsadas (27), estrenándose con los Osos de Doosan, quienes lo firmaron por un año y 400 mil dólares, más un bono de 50 mil de los verdes.

Fernández, que juega en la antesala y primero cojín, se encamina a levantar la mejor cosecha de su trayectoria en la pelota, incluidas sus andanzas en la Serie Nacional de su país, menores estadounidense y Big Show (.267, 2, 11, Anaheim).

AURELIO Rodríguez conectó 124 jonrones en su dilatada carrera en la mayores, uno de ellos, a la cuenta del  único pitcher azteca que se lo permitió,  Vicente “Huevo” Romo, el 26 de mayo de 1970 en Boston.

Rodríguez y su ocasional poder se distinguieron por plantarse sin complejos frente a los más duros de su momento, algunos que al final del camino fueron entronizados en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Ellos fueron, por estricto orden de aparición: Jim Catfish Hunter (2), Rollie Fingers, Nolan Ryan, el canadiense Ferguson Jenkins, el holandés—Países Bajos—Bert Blyleven, Jim Palmer (2) y Dennis Eckersley (2).

UN día como hoy, en 1998, Vinicio Castilla (3-1, 1b, 2cp) empalmó un jonrón de dos carreras en el fondo del noveno inning y los Rockies de Colorado se impusieron 3-2 a los Diamondbacks de Arizona, ante 42 mil 279 espectadores en el Coors Field.

Por los visitantes, Karim García, de 4-1.

También un 3 de junio, en 1982, Ramón Arano, de los Diablos Rojos, se convirtió en el primero y único hasta la fecha con 300 victorias en la Liga Mexicana, derrotando 6-5 a los Acereros de Monclova.

**”Yo soy como los demás. Tengo dos brazos, dos piernas y 4 mil hits”. Pete Rose.

 [email protected]