TIRABUZÓN

Por Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido al mal tiempo que impera en Guadalajara y su inmensa zona metropolitana y que afectó a los Mariachis de la Liga Mexicana, los Charros de Jalisco iniciaron ayer su pretemporada bajo techo, concretamente en una arena donde juegan los Astros de la Liga Nacional de baloncesto.

El sitio escogido podría ser una señal de cómo andan las cosas en las negociaciones por la supuesta venta del club de la Liga Mexicana del Pacífico, considerando quién es el dueño de la patente del deporte ráfaga.

Nada más y nada menos que Salvador Quirarte, cabeza más que visible de una de las partes del conflicto que detonó hace más de un año y que fue llevado a los tribunales que han dividido resoluciones a favor de ambos bandos, según se estila en cualquier litigio de larga duración que se respete.

El gerente deportivo de los Charros, Ray Padilla, dijo que hay acercamientos con Roberto Osuna, quien se declaró en rebeldía en días pasados, pidiendo su cambio de equipo, asegurando que el ex bigleaguer reportaría el día 20 del mes patrio.

Y sin citar a Gabriel Gutiérrez, el cátcher titular desde que la franquicia operaba en Guasave y quien no aparece entre los invitados a los ensayos, comentó que Santiago Chávez, actualmente en la sucursal AA de los Marlins de Miami, ya está listo para ser el número uno.

Gutiérrez, quien pasa ahora por un buen momento con los Toros de Tijuana que anoche disputaron el primer juego de la serie final ante los Leones de Yucatán, estaría en una posición similar a la de Osuna con respecto a su futuro en la organización tapatía que juega en Zapopan, pero no ha sido mencionado por Padilla ni por ningún directivo conocido.

Padilla también anticipa a la competencia que contarán con seis extranjeros—la asamblea sólo autorizó a 5 en activo—y que sólo uno de ellos será bateador que acompañará a la base nacional (Agustín Murillo, Japhet Amador, José Manuel Rodríguez, Amadeo Zazueta, José Juan Aguilar, Missael Rivera, Julián Ornelas, etc.), catalogada la mejor del circuito.

UN día como hoy, en 1997, mientras dormía en su casa de Monterrey, falleció a los 58 años a causa de un infarto, Héctor Espino, el bateador que impuso récords aún vigentes en la Liga Mexicana del Pacífico y Liga Mexicana de verano.

El nativo de Chihuahua ganó 13 cetros de bateo en la LMP y 5 en la LMB, sumando en sus participaciones en ambas ligas y menores de Estados Unidos y nuestro país, 783 jonrones.

El domingo 7 de septiembre de 1975, liderando por 20 1/2 juegos, los Rojos de Cincinnati conquistan el banderín del Oeste de la Liga Nacional, con una victoria 8×4 ante los Gigantes de San Francisco.

Es la fecha más temprana en la historia de la liga de un club amarrando el pendón divisional.

**”El béisbol de antaño era menos técnico, pero más duro”: Héctor Espino.

EN seguidillas.- Los Rojos de Cincinnati devolvieron a AAA al utility Alejo López (.261, 0, 0). El capitalino iba de 4-0 en su segunda estancia en la gran carpa… Por el mismo tenor, Piratas de Pittsburgh envió a AAA al jugador de cuadro de la doble nacionalidad, Phillips Evans (.206, 5, 16), conocido de la afición de Mexicali… El relevista Luis Cessa se encamina a la mejor cosecha de su vida útil, compartiendo su esfuerzo con los Yanquis de Nueva York (3-1, 2.82) y Rojos (1-1, 1.88).

[email protected]

- Publicidad -

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -
- Publicidad -

Artículos recientes

TIRABUZÓN

DESTACAN VERDUGO Y URÍAS

SE PERDERÍA EL RESTO DEL AÑO

- Publicidad -
- Publicidad -