TIRABUZÓN

febrero 6, 2021

Tirabuzón

Colombianos siguen pagando el “noviciado”

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Los equipos colombianos, Vaqueros de Montería (0-5), en 2020 en San Juan y ahora Caimanes de Barranquilla (0-5), tienen el peor récord para un debutante en sus primeras dos participaciones en la Serie del Caribe.

Recientemente, en su reaparición, los cubanos tuvieron 1-3 en 2014 y 1-3 en 2015, pero en su segunda, en Puerto Rico, en semifinales vencieron a Venezuela y en la final a México, representados por los Vegueros de Pinar del Río, quienes superaron a los Tomateros de Culiacán.

Los panameños, Toros de Herrera, también sorprendieron en su regreso al clásico caribeño, en 2019, como anfitriones y dando cuenta en el juego decisivo de los Leñadores de las Tunas, de Cuba.

Y en cuanto a los clubes de la Liga Mexicana del Pacífico, con el rendimiento de los Naranjeros de Hermosillo (2-4) y Algodoneros de Guasave (1-5), en 1971 y 1972, en Puerto Rico y República Dominicana, respectivamente, quedan detrás de sus cofrades de la pelota del país sudamericano.

TRES de tres: Según reportes oficiales, los aficionados no ocuparon en la ronda eliminatoria, el 45 % autorizado en el Teodoro Mariscal (7 mil 200). La mejor asistencia se registró el lunes 1 de febrero, 5 mil 584, que vieron la derrota de la Liga Arco ante el trabuco de la Lidom.

La CBPC confirmó a República Dominicana para 2022, mientras desde La Habana, la Federación Cubana de Beisbol tundió en sus redes al comisionado Juan Francisco Puello Herrera, por declarar que Cuba volverá a la Serie del Caribe cuando “arregle sus políticas”.

El cátcher Adán Amezcua, el lanzador Rodrigo López, ambos contemporáneos en Tomateros, y el presidente de los Naranjeros de Hermosillo, Enrique Mazón Rubio, desde ayer nuevos miembros del Salón de la Fama de la Serie del Caribe.

EN su almanaque de 66 juegos 2021, la Liga Mexicana programó 4 series, dos por plaza—12 cotejos—entre Diablos Rojos y Tigres de Quintana Roo, protagonistas de la otrora “Guerra Civil”.

Eso garantiza, en lo que a la capital del país respecta, los probables únicos llenos en el año en el estadio Alfredo Harp Hélu, los fines de semana (11, 12, y 13 de junio) y (30 y 31 de julio y 1 de agosto).

No así en el Roberto Ávila del paradisiaco Cancún (18, 19 y 20 de junio) y (6, 7 y 8 de julio), cuyas 9 mil localidades con vista al estadio en el que jugaba el Atlante, rara vez se agotan, como si fuese el parque de pelota más grande del mundo.

UN día como hoy, el domingo 6 de febrero de 1977, Albino Díaz impulsó carreras con sencillos en el tercero y octavo innings, el veterano George Brunett superó en duelo a Ed Whitson y los Venados de Mazatlán vencieron 2 x1 a los Criollos de Caguas (Puerto Rico), en la Serie del Caribe celebrada en el estadio Universitario de Caracas.

Fernando López se adjudicó el rescate.

Fue el primer triunfo después de dos tropiezos para los campeones de la LMP que, eventualmente, sólo ganarían otro desafío, a los propios Criollos, en el cierre del torneo.

**”Si miras nuestro mundo, es un mundo de críticas”. José Canseco, el “padre” de los esteroides.

ENTRE suspensivos.- El fracaso de Caribes de Anzoátegui (1-4) prolongó a 12 años la sequía de Venezuela en la Serie del Caribe, recordando que cuando ganaron en 2009 en Mexicali, los Tigres de Aragua llegaron “barridos” al “nido”, a menos de 24 horas de su coronación… Entonces, sin incluir a Panamá y Colombia, nadie acumula más calendarios sin título que los venezolanos… Si en condiciones normales, tampoco era una constante, imagínense hoy que deben “fumigar” hasta el último rincón del Teodoro Mariscal: los triunfos y reveses de tardía consumación de los Tomateros no alcanzaron espacio en las ediciones impresas de los periódicos del país, incluso en territorio Mex Pac.

[email protected]