TIRABUZÓN

febrero 5, 2021

Tirabuzón

Panameños hacen historia con legión extranjera

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Robando reflectores a la Serie del Caribe, Charros de Jalisco y Sultanes de Monterrey se aventaron un 3 x 3 tan tempranero como parejo, en nueva secuencia del mosaico de transacciones del joven gerente de los regios, Jesús Valdez Jr., quien se ha echado a la bolsa a los aficionados.

Lo único que le han criticado fue su selección en la ronda de refuerzos para las semifinales, el primera base Carlos Muñoz, cuando estaban disponibles el candente Jesús Castillo, el bigleaguer en ciernes, Isaac Paredes, y el líder jonronero y productor Japhet Amador.

Pero con las adiciones de los jardineros Carlos Figueroa y el cubano Henry Urrutia y el pitcher de relevo Linder Castro, a cambio de los también guardabosques José Juan Aguilar y Félix Pérez y el lanzador Freddy Quintero, la balanza de los éxitos se sigue inclinando del lado de Valdez.

En Monterrey no olvidaron el desplante, vía redes sociales, del cubano Pérez previo al ciclo otoño-invierno por concluir, contrariado por el ajuste salarial, y también lo sacaron del concepto veraniego, enviándolo a los Bravos de León de la misma frecuencia “Pepe” Maiz-Multimedios.

Por otra parte, el canje es el detonante de la sacudida prometida por el operador de los Charros, Raymundo Padilla, después de la debacle del trabuco que por segundo año consecutivo mordió el polvo en primera ronda y de lo cual, el ex ejecutivo de los Tomateros de Culiacán, culpó, sin citar nombres, a algunos de sus estelares inconformes por la reducción de salarios.

NO fue José Samayoa, sino su veterano colega Walter Silva (2.2 Ip, 4h, 3c, 1jr, 1bb), tomado en corto en su casa de Mazatlán por los Federales de Chiriquí (Panamá), el primer mexicano en acción en una Serie del Caribe con un equipo extranjero y, además, enfrentando al representativo azteca.

Para algunos eso es una muestra más del desorden institucional en los clásicos, pero todo se vale en medio de una pandemia, independientemente de que la honra de las naciones está a salvo, tratándose de un torneo de clubes.

Los panameños suspendieron su torneo 2021 y para cumplir el compromiso armaron un combinado con hombres de los subcampeones de su liga 2019-2020, Federales, y de República Dominicana, Venezuela, Nicaragua, Estados Unidos y ahora México, bajo la conducción del cubano Alfonso Urquiola, campeón en 2015 en Puerto Rico, al frente de los Vegueros de Pinar del Río.

Como se observa, solamente les faltó un trainner chino y un bat boy yucateco, para proponer una fuerza multinacional jamás vista en el evento que en lo que toca al puerto sinaloense, anoche clausuró su “todos contra todos”.

UN día como hoy, el martes 5 de febrero de 1974, Maximino León lanzó 10 innings en sólo dos carreras, pero los Venados de Mazatlán cayeron 3-2 ante los Tigres de Licey, en el penúltimo día de la Serie del Caribe, en Hermosillo.

La labor del veracruzano es la más extensa para cualquier lanzador en la segunda etapa.

**”No es difícil ser bueno de vez en cuando en los deportes. Lo difícil es ser bueno todos los días”. Willie Mays.

EN seguidillas.- Yadier Molina bateó .250 (20-5) con un jonrón, 2 dobles, 3 producidas y 3 anotadas en los 5 cotejos de los boricuas Criollos de Caguas en la ronda eliminatoria… Aparte, obvio, de Águilas Cibaeñas, Federales (Panamá), Caimanes (Colombia) y Criollos, trajeron dominicanos en sus rosters…“Jarren Durán, cf de Puerto Rico, es mexicano (su padre Octavio Durán, es de Chihuahua). Jarren es elegible para ser convocado por México al beisbol de Juegos Olímpicos. (Enrique Rojas/ESPN).

[email protected]