TIRABUZÓN

febrero 1, 2021

Tirabuzón

El covid-19 no ahuyentó a los bigleaguers

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Sólo los Naranjeros de Hermosillo tienen más participaciones que los Tomateros de Culiacán en la Serie del Caribe, sumando los guindas con la en curso un total de 11, en un balance en el que por estrecho margen, con respecto a sus acérrimos rivales, ofrecen los mejores resultados entre los representantes de nuestro beisbol.

Sin considerar su debut en la 2021, frente a los colombianos Caimanes de Barranquilla, la novena de la familia Ley registra marca de 29-29 y un caudal de dos campeonatos (1996 y 2002) y cuatro segundos lugares (1985, 1997, 2004 y 2015).

Los Naranjeros, que al caer en la reciente final igualaron su sequía más prolongada– siete ciclos sin título–, tienen 30-47, dos coronas (1976 y 2014) y tres subcampeonatos (1975, 1992 y 2010), recordando que ellos fueron los que abrieron brecha, en San Juan, Puerto Rico 1971, y los primeros en conquistar el banderín, en 1976 en República Dominicana.

EL dominicano Félix Fermín, quien hoy lunes enfrentará con sus Águilas Cibaeñas a los Tomateros, está de vuelta en territorio Liga Mexicana del Pacífico en el que ha batallado, sin poder mostrar el músculo de los 6 títulos en la Lidom, 3 en la Serie del Caribe y uno en la Liga Mexicana.

El ex shorstop de Grandes Ligas llegó al circuito invernal en la segunda mitad del ciclo 2016-2017, para reemplazar a Homar Rojas en el timón de los Charros de Jalisco y no tuvo suerte, según cifras de 6-10 y supuesta enfermedad que lo bajó del tren.

Y volvió también avanzada la travesía, en diciembre 2018, para entrar al quite por Juan Castro en Mexicali, donde, usted lo sabe, los managers son víctimas de la impaciencia del propietario de los “Caballeros Águila”, Dío Alberto Murillo.

Fermín (9-23) fue esa vez el tercero de una procesión que abrió el venezolano Luis Sojo y su mayor mérito consistióen no haber sido botado en el recorrido en que los fronterizos no calificaron, aunque, naturalmente, no repitió para 2019-2020.

No creemos que a Fermín quite el sueño no haber levantado el vuelo en la hoy Liga Arco, pero podría ser uno de sus pendientes, presentando en su hoja de servicios la corona con los Sultanes de Monterrey en 2007.

UN día como hoy, el viernes 1 de febrero de 1974, un sencillo del emergente Benjamín Cerda contra el nudillero ligamayorista Charlie Hough en el noveno inning remolcó la carrera que dio a los Venados de Mazatlán un triunfo por 3-2 sobre los Tigres de Licey, en la inauguración de la primera Serie del Caribe celebrada en México, en el estadio nuevo de Hermosillo, todavía sin nombre.

El casi desconocido, Tom Lasorda, era el manager de los Tigres y el sonorense Ronaldo Camacho de los Venados.

**”Dirigir es como tener una paloma en la mano. Si lo sostienes con demasiada fuerza, lo matas, pero si lo sostienes con demasiada holgura, lo pierdes”. Tom Lasorda.

OBSERVACIONES: Águilas Cibaeñas arrancó ayer ante los Criollos de Caguas y Yadier Molina con un lineup apuntalado por seis bigleaguers vigentes, encabezados por Robinson Canó, y uno que quiere retornar,Melky Cabrera, además del pitcher de los Cardenales de San Luis, Carlos Martínez.

Los Tomateros regresaron a Mazatlán para disputar el clásico caribeño, a 43 años de su estreno en el puerto, en 1978 (1-5), y 36 de aquél plantel de 1985 (3-3) que peleó por el título obtenido por los Tigres de Licey (República Dominicana), el trabuco de José Rijo, Jorge Bell, José Fernández, David Green, José Uribe, Glen Davis y varios más.

El colombiano José Mosquera, de 34 años, es el manager más joven en la Serie del Caribe y el cubano Alfonso Urquiola (Federales) el de mayor edad (67), seguido por su paisano Miguel Álvarez (62), Anzoátegui, y a quien venció ayer, Fermín (57), Ramón Vázquez (Caguas), 53, y Benjamín Gil (48).

EN seguidillas.- Federales de Chiriquí (Panamá) traen en filas a Jonathan Arauz, torpedero que en 2020 debutó en Grandes Ligas con los Medias Rojas de Boston… El ex Águila de Mexicali, Joe Van Meter, abrirá por Águilas, mañana martes, contra los panameños… Precisamente, un joven dominicano, el prospecto de los Yanquis de Nueva York, Luis Medina, lo hizo ayer por los Criollos, encarando a algunos de sus ídolos del Cibao.

[email protected]