TIRABUZÓN

diciembre 30, 2020

Tirabuzón

Un Algodonero y un guasavense, candidatos

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Por segundo invierno consecutivo, un pitcher de los Tomateros de Culiacán consiguió contrato para el beisbol de Taiwán, cuyas finanzas lo convierten en el cuarto circuito en el orbe que mejor paga, detrás de MLB, Japón y Corea del Sur.

Hace un año, fue el zurdo Manuel Bañuelos y en 2020 es el turno del nicaraguense Juan Carlos Ramírez (4-2, 1.74), también con los Guardianes de Fubon y que por cierto está fuera del roster de los guindas y quién sabe si pueda estar en los playoffs.

Aclarando que los respectivos acuerdos se dieron en diferentes contextos. El duranguense, quien aguantó hasta la Serie del Caribe celebrada en San Juan, Puerto Rico, firmó en el verano, luego de ser liberado por los Marineros de Seattle.

LA potente Liga Dominicana, la mejor de la Confederación de Beisbol del Caribe—a decir del puertorriqueño Lino Rivera–, se convirtió en la primera que bajó la cortina de su rol regular y sacó el trámite de un “repechaje”, en el que Estrellas Orientales y sus bigleaguers Robinson Canó y Fernando Tatis Jr., avanzaron a semifinales.

La Lidom agendó la edición de la pandemia de tal manera que de no presentarse inconvenientes, tendrán campeón a más tardar el 20 de enero, 11 días antes del inicio de la Serie del Caribe en Mazatlán.

Los playoffs, a eliminación directa y a un máximo de siete batallas que reemplazarán al “round robin”, empezarán el próximo sábado y la final por el gallardete entre el 11 y 12 del primer mes del ya esperado 2021.

En los últimos años y tras la caída del telón en la Liga Mexicana del Pacífico, el penúltimo día del año, los clubes dominicanos se surtieron a discreción con los peloteros libres acá, nativos y extranjeros.

Hoy, quién sabe, por obvias epidemiológicas razones, la desaparición del “todos contra todos” y la presencia de estelares del calibre de Vladimir Guerrero, hijo, Canó, Tatis, Yasiel Puig y varios más de menor rango, pero de apasionada entrega a toda prueba.

Al respecto, en la Liga Arco que finaliza hoy miércoles, como ya es costumbre, brillaron por su ausencia los pocos consagrados vigentes, excepto el relevista Sergio Romo que los Charros de Jalisco esperan sacar de la lista de “paternidad”, rumbo a la inminente postemporada.

Igualmente, llegaron, el prospecto de los Tigres de Detroit, Isaac Paredes (Mazatlán), Héctor Velázquez (Ciudad Obregón), ahora de los Astros de Houston y el novato de los Cardenales de San Luis, Jesús Cruz (Jalisco).

EN seguidillas.- El derecho Luis Fernando Miranda (8-2, 3.86), de los Algodoneros, sería el sexto Novato del Año y tercer lanzador en la historia de Guasave… Otro guasavense, el utility de los Charros, Missael Rivera (.364, 1, 14), quien anteanoche igualó un récord realmente difícil– dos triples en una jornada–, es un estupendo candidato como sustituto en los días de asueto del camarero José Manuel Rodríguez y en este mes del convaleciente torpedero Amadeo Zazueta… Limitado a 4 juegos a causa de malestares físicos, el Naranjero José Samayoa (0-1, 5.17) se irá sin victorias por primera vez desde 2013-2014 (0-1, 3.08) y 2014-2015 (0-0, 7.00).

**”Podrías preguntar a cualquier jugador de posición y te dirán: ‘los lanzadores no son atletas’”. Curt Schilling.

[email protected]