TIRABUZÓN

noviembre 18, 2020

Tirabuzón

Renuncia quien terminó maldiciones de Boston y Chicago

Por Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- El cotizado ejecutivo Theo Epstein sacó sus cosas de la oficina de los Cachorros de Chicago, donde en una de sus 9 temporadas acabó con la sequía de más de un siglo sin título de Serie Mundial, en 2016, y la cual se achacaba a un tabernero iracundo porque no dejaron entrar a la cabra que más apreciaba al Wrigley Field.

Previamente, en 2004, Epstein terminó con la “maldición del ‘Bambino’” que tuvo a los Medias Rojas de Boston de rodillas desde 1918 y añadió la corona de 2007 para dejar en claro que no fue casualidad.

Todavía hay clubes que necesitan de los servicios de un “caza fantasmas” probado y certificado, como Epstein, verbigracia, los Indios de Cleveland, que en el año de la pandemia cumplieron 72 años de su más reciente campeonato.

LA Liga Roberto Clemente de Puerto Rico empezará hasta diciembre, pero los Sultanes de Monterrey ya despacharon a Danny Ortiz y lo reemplazaron con el brasileño prestado por los Yaquis de Ciudad Obregón, Paulo Orlando (.282, 3, 11).

El debutante boricua participó en los 17 juegos antes del paro y dijo adiós sin haber conocido 8 de las 10 plazas, pues la bitácora consigna que en el camino solo estuvo en Mexicali, después de cancelarse el “tour” por Mazatlán y Hermosillo.

Ortiz, quien en 2019 se estrenó con éxito en la Liga Mexicana en la trinchera de los Pericos de Puebla (.318, 42, 114), bateó .298 con tres palos de vuelta entera y 12 remolcadas para los Sultanes que esta semana andarán por Navojoa y Guasave.

PORQUE en sus tiempos no se pagaban los estratosféricos salarios de hoy, el ex receptor Johnny Bench, vendió en una subasta lo más valioso de su alhajero, dos anillos de Serie Mundial, además de trofeos de MVP y varias reliquias.

Se aclara que el considerado uno de los mejores de la historia no se encuentra en “bancarrota”, sino previniendo el futuro en aras de solventar los gastos escolares de los más pequeños de la “prole” de su cuarto matrimonio, obteniendo ganancias cercanas a dos millones de dólares.

De acuerdo a Baseball Reference, en 17 años de trayectoria, el inmortal del Salón de la Fama de Coopertown acumuló una fortuna estimada en 2 millones 970 mil de los verdes, monto que en la actualidad se lleva en un año, muerto de la risa, un ligamayorista de regular calibre.

UN día como hoy, el martes 18 de noviembre de 1992, Armando Valdez tiró un juego sin hit ni carrera en 9 innings y los Algodoneros derrotaron 10-0 a los Yaquis de Ciudad Obregón, en el estadio Francisco Carranza Limón.

OBSERVACIONES: El ex bigleaguer venezolano de los Mayos, Félix Doubront (2-2, 1 Sv, 2.25), va 2-0, 1.23 en efectividad, 8 chocolates y 4 boletos, en 14 innings y dos tercios, en aperturas consecutivas versus Charros de Jalisco y Sultanes.

A los 85 años, víctima de covid-19, murió Lindy McDaniels, genuino guerrero de los diamantes y otro ejemplo de la “enorme distancia”, en lo que a riñones se refiere, entre los lanzadores de ayer y hoy.

Sus números: 141-119, 174 rescates, 3.45 en carreras limpias, 18 juegos completos, 2 blanqueadas, 1,361 ponches y 623 bases por bolas, en 2,139 innings, a su paso por Cardenales (8), Cachorros (3), Yanquis (6), San Francisco (3) y Kansas City (2).

**” Un estadio de beisbol es el único lugar donde a las esposas no les preocupa que sus maridos se fijen en las curvas de otros”. Brendan Francis.

[email protected]