TIRABUZÓN

noviembre 11, 2020

Tirabuzón

Más contagios meten ruido en el receso

Por Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras en Los Mochis lo esperan agobiados con los Cañeros en el limbo– siete derrotas consecutivas–, el jugador de cuadro Ramón Urías también hará una escala en la CDMX, como invitado especial a la Copa Juntos por México, previo a su incorporación a los verdes.

Para los fundamentalistas, es una sutil manera de demostrar quién es quién en el control sobre los peloteros con todo y su etiqueta ligamayorista, en ciernes en el caso de Urías que fue primicia de los Orioles de Baltimore en 2020 y de rango estelar el hoy agente libre Roberto Osuna.

Y no serían los únicos, pues se conoce que igualmente giraron atenta y cordial invitación a Julio Urías y Víctor González, pero hasta ahora no había respuesta de los zurdos que lucieron en el escaparate de la postemporada del Big Show.

INCONTROLABLE y a menos de una semana del paro en la Liga Mexicana del Pacífico, la pandemia agregó 6 nuevos positivos, todos de los Charros de Jalisco, cuya temporada ha sido de regular a mala (9-11).

Entre los contagiados se encuentran el lanzador de los Cardenales de San Luis, Jesús Cruz, uno de los siete debutantes en Grandes Ligas en 2020 y que todavía no había tirado en la actual temporada.

La nueva “aportación” del covid-19 supone zozobra e incertidumbre desde la sesgada óptica de aquellos que quisieran ver paralizada a la Liga Arco, pero mantienen firme la fecha de reanudación, el próximo martes 17.

BRANDON Martin era un prospecto de los Rays de Tampa Bay cuando en 2011 y con etiqueta de “no puede fallar”, recibió un bono de más de 800 mil dólares en 2011, a los 18 años, como primera ronda del draft amateur.

Sin embargo, el joven campo corto de color—así decían antes a los negros– nunca transitó más allá de las categorías rookie y clase A (.211, 18 jrs., 74 cp, en 155 juegos). La paciencia se acabó y lo liberaron en 2015.

Hoy, a los 27 cumplidos, es sujeto a cadena perpetua tras matar, literal, a “batazos”, a su padre, un tío y a dos personas más, en Corona, California, librando la mítica “silla eléctrica”, porque la pena de muerte fue abolida hace mucho tiempo en ese estado.

LA Confederación de Beisbol del Caribe publicó el calendario de la Serie del Caribe 2021, la primera de su historia que será inaugurada el último día de enero. Ahora falta una vacuna para que la fiesta no se cancele o el virus ahuyente a los turistas que llegan de donde quiera.

Otra: Los Sultanes de Monterrey dieron la bienvenida al brasileño Paulo Orlando (.284, 3, 11), cortesía de los Yaquis de Ciudad Obregón, pero tendrán que dejar ir al puertorriqueño Daniel Ortiz (.298, 3, 12), debido a compromiso contraído en la pelota de su país, que arranca el 1 de diciembre, con los Indios de Mayaguez.

Una más: el ex shorstop Fernando Elizondo se integró a las prácticas de los Charros, después de superar el coronavirus como enfermo de alto riesgo, a los 64 años y de los decanos en roles de coucheo junto a Leo Rodriguez (Monterrey) y Juan Francisco Rodríguez (Hermosillo).

Y, murió en Venezuela Johnny Paredes (1962-2020), ex bigleaguer de breve paso con Tigres de Detroit y Expos de Montreal (.211, 1, 11) y en la Liga Mexicana con los Rojos del Águila de Veracruz en 1995. El cáncer le ganó la batalla.

**”El beisbol es un juego diseñado para ser saboreado, no para atragantarse con él. Tienes tiempo de discutir entre cada lanzamiento y entre innings”. Bill Veeck.

[email protected]