TIRABUZÓN

octubre 20, 2020

Tirabuzón

Valenzuela y Urías, inevitable cruce

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Por segundo año consecutivo un relevista mexicano ganó el juego que condujo a su equipo a la Serie Mundial, ambos sinaloenses y en roles protagónicos distintos, como se verá más adelante.

En 2019, después de permitir un jonrón de dos carreras a DJ LeMahieu que empató el score en el noveno inning, Roberto Osuna (1 IP, 2 H, 2 C, 2 K) se encontró, literal, con el triunfo que dio el pase a los Astros de Houston en el sexto desafío, gracias al recordado jonrón del venezolano José Altuve contra el estelar taponero de los Yanquis de Nueva York, el cubano Aroldis Chapman.

Y en el año de la pandemia, panorámico batazo de vuelta entera de Cody Bellinger culminó la reacción de los Dodgers de Los Ángeles y premió épicos tres innings del zurdo Julio Urías frente a los Bravos de Atlanta que no pudieron rematar a quienes tuvieron de rodillas (1-3), en el diamante neutral de Arlington, Texas.

Pero no son los únicos. La historia cuenta que en el ya lejano 1981, un lunes 19 de octubre, Fernando Valenzuela se impuso a los Expos de Montreal, 2-1, en el quinto y decisivo de la serie de campeonato, cuando en el noveno rollo, Rick Monday quebró empate volándose la barda del estadio Olímpico, sobre un lanzamiento de Steve Rogers.

Naturalmente, eran los días y noches de la desatada “Fernandomanía” y el joven sonorense siguió animando la fiesta mexicana solo interrumpida durante más de dos meses por la huelga, tirando 8 innings y dos tercios (3H, 1 C, 3 BB, 6 K).

Eso y otros cinco éxitos de Urías en postemporada han provocado inevitable cruce de sus distantes trayectorias y en el cual el “Culichi” se proclamó máximo ganador azteca (6-2, 2.84), guste o no a quienes mantienen al Toro (5-1, 1.98) en su pedestal.

URÍAS y Víctor González serán los nativos 15 y 16 en la Serie Mundial y en total, 17, contemplando al México americano Sergio Romo, en una historia de vencedores, excepto, el segunda base Roberto Ávila (Cleveland), 1954; el tercera base Aurelio Rodríguez (Yanquis), 1981; el jardinero Karim García (Yanquis), 2003, y Roberto Osuna y José Urquidy (Houston), en 2019.

Otra: recordemos a los que actuaron y obtuvieron su anillo de campeones: Horacio Piña (Oakland), 1973, Enrique Romo (Pittsburgh), 1979, Fernando Valenzuela (Dodgers), 1981, Aurelio López (Detroit), 1984, Jorge Orta (Kansas City), 1985, Erubiel Durazo (Arizona), 2001, Benjamín Gil (Anaheim), 2002, Jaime García (San Luis), 2011, Fernando Salas (San Luis), 2011 y Romo (San Francisco), 2010, 2012 y 2014.

Una más: González, el siniestro nayarita que inició el reducido ciclo “veinte-veinte” en el campo alternativo de las menores, se perfila como el segundo mexicano en la Serie Mundial en el año de su debut, apenas detrás del mazatleco Julio Urquidy (Houston), en 2019.

Y, el umpire de Zacatecas Alfonso Márquez, que en 2020 se estrenó en la jefatura de una cuarteta, seguirá esperando su cuarta Serie Mundial (2006, 2011, 2015), tras trabajar este año en la “Wild Cards” Dodgers-Cerveceros y en la divisional Dodgers-Padres.

OBSERVACIONES: la grandeza de los Dodgers en sus etapas en Brooklyn y Los Ángeles no está a discusión, pero el balance de sus anteriores 23 participaciones en el clásico de octubre, inevitablemente los proyecta poco eficaces, con apenas seis banderines, cinco (1959, 1963, 1965, 1981 y 1988), en su estancia en la urbe californiana que data de 1958. Mordieron el polvo en 1966, 1974, 1977, 1978, 2017 y 2018

Los Rays, derrotados en su primera “World Series”por los Filis de Filadelfia (4-1) en 2008, intentarán convertirse en la tercera organización de las expansiones de la última década del siglo 20 en ganar la Serie Mundial: Marlins de Florida lo hizo en 1997 y 2003 y Diamondbacks de Arizona en 2001.

Los representantes de la Liga Nacional han prevalecido en 10 de los 19 clásicos de otoño en el siglo 21, pero la Liga Americana mantiene amplio dominio, 66-49, con los Yanquis a la cabeza con 27 coronas.

**”No mires atrás. Alguien podría estarte pisando los talones”. Satchel Paige.

[email protected]