TIRABUZÓN

octubre 15, 2020

Tirabuzón

Arranca la LAMP con horario "taurino" en Monterrey

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- En condiciones de sobra conocidas, la Liga (Arco) Mexicana del Pacífico pondrá en marcha hoy la edición 63 de su segunda etapa y de manera global la 76 y contra lo esperado en algunos casos, brillan por su ausencia la mayoría de los hombres que fueron objeto de un seguimiento sostenido, antes y durante el brote, en el beisbol estadounidense.

 De hecho,  solamente había reportado uno, el ya establecido Héctor Velázquez,  quien inopinadamente, no tuvo acción en el Big Show  y quien desde hace rato se unió a los Mayos de Navojoa.

 ¿Quiénes llegarían detrás del abridor y relevista que en el año de la pandemia perteneció a tres organizaciones: Medias Rojas de Boston, Orioles de Baltimore y  Astros de Houston?

 Olvídense de Roberto Osuna, Sergio Romo y Víctor González, de los Charros de Jalisco, José Urquidy (Mazatlán), Julio Urías y Óliver Pérez (Culiacán), Joakim Soria (Guasave) y los Yaquis Giovanny Gallegos, Luis Cessa, Luis Urías y el convaleciente Víctor Arano.

La apuesta de los clubes es disponer de Gerardo Reyes (Yaquis), que al igual que Velázquez, no trabajó en Grandes Ligas,  y los de estreno en 2020: Alejandro Kirk (Hermosillo), Isaac Paredes (Mazatlán), Humberto Castellanos y Jesús Cruz, de los Charros, y el Cañero Ramón Urías.

Aunque la directiva de los Charros hará todo lo que esté a su alcance para convencer al estelar  relevista Romo, ausente del ajetreo 2019-2020, después de participar en tres inviernos consecutivos  y ayudar en la conquista del campeonato en 2018-2019.

El ganador de 3 anillos de Serie Mundial no tiene contrato vigente, pero sí una opción por la temporada 2021 con los Mellizos de Minnesota, para quienes rindió 1-1, 5 rescates y 4.05 en carreras limpias, en 24 juegos del mini torneo.

TRES de tres: La flamante contratación de los Algodoneros de Guasave, el shorstop Erisbel Arruebarrena, ciertamente resultó un mal negocio para los Dodgers de Los Ángeles que allá por 2013 le dieron 22 millones de dólares, pero en el presente, lo que cuenta es que bateó .322 con 19 bambinazos y 54 fletados al plato en su reciente actuación en la Serie Nacional de Cuba.

A partir de las 4 pm.,el primer juego de hoy en la Mex Pac, Sultanes versus Charros de Jalisco, a puerta cerrada, en el Estadio Monterrey. El horario taurino se mantendrá mientras no cambie el célebre semáforo en Nuevo León.

De arranque, los Cañeros de Los Mochis van con pitcheo enteramente nacional, encabezado por Andrés Ávila, incrustando en su orden al bat a los cubanos Josuan Hernández y Eddie Martínez y al institucional  dominicano Leandro Castro.

 **”La manera de hacer pensar a los managers que estás en forma en la primavera es bronceándote”. Edward Ford.

OBSERVACIONES:  Intenso el despegue de la trayectoria de José Urquidy, quien en dos años presume en su hoja de servicios de postemporada lo que no lograron “caballos” de la talla de Vicente Romo, Teodoro Higuera, Isidro Monge, Francisco Córdova y otros que no tuvieron la suerte de tirar en playoffs. El mazatleco, 1-1 y 2.66 en 7 juegos, registra inicios en “wild card”, divisional, de campeonato y Serie Mundial.

 Difuminados, así tal cual, Roberto Ramos (.282, 38, 86) en Corea del Sur y Christian Villanueva (.221, 4, 17) en Japón, el zurdo Manuel Bañuelos (4-3, 2.93) quedó en solitario en el frente asiático, tomando impulso para los playoffs de la Liga de Taiwán (CPBL), donde se ha posicionado en la rotación de los Guardianes de Fubon.

[email protected]