TIRABUZÓN

septiembre 11, 2020

Tirabuzón

Sin respaldo, pierde Urquidy ante Oakland

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Los Astros de Houston no pudieron respaldar a José Urquidy (0-1, 3.72), ayer en Oakland, y una brillante labor (6 IP, 2 H, 2 C, I K, 3 BB) se diluyó ante sólida serpentina de Sandy Manaea (7 IP, 2 H, 2 C, 4 K, 0 BB) y el bullpen, en el triunfo 3-1 de los Atléticos.

Urquidy colgó cinco argollas a los líderes de la división Oeste, pero con ventaja de 1-0 y dos outs, perdió el juego en el sexto inning cuando concedió base por bolas al dominicano Ramón Laureano y Matt Olson  se la botó por el prado de la derecha.

Desde luego, la actuación del mazatleco, quien hizo 88 lanzamientos, 55 strikes, fue una buena señal para el manager Dusty Baker con la recta final a la vuelta de la esquina y los Astros en la pelea por un boleto a la postemporada.

 NO se nota en los números la mejoría de Christian Villanueva (.221, 3, 14) en el beisbol  japonés, donde batea .276 (29-8) con 5 empujadas en 9 juegos de septiembre y .267 (45-12), un jonrón y 8 producidas en 15 desde que regresó de la lista de enfermos.

Pero  los progresos son evidentes y si lo respetan las lesiones aún puede rendir lo que esperan de alguien que, a diferencia de la mayoría de los extranjeros que llegan a la NPB, se presentó con vigencia y cifras relativamente frescas en el Big Show.

 Y sin la presión de un final cercano en una travesía singular, faltando más de 50 juegos—55, para ser precisos–, que es un trecho considerable, para el cierre del calendario regular  que inició el 19 de junio y que  bajará el telón el 7 de noviembre.

A estas alturas, nada justificaría que el jalisciense quedara en la medianía, ni la operación de apendicitis que lo mandó al “hule” durante un mes en los días previos al despegue, ni la lesión en una pierna que terminó por estropear los planes de los Luchadores de Nippon Ham.

OTRO de  los 3 importados anunciados por los Naranjeros de Hermosillo para el ciclo que se avecina, el jardinero cubano Yadiel Hernández, presumirá etiqueta ligamayorista, conocido que ayer lo ascendieron los Nacionales de Washington.

 El lanzador Mike Kickham (1-0, 5.40), actualmente con los Medias Rojas de Boston y el toletero dominicano arraigado en la pelota nacional, Francisco Peguero, completarán la trifecta de los campeonísimos que además echarán mano de su nutrido contingente de nativos en las menores.

Hernández, quien a finales de diciembre 2019 protagonizó una gresca en la que le aventó el bat al pitcher de los Cañeros de Los Mochis, Daniel Duarte, fue un éxito instantáneo en su debut en  la Liga Mexicana del Pacífico en 2019-2020, promediando .336 con 5 bambinazos y 43 fletados a la registradora.

OBSERVACIONES: Giovanny Gallegos (1-1, 4, 1.59) iba de 4-4 en oportunidades de salvamento, instalado como taponero de los Cardenales de San Luis, quienes en un pasado a la mano, en 2011, entregaron esa estafeta a Fernando Salas (5-6, 24, 2.28). Y en 1998, a Juan Acevedo (8-3, 15, 2.56).

 Roberto Ramos (.289, 31 Jrs.,73 CP), ayer, de 4-1 y una remolcada, ya tiene en solitario la segunda mayor cantidad  de impulsadas para un mexicano en una campaña en el beisbol de Corea del Sur (KBO), superando las 72 de Jorge Cantú en 2014.

**”Se debe ser un hombre para jugar al beisbol de por vida, pero también debe de existir un pequeño niño dentro de ti”. Roy Campanella.

 [email protected]