TIRABUZÓN

agosto 15, 2020

Tirabuzón

Mañanitas para Pérez, el segundo más longevo

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Inmerso en un inicio de rompe y rasga, tirando, conforme a la nueva regla, al menos un episodio, Óliver  Pérez (0-0, 1, 1.29) celebrará, como pueda, este sábado, 39 años, la segunda edad más longeva entre los activos.

El relevista de los Indios de Cleveland sólo es menor en el Big Show que el toletero dominicano de los Angelinos de Los Ángeles, Albert Pujols, y comparte calendarios con el aporreador también quisqueyano, Nelson Cruz, y el lanzador Rich Hill, de los Mellizos de Minnesota y con el cátcher de los Yanquis de Nueva York, Erik Kratz.

A la distancia, al zurdo sinaloense  se observa entero, ejerciendo a plenitud en la llamada segunda “juventud”,  aunque ya luce unas sienes “plateadas” de hombre de mundo que imponen respeto en los jóvenes de la oposición.

Por si  le llega a incomodar, lo cual dudamos, Pujols sería desbancado un poco más adelante, si Astros de Houston llaman de su campo alterno, en Corpus Christy, Texas, a su paisano   Fernando Rodnew, el taponero que en marzo ajustó 43 años.

ROBERTO Ramos (.291, 23, 53) sólo ha conectado 7 imparables en 39 oportunidades en 11 juegos en agosto (.179), pero cuatro han sido jonrones, departamento en el que se afianzó como sub líder en la Liga de Corea del Sur, detrás del dominicano Mel Rojas Jr. (3).

Ayer, el  primera base de LG Twins se voló la barda por segundo juego consecutivo y fue la cuarta vez en la campaña que liga jornadas con batazos de vuelta entera, incluida una de tres días en mayo.

La KBO canceló su Juego de Estrellas en 2020, pero como un homenaje a sus legionarios más sobresalientes, realiza una encuesta entre sus aficionados para integrar dos selecciones y Ramos es uno de los candidatos, en otra de las cosas raras en el año de la pandemia.

 UN día como hoy, en 1954, camino a convertirse en el primer “champion bate” latino, el veracruzano Roberto Ávila  levantó una cosecha de 4 imparables en siete turnos, incluido un jonrón y un doble, con dos impulsadas y tres anotadas, en un doble triunfo de los Indios de Cleveland, 5-2 y 3-1, sobre los Orioles de Baltimore.

El 15 de agosto de 1981, los Ángeles de California debutaron al veracruzano Ángel Moreno, quien en un relevo situacional, concedió base por bolas al único que enfrentó, Dwayne Murphy, en el octavo inning.

Y, en 2000, el relevista sonorense de los Gigantes de San Francisco, Miguel del Toro (2 IP, 1 H, 2 K, 0BB), logró su primera victoria en Grandes Ligas, 9-7, sobre los Expos, en el estadio Olímpico de Montreal (7,165).

Del Toro consiguió solamente un éxito más en fugaz paso por la gran carpa, donde se estrenó en 1999, compilando de por vida 2-0 y 4.61 en 23 juegos.

En 2001 se embarcó a Japón, atraído por oferta de los Leones de Seibu, pero lesiones limitaron su actividad a 14 encuentros (1-1, 5.59) y tenía poco tiempo de haber regresado cuando murió en un accidente automovilístico, en Ciudad Obregón, el 6 de octubre de ese año.

**””He observado que el beisbol no es diferente a una guerra, y cuando se llega al final los bateadores somos la artillería pesada”. Ty Cobb.

 [email protected]