TIRABUZÓN

julio 1, 2020

Tirabuzón

Cancelan las menores en EU, ¿sigue la LMB?

Juan Alonso Juárez

CIUDAD DE MÉXICO.- Todos dan por hecho que la Liga Mexicana cancelará la temporada 2020. Sólo faltaría el anuncio oficial y de viva voz, cual debe, del presidente de estreno del circuito, el ex olímpico Horacio de la Vega.

De no ocurrir un milagro que siempre se puede esperar, sería la primera vez en 95 años de vida y recién cumplidos que la LMB no pueda despegar y, también, la primera en la que no tengan a un campeón reconocido por la National Association.

Ahora lo explicamos. En 1980, cuando la huelga de la ANABE que se empezó a gestar  tras el despido del cátcher de los Tigres capitalinos Vicente Peralta y que estalló el 2 de julio, la diversión terminó entre gritos y sombrerazos.

Heridos en su amor propio, los directivos sujetos a la voluntad del dueño de los Tigres y, por añadidura,  alto comisionado, Alejo Peralta y DC, consideraron parar de manera definitiva, pero como si lo hubiesen decidido en un volado, sorprendieron con un fallido intento de reagrupamiento.

Eran 20 clubes y se retiraron 14– incluidos los emblemáticos Diablos Rojos y Sultanes de Monterrey– lo que, aunado a la desbandada de los fieles proscritos al movimiento encabezado por Ramón “Abulón” Hernández,  derivó en un torneo corto y 6 novenas armadas al vapor con los “esquiroles”.

Fue un viaje a rol corrido de 49 juegos en el que se coronaron los Saraperos de Saltillo, bautizados en aquella época los “ya merito”, porque siempre fallaban en playoffs y series finales, pero que no convenció  a nadie, ni a la gente de la capital de Coahuila que sólo festejó, como Dios manda, 30 años más tarde, el bicampeonato de 2009 y 2010 forjado por los Ley de Culiacán, Álvaro y Sergio.

**”Preocuparse por las cosas que no puedes controlar es una pérdida de tiempo, tanto en el campo de beisbol como en la vida”. Tom Swyers, escritor.

UN día como hoy, en 1935, el jardinero de los Yanquis de Nueva York, George Selkirk, sugirió hacer un camino para saber que está cerca la barda, la “franja de advertencia”, como se conoce en México.

El 1 de julio de 1941, en un juego recortado a 5 innings a causa de la lluvia, Joe DiMaggio se fue de 3-1 para igualar la marca de 44 juegos conectando hits, impuesta por Wee Willie Keeler, en 1897.

En 1952, el 1 de julio, el segunda base de los Indios de Cleveland, Roberto Ávila, realizó 19 asistencias—un récord en la Liga Americana–, en el triunfo de la tribu, 4-3, sobre los Cafés de San Luis, en 19 capítulos.

Al bat, Ávila, de 7-2, una anotada y un robo.

OBSERVACIONES: En la Liga de Corea del Sur, donde toman precauciones para abrir las puertas a sus aficionados a partir del venidero viernes, Roberto Ramos (.331, 13, 33), va de 15-1 con dos bases por bolas y nada más, en sus últimos 4 cotejos, tres de los cuales ganó su equipo LG Twins.

A manera de presagio para los seguidores de la Liga Mexicana, ayer liquidaron oficialmente a las ligas menores estadounidenses, cuyos protagonistas fueron arropados por  sus respectivas organizaciones. Excepto, claro, los despedidos, un montón.

“Quédate Safe en Home”, aportación de los Naranjeros de Hermosillo en sus redes en la lucha contra  el covid-19, mientras Sonora mantiene en rojo el semáforo que enciende a los opositores a la “4T”, a quienes sólo falta exigir al presidente  AMLO que la tierra deje de girar.

[email protected]