TIEMPO DE BEISBOL

julio 29, 2020

Tiempo de Beisbol

(TIEMPO DEL RECUERDO: El 30 de julio de 1958, Ronnie Camacho jugando con los Tecolotes de Nuevo Laredo y como octavo bat, despachó en la Ciudad de México un cuadrangular con las bases llenas para que los Tecolotes le ganaran a los Diablos 6-4 y a Panchillo Ramírez.
El 30 de julio de 1961, la LMB vence a Texas 12-3 en el Juego de Estrellas de la Asociación Panamericana. El juego se celebró en San Antonio, Texas. El cubano Luis Tiant fue el ganador mientras que José “Pasitos” Echeverría bateo jonrón, dos dobles y un sencillo para impulsar 5 carreras y el derrotado fue Larry Maxie.
El 30 de julio de 1964, Héctor Espino de los Sultanes de Monterrey participa en su juego número 124 de la temporada y despacha su cuadrangular 46 para amarrar el campeonato de esta especialidad imponiendo nuevo record y dejando atrás la marca que un año antes impuso Ronnie Camacho con 39 bambinazos. El batazo se lo dio al zurdo Jesús Robles del equipo Tigres. Sucedió en la capital.
El 30 de julio de 1976, Enrique Romo gana 7-3 lanzando por los Diablos Rojos de México y resulta su victoria 20 de la temporada, esto fue jugando contra los Cafeteros de Córdoba. Romo ya estaba con un pie en el estribo para irse al beisbol de las Ligas Mayores).
= = = = =
Muy triste el panorama de las Ligas Mayores, se sigue jugando con algunos tropiezos que se aúna viendo las tribunas vacías. No tenemos idea de cuánto más pueda aguantarse este día con día de la temporada; corta en rol de juegos pero con muchas trampas en el recorrido. Este no es el panorama que quisieran tener los afcionados al beisbol, aunque pasen muy claramente al seguirlo por la televisión. Luego con las reglas que inventó el comisionado Rob Manfred, tal parece que se está inventando otra clase de juego.
Bien por Roberto Ramos, ayer conectó su cuadrangular número 18 en el beisbol coreano donde ya ha sentado sus reales. Preparándose además para ser un jugador de clase con los Naranjeros de Hermosillo en la LMP. Habrá que espera que se acomode en el beisbol invernal, luego las cosas cambian porque el nivel hace la diferencia. Pero esperamos que siga siendo de gran presencia, para hacer a un lado aquello de que nadie es profeta en su tierra.
Ramos empató la marca de Jorge Cantú que dio 18 en 111 juegos, en tanto que Ramos lo ha hecho en 64 juegos. No se duda que la marca de Cantú se quedará atrás. Ramos ha demostrado mejor consistencia. Por supuesto que todavía hay mucho trecho por recorrer y se pone en la mira la marca de Karim García y sus 30 jonrones en el 2008. No hay duda que los mexicanos ya tienen un buen cartel en el beisbol coreano. En todo el beisbol oriental.
[email protected]