TIEMPO DE BEISBOL

enero 21, 2021

Tiempo de Beisbol

El fallecimiento de William Berzunza

(TIEMPO DEL RECUERDO: El 20 de enero de 1935, en el beisbol peninsular, Alfonso Carrillo se convirtió en el primer yucateco en batear de 7-7 en un juego. Todos sencillos. Un hombre que luego se identificó en la Liga Peninsular.
El 20 de enero de 1956, el equipo Aztecas del ingeniero Alejo Peralta logra su tercera victoria seguida sobre los Diablos Rojos de México en la Liga Invernal Veracruzana. Gana 14-8 con gran actuación de Rod Graber que conectó tres cuadrangulares…También el 20 de enero pero de 1999, el zurdo Fernando Valenzuela es atacado con tres carreras de los Tomateros de Culiacán que terminan eliminando a los Naranjeros al ganar 5-2.

Fue el 20 de enero del 2000 que el Consejo Directivo de la LMB nombra a José Orozco Topete nuevo presidente del circuito en lugar de Pedro Treto Cisneros que en octubre de 1999 fue destituido en ese cargo…El 20 de enero pero de 1965, se anuncia que Héctor Espino fue invitado al campo de entrenamiento de los Cardenales de San Luis en Ligas Mayores, después que el año anterior jugó para el equipo Jacksonville, sucursal del equipo grande. Pero Espino jamás volvió a ligarse con los Cardenales.

Mañana se recordará que Beto Ávila regresó a Cuba para jugar con los Azules de Almendares y en su primer juego batea de 4-3 nada menos que contra Martín Dihigo del equipo de La Habana. Esto sucedió el 20 de enero de 1946 cuando Dihigo todavía era un pitcher de gran presencia.
= = = = = =
El fallecimiento de William Berzunza descubrió que se trata del mejor jugador yucateco que ha existido. Su bat lo ubica que así es, aparte de sus 1,566 hits mostró la imagen de buen defensivo y excelente persona. Julio Molina y Juan José Pacho también son parte del Salón de la Fama, pero distinguidos el caso de Molina que fue un pitcher legendario y Pacho un short stop excelente que reunió los requisitos de gran jugador. Molina fue elegido en 1939 por el sentimiento de los historiadores que en esos tiempos no se llevaban los requisitos de ahora. Pacho ingresó porque ganó la votación de la cédula en el 2009.

Fue tan notable William Berzunza que en la LMP se mantuvo varios años y entre los años 60s y 70s se le hizo una mención en la guía del beisbol invernal, hasta esas alturas solamente Héctor Espino y él eran los únicos con porcentaje de por vida arriba de los .300. Espino con .356 y Berzunza .301, jugando para los Naranjeros de Hermosillo y Yaquis de Ciudad Obregón, respectivamente.
[email protected]