Tempestad y calma

junio 27, 2013

Tirabuzón

Tijuana, B.C.- Hay dos casos en los cuales la cordura está regresando dentro del mundo del beisbol. Primeros hablemos del que suscitó en México con Lino Rivera y Jorge Guzmán. Ya la directiva del Águila de Veracruz anunció, como aquí adelantamos, que no habrá castigo para ninguno de los dos involucrados.

Dice Néstor Alba Brito representante de LMB que la liga no puede castigar este pleito ya que es un problema interno ya que la LMB en su reglamento no lo tipifica. Primer punto positivo que el beisbol de verano puede tener como aprendizaje: Tipificar estos asuntos ya que no pueden permitir que estas acciones se permitan.

Tienen que tipificarlo para poner candados a futuro para aquellos “antojados” que se quieran pelear.

José Antonio Mansur, presidente del Águila de Veracruz declaró, según la página de internet www.jefes.com.mx que maneja deportes en aquella región del país, que esto sucede” hasta en las mejores familias” y ahí sí estoy de acuerdo con el directivo. Todos los que opinamos en este portal sentenciamos de Lino Rivera y de Jorge Guzmán diversos pasajes de conducta en su paso por el beisbol de México.

Son experiencias que ellos deben de ver como una oportunidad de cambiar ser mejores personas, a todos nos pasa y todos merecemos nuevas oportunidades, se lo digo yo. Ya criticamos el hecho y ya pasó, queda como experiencia para todos. De cada problema sale una oportunidad y así lo están resolviendo en Veracruz.

Me gustó la decisión tomada por la directiva quien siempre dio la cara, tomó el problema y lo resolvió de acuerdo a los intereses del club que son clasificar a la postemporada. Son los campeones, eso no debemos olvidarlo. Me explicó una fuente presente en la conferencia y ligada al tema por qué no estuvo presente Jorge Guzmán, implicado en el lio del pleito.

Él no se ha uniformado para la serie que juegan frente a Tabasco en casa, hasta hoy jueves buscaran integrarlo y aparte el tema de los sobornos para dejarse ganar, tema igual o más delicado que los golpes y las amenazas realizadas en el conflicto.

La LMB toma este asunto. Ya reiteró Jorge Guzmán que le llamaron, fue en gira y platicó sobre la petición que le hicieron. Se han contratado detectives para resolver el asunto ya que esto pone en entredicho la seriedad de la Liga Mexicana de Beisbol y eso no se puede permitir de ninguna manera.

Esta fácil, Guzmán debe de proporcionar la información de si en la gira, la llamada la recibió en su cuarto de hotel o a su celular.

De ahí sacar el número telefónico del cual le hablaron o bien que el jugador proporcione toda la información deseable para esclarecer el tema. Cuidado, Guzmán al calor del pleito se pudo haber ido de paso con sus declaraciones aunque no lo creemos ya que le ratifico a Néstor Alba Brito el haber recibido la llamada y con esto se inicia una seria investigación. Debemos estar al pendiente de los resultados que arrojen. En este momento especular no es sano.

Pero también en MLB, principalmente con los populares Yankees de Nueva York las cosas están que arden aunque las aguas vuelven a su cauce. Un mensaje enviado en Twitter por Alex Rodríguez sobre su condición de salud y el comentario que le hizo su doctor provocó que el gerente general de los históricos Yankees, Brian Cashman se pusiera bravo y regañara públicamente a “A-Rod” incluyendo improperios.

Después de esto Rodríguez acudió mejor con el dueño que andaba corriendo en el complejo de Tampa donde Alex se pone en forma y charlaron. Pues resulta ahora que Cashman salió como “corderito” pidiendo disculpas sobre como manejó el tema del supuesto regreso de Rodríguez a los campos después de su operación de cadera. Aquí otra vez la mano de los dueños quienes normalmente con cabeza fría y dialogo ponen en paz a sus empleados.

Todo marcha bien de vuelta y los chismes se apagaron sobre el tema gracias a Hal Steinbrenner. Rodríguez seguirá trabajando en Tampa, Florida y Cashman seguirá trabajando, con paciencia todas sus obligaciones como gerente general.

Entendemos que el beisbol es un negocio de muchas presiones. Cada uno en su escala, pero el negocio es complejo siempre. Se involucran muchas formas de pensar, de negociar, de actuar, de creer, de conducirse, de criterio. Participan jugadores, managers, afición, directivos, medios de comunicación y hasta villamelones.

De manera tal entonces que nuevamente queda de manifiesto que el dialogo y el perdón genera nuevas oportunidades en todos los sentidos de la vida. Es mejor estar bien, con confianza y con alegría en el trabajo. Da mejores resultados. Fuera y lejos todo lo que dañe mente y cuerpo. Oportunidad y cambio: esa es la clave.

Comentarios: [email protected]