Tatis Jr y el impulso del beisbol invernal

julio 18, 2019

Séptima entrada

LO DICHO.- Hace unas semanas, en este espacio, comentamos la decisión de Fernando Tatis Jr., de jugar la temporada completa en la Liga Dominicana que dirigió su señor padre llevándolos al título que hacía muchos años no conseguían los Estrellas Orientales. No conforme con ser considerado una estrella de futuro inmediato, Tatis Jr. quiso jugar hasta el último día del torneo.

LE SIRVIÓ.- El parador en corto de Padres de San Diego y aspirante a Novato del Año aunque tiene algunos adversarios, ha admitido que el jugar toda la campaña en su país, le sirvió bastante en todos los aspectos. Con los Frailes, no obstante que se perdió buena parte de la temporada, presenta números buenos. El de San Pedro de Macorís batea para un buen .325, 15 cuadrangulares y 34 producidas.

DISTINTO.- Pensamientos de jugadores como Tatis, que a sus apenas 20 primaveras no se andan con pretextos y juegan en su país, debería ser imitado por otros que con el sentir de que no les autoriza su organización, prefieren dejar de tomar parte en las ligas invernales siendo que, aparte de ganarse unos pesos extras, les serviría para mejorar en aspectos como lo admite el jugador dominicano.

ÁGUILA.- Por allá en la década de los ochenta, vino un receptor muy novato con los Águilas de Mexicali, Su nombre, por supuesto, no era conocido. Hablamos de Mike Piazza al que enviaron para que buscara aprender los secretos de la receptoría en virtud de saber que estaba nada menos que Francisco “Paquín” Estrada en las filas de los “Emplumados”.

BASTANTE.- Y vaya que al que fuera poco después estrella con Dodgers, le sirvieron los consejos que el navojoense le dio. Incluso Piazza lo llegó a decir un sinnúmero de ocasiones. Aceptó que los tips del “Paquín”, le ayudaron bastante en su carrera en MLB. No, no llegó a ser un gran defensivo, pero sin los consejos que recibió, tal vez nunca hubiera llegado al equipo grande de Dodgers.

VARIOS.- Y así como Piazza, hubo varios que vinieron a aprender diversos aspectos, a batear mejor los pitcheos rompientes, lanzadores a perfeccionar sus pitcheos, En fin, con todo y que en la actualidad cuidan bastante a sus prospectos, las organizaciones saben que en LMP se aprenden detalles que en otra parte no lo harán.

COMPLICADO.- LMP es un circuito difícil, complicado. Aquí se han “estrellado” grandes jugadores precedidos de gran fama. Han llegado con etiqueta de no fallar, pero no han dado los resultados esperados. Jugadores de triple A han llegado con la fama de haber conectado cerca de 40 cuadrangulares allá, pero llegaron y fracasaron en esta pelota invernal. Inclusive slugger nacionales.

QUE NO.- Pues Aroldis Chapman sale con que no afirmó que irá a la agencia libre después de esta temporada del Big Show. Asegura que no dijo tal cosa, pero lo más  creíble es que se arrepintió al saber que le puede pasar lo que algunos en este 2019 que sufrieron para conseguir contratos, siendo que dejaron algunas opciones para buscar mejorar en el aspecto económico. Ahora dice que lo pensará bien.

SEGUNDO.- Después de los números que está dejando Chris Carter en la pelota de verano, se sitúa después Alonzo Harris que ya tiene 30 cuadrangulares y 81 carreras producidas. Es decir, siete bambinazos menos que Carter y cinco remolques menos que el ex estrella de MLB. Un año grande para el moreno que estarán esperando con los brazos abiertos en Navojoa.

TAMBIÉN.- Otro que deberá hacer acto de presencia con la tribu que va a dirigir Adán Muñoz, es Jesse Castillo que el torneo pasado se ausentó por una cirugía. El veterano jugador es una garantía en la alineación de cualquier equipo en nuestro país. Y junto a Alonzo Harris, deberán darle una gran fuerza a la ofensiva de Mayos.

OTRO.- Y para hacer un trío de grandes bateadores, no olviden que el que llegará convertido en una realidad, es Víctor Mendoza que vivió un gran año con esta tribu, lo está confirmado con Sultanes en verano, y se espera que corrobore su gran actuación de hace un año y ayude a la causa de un equipo que viene con  la idea de buscar el banderín.

LÓGICO.- Pero no todo es ofensiva en el beisbol. Mayos, y el resto de los equipos, deberán apuntalar el pitcheo en todos sus órdenes. Apenas así las posibilidades aumentan. Ahora, si se preocupan por tener buena defensiva, mucho mejor. Así va, según los que saben, primero el pitcheo, después la defensiva y al último el bateo.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]