Sergio Romo sigue demostrando grandeza

julio 26, 2019

Séptima entrada

LUCE.- A pesar de no estar en un equipo ganador, Sergio Romo ya tenía 17 rescates y va por más. Con un poco de suerte, el lanzador de dos nacionalidades podría llegar a los 30 juegos salvados, o al menos quedarse muy cerca. No es igual estar con un equipo que suma muchos triunfos, a uno que sufre para salir con la mano en alto. Marlins llevaba 38 triunfos.

OTRO.- Hace días hablamos de Fernando Tatis Jr., el novato sensación de Padres de San Diego, y de que estuvo toda la temporada invernal pasada con su equipo en República Dominicana aun sabiendo que iba a reportar a los entrenamientos del equipo de Grandes Ligas. Con Sergio Romo sucede algo no igual pero que tiene que comentarse.

TRABAJO.- El apaga fuegos de los Miami Marlins es un serpentinero que muestra disposición para trabajar en la loma de los disparos. Por eso si lo llaman a LMP, antes con Águilas de Mexicali y después con Charros, no se anda con pretextos. Suele reportar aun a sabiendas de que es todo un Big Leaguer. Y eso, naturalmente, hay que aplaudirle al lanzador que lleva sangre mexicana en sus venas.

YA.- El hijo de padres mexicanos, a pesar de que nació en Estados Unidos, se siente más mexicano que algunos. Y es para él un orgullo lanzar en nuestro país. Porbase eso ya se comprometió a venir a LMP la va a dirigir de nuevo Roberto Vizcarra, es decir, Charros de Jalisco.

ATRACTIVO.- Evidentemente que para la afición de Charros es un atractivo tener en sus filas a un jugador de Grandes Ligas. Y eso es un ejemplo a seguir para el resto de los equipos. Algunas veces se escuchan quejas de la baja asistencia a los estadios, con sus excepciones, naturalmente. Pero hay que ver que no siempre será culpa de los aficionados el no acudir los juegos.

NADA.- Una vez más Luis Urías se fue en blanco en el juego de ayer que su equipo perdió por blanqueada ante Mets. Lo malo sería que el segunda base mexicano, cayera en la desesperación por su slump. Las cosas no le están saliendo, pero hay confianza en que si el piloto de Padres le sigue dando confianza, despierte de un momento a otro.

BAJA.- Es muy difícil sostener arriba de las cuatrocientas milésimas. Félix Pie tiene, como es de suponer, muchos turnos en lo que va de la temporada de LMB con su equipo Bravos de León. Ayer su equipo celebró dos juegos, y aunque bateó par de indiscutibles, bajó de .410 a un .406. Es decir, va para abajo en su promedio de bateo.

POSIBILIDAD.- Lo anterior abre la posibilidad de que sea un mexicano el champion bat  de la actual temporada a la que le restan aproximadamente 30 juegos. Atrás de Félix Pie vienen Jesús Fabela y Emmanuel Ávila con .390 y .389, respectivamente, ambos de Diablos. O sea, ambos bateadores podrían dar alcance al dominicano Pie en un día de estos.

TAMBIÉN.- Pero no hay que descuidar ni olvidar que en cuarto sitio entre los mejores bateadores del beisbol mexicano, viene Francisco Peguero, dominicano que con Acereros de Monclova viene empujando fuerte, tal como lo hizo con Naranjeros de Hermosillo el pasado invierno cuando le comió el mandado a Jasson Atondo que lideró el torneo regular casi todo el tiempo, pero al final, su compañero de equipo le arrebató el liderato para llevarse la corona de bateo. Peguero estaba en un .375. Muy bueno.

EN GRANDE.- Gane o no el título de bateo, en Guasave estarán esperando con los brazos abiertos al antesalista Emmanuel Ávila que está brindando una gran temporada para Diablos en LMB. El de Los Mochis, a sus 30 años, parece haber llegado a la madurez de su carrera. Y naturalmente que se sentirá jugando en casa en Guasave, pues primero Cañeros con los que estaba, lo cambiaron a Mexicali, de allí los Águilas lo negociaron a Yaquis y ahora lo consiguen los Algodoneros.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]