SÉPTIMA ENTRADA

marzo 24, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

EL CAMBIO.- Vaya que cimbró a mucho el anuncio que se dio ayer con el cambio entre tres equipos de LMP, Águilas, Sultanes y Yaquis, donde se vieron inmiscuidos tres jugadores que cambiarán de uniforme el siguiente torneo invernal. Sí, JJ Aguilar que pasa a Sultanes que  su vez envían a Águilas al torpedero Alex Mexía y de la frontera llega a Yaquis el relevista Mario Meza. No es cambio bomba, pero sí importante.

PARECE.- En el papel parece que el ganador podría ser Sultanes, ya que se hace de un jardinero que va en ascenso en su carrera. Y que está cumpliendo las expectativas creadas desde su llegada al profesionalismo. En efecto JJ Aguilar es un jugador siempre cumplidor, pero que por algo salen de él los Yaquis que no deberán tener queja alguna el tiempo que estuvo con ellos.

ALGO.- Más de uno cree que la salida del michoacano Aguilar tiene algo de fondo. ¿Por qué salir de un estupendo jugador que fue de lo mejor que hubo en la ofensiva?. ¿No era mejor buscar deshacerse de elementos que no quieran jugar con el equipo?. ¿Alguien no estaba a gusto el patrullero de Yaquis?. Hasta dónde sabemos, el jugador se sentía a gusto vistiendo los colores con el equipo de la tribu. El tempo lo dirá.

TAL VEZ.- ¿Qué urgencia tenían en Yaquis de fortalecer su bullpen?. Si la temporada pasada fue lo que le funcionó bien?. Eso a pesar de que no los manejaron como se debía. La llegada de Mario Meza, tal vez no esté del todo mal, aunque se nota extraño que en la frontera tuvieran prisa por cambiarlo para recibir un torpedero teniendo a Daniel Castro.

TARDE.- José Mario Meza Mendoza, es un lanzador que ya casi llega a los 30 años aunque apenas vivió su cuarta temporada en LMP con los “Emplumados”. Pero en el torneo pasado fue cuando recibió la oportunidad de cerrar juegos, respondiendo con 12 rescates y una buena efectividad de 1.99. ¿Será que se molestaron por haber fallado en la postemporada ante Tomateros siendo él de Culiacán?.

AVISO.- Ya contando con Meza de cerrador, probablemente, sea un aviso para Gerardo Reyes. El tamaulipeco dejó mucho qué desear pues si bien es cierto que logró unos rescates en su corta estancia el invierno anterior, la verdad es que no se vio dominante. Batallaba mucho para conseguir los outs. Tal vez no venía al cien en su ritmo.

SIGUEN.- Ya entrados en negociaciones, los directivos de Yaquis deben enfocar sus baterías en elementos que no sientan los colores del equipo. Jugadores que quieran irse a otro lado, claro, consiguiendo buen material por ellos. Se están tardando en conseguir algo bueno por Christian Villanueva. Hay que ser conscientes y no buscar demasiado aun cuando el jugador quiera irse y un equipo lo quiera.

OBLIGADOS.- Teniendo buen material para negociar, lo primordial es buscar hacerse de un buen receptor. La necesidad en este momento, es la de contar con un buen cátcher. Sin Araiza, probablemente, y sin Ricardo Valenzuela, estarán obligados a conseguir un cátcher en el extranjero o bien ofreciendo algo bueno para hacerse de un nacional.

CON TODO.- Yaquis debe ir con todo la próxima temporada. Ya sería la séptima temporada sin un título. Es verdad que el torneo pasado si lo buscaron, “soltaron” la chequera y eso lo notó el aficionado. Aunque algo falló, tal vez por cosas del beisbol, hay que estar al pendiente del timonel. Sergio Omar podría recibir la última oportunidad de mostrar sus adelantes dirigiendo.

IMPORTANTE.- No es solamente conocer de estrategias, ordenar jugadas o cambiar en forma oportuna a sus lanzadores o definirles un lugar. Hay que saber tener liderazgo sin caer en excesos. No es igual tener buenos trabajos en rol regular que no presentar resultados deseados. Es lo más deseado, los resultados. Y si estos no llegan, peligraría su estancia al mando de la tribu.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]