SÉPTIMA ENTRADA

junio 12, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

DIFÍCIL.- En charla de amigos, se habló sobe el batazo más largo que uno haya visto en LMP. Surgieron varios estacazos que se han presenciado. Por supuesto es muy, pero muy difícil determinar cuál es el más largo. Hay varios que es importante consignar. Cada quién recuerda uno o dos que han viajado bastante para señalarlo como el que más ha viajado. Hay algunos.

RECUERDOS.- Algunos le apuestan al gran batazo que conectó el importado Calvin Pickering contra Yaquis en la final del 2003, en el estadio “Emilio Ibarra Almada” que al final se llevaron los Verdes. Fue un obús que jamás nadie había visto en la cañera ciudad. Otros comentan sobre uno que dio Felipe Montemayor, allá en los inicios de la década de los sesentas.

MÁS.- Otros recordarán uno que dio Willie Aikens en su venida con Yaquis, ya que después reporta con Venados. Alguien opina que el moreno gigante que Tomateros quitó de las manos, dicen los que vivieron de cerca el problema en el año de 1970, dio uno en el  Ciudad Obregón, muy largo, de los más largos que se han visto. Pero hay uno que ha despertado polémica en los aficionados de aquellos años.

GIGANTÓN.- Corría el año de 1976 cuando Yaquis presentó a un jugador que venía precedido de fama y con augurios de llegar al mejor beisbol del mundo, procedente de la organización de Ángeles de Anaheim. Nos referimos a Willie Aikens que más tarde llegó con Reales de Kansas y a una Serie Mundial e impuso record de cuatro para la calle en dos días.

PRESENTACIÓN.- En la jornada inaugural, el moreno zurdo se presentó con una poderosa línea que venció la barda de pradera derecha del TOG. En el trascurso de la temporada, Aikens conectó un batazo que para algunos ha sido de los más largos vistos. Un poder descomunal la del moreno que después vimos con Venados estando cerca de pegar cuatro bambinazos en un solo día. Llevaba tres obuses, cuando un probable cuarto se lo sacaron detrás de la cerca siendo un doble pues cayó en el terreno de juego.

OTROS.- Corría el año de 1973, Yaquis empezó mal esa temporada y casi a mediados trajeron de la organización de San Diego, con la que tuvieron convenio, nada menos que a Dave Wilfield que poco había jugado en las sucursales de la organización Carmelita. El después famoso Winfield, no pudo adaptarse al pitcheo de esta pelota aparte que venía demasiado verde.

 SE FUE.- No aguantaron al moreno no obstante que dio par de bambinazos, uno de ellos jalando por el prado izquierdo, que platican los que lo vieron, que se fue hasta la calle Michoacán, aunque hay otros que dicen que sí fue un tremendo garrotazo, pero no viajó tanto. Como en todo, existe la polémica y es muy complicado ponerse de acuerdo.

FALTA.- Pero falta mencionar dos tremendos obuses que allá en los setenta conectó en el TOG, Héctor Espino. El primero a Enrique Icedo y el otro a Rosario “Tobarito” Reyes. Fueron dos batazos parecidos, aunque los que los vieron dicen que el segundo a Reyes, fue el más largo. Lo que sí, es que pasaron muy por encima de las torres de alumbrado.

LARGO.- En la temporada pasada, jugando Yaquis en Culiacán, el primera base que empezó con ellos Arthur Charles, que después pasaron a Algodoneros, se fue para las tablas por el jardín derecho. Fue tan largo, que los comentaristas José Zazueta y Fausto Castaños, que han visto por años los juegos en la capital sinaloense, lo consideraron el más largo visto que por poco llega al IMSS de aquel lugar.

OTRO.- Estando en la Serie del Caribe en Mazatlán 2005, nos tocó en suerte, así como a miles de aficionados, ser testigos del terrible batazo que le dieron a David “Chile” Cortés, de parte del venezolano Alex Cabrera. Un verdadero obús por el lado izquierdo del parque. No diremos que se perdió en la oscuridad porque el juego fue de día. Se vio mejor, por eso, creemos.

EL MÁS.- Y del batazos más grande en MLB, hay que citar el de Mickey Mantle que viajó nada menos que 634 pies. Fue un diez de septiembre de 1960. ¿Se imagina usted ser testigo de un batazo así, viajó, dicen las estadísticas, 193 metros, en la ciudad de Detroit.

ATENCIÓN.- A un lector que nos envió un correo hace días y le dijimos que otro día lo comentaríamos, le decimos que lo extraviamos. Ojalá lo pueda repetir, de favor.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]