SÉPTIMA ENTRADA

mayo 23, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

CONVENIOS.- Aquellos famosos convenios que hacían los equipos de lo que hoy es LMP con organizaciones de MLB, de pronto dejaron de hacerse y no son pocos los que extrañan eso debido a que enviaron una camada de excelentes jugadores, prospectos sobre todo, que llamaron bastante la atención de los aficionados de aquellos años, sobre todo de los años setentas y ochentas.

PRIMERO.- Recordando aquellos años, tenemos que la historia nos dice que, al menos Yaquis, tuvieron su primer convenio con los Gigantes de San Francisco en el lejano año de 1964 cuando presidía la organización de Ciudad Obregón, el señor Rafael Parada Golarte, pero la intención era la de conseguir peloteros nacionales que estaban en sus sucursales como Héctor “malita” Torres, que a sus apenas 18 años, ya había jugado en la iga de California y había dado 18 para la calle. Otra, pretendían era que regresara Jerry Robinson, un jugador con acta de nacimiento de Chihuahua que había venido un año atrás con estupendos resultados.

NADA.- Un año después, no hubo más convenio con San Francisco aunque sí consiguieron a un serpentinero de ellos que más tarde llegaría a MLB. Nos referimos a Miguel Antonio Puente que figura en la lista de los mexicanos que llegaron al mejor beisbol del mundo. De Cardenales consiguieron un zurdo serpentinero que fue la atracción, nos referimos a Fred Wall que hizo una dupla de zurdos con Jesús Robles siendo artífices en el primer campeonato de la tribu que en ese año dirigió Manuel Magallón.

TAMPOCO.- Y como se hicieron de jugadores importantes drfteados ante la salida de Mayos y Rieleros en la temporada de 1967, Allí llegaron, entre otros, Francisco “Paquín” Estrada y dejaron de tener convenios. Pero no iban a dejar de hacerlos en los años que vendrían, y les dio resultados, aunque con otras organizaciones que les nutrieron importantes elementos.

REANUDAN.- Fue hasta en año de 1968, para la séptima temporada, cuando Yaquis regresó a los convenios. Y lo hizo con la organización de Angelinos de California, mismo que le soltó a varios importantes jugadores como Luis Lagunas, Bill Parlier que dieron buenos resultados aunque no lograron llevar muy lejos a la tribu que tuvo ese años, sus carencias.

DE NUEVO.- Para 1969, donde se jugó la última temporada en el ya desaparecido estadio “Álvaro Obregón”, de nuevo hubo convenio con California Anaheim y  vinieron jugadores como Bill Parlier de nuevo, Joe Patterson y Roger Vernon Freed. El primero no pudo repetir lo de un año antes. Patterson no era un guante seguro en el prado central. Solamente Roger Vernon Freed respondió a las expectativas.

MEJORAN.- Para la siguiente temporada, Yaquis cambió de organización para tener un convenio. Fue con la de Orioles de Baltimore de donde llegaron muy buenos elementos tales como John Lowenstein, de gratos recuerdos en los aficionados de aquella época. También  el lanzador George Manz, al patrullero Gene Martin, y a dos brazos zurdos de nombre Bob Kaiser y Jan Dukes, más el primera base Harold Breeden.

MEJORAN.- Pero a pesar de los buenos jugadores, el no conseguir un banderín obligó a los directivos de aquellos años a cambiar para 1971, de organización para tener convenio. Y fueron con Padres de San Diego quienes le enviaron a Leon Brown, John Grubb, Donnie Collins, Ike Brown y al lanzador Rafael García, entre otros. Y al siguiete año llegó el ansiado segundo banderín bajo la fórmula del piloto enviado de San Diego, Dave García además de jugadores de la talla de John Scott, John Dave Hilton, el regreso de Jhn Grubb, lanzadores como Dan Spillner, Rich Troedson.

ÚLTIMA.- Pasaron los años y Yaquis normalmente tuvo convenios tratando de que les enviaran buenos jugadores. Pero los tiempos cambiaron. Las organizaciones ya no tienen el interés de enviar a esta pelota, a jugadores con futuro. Apareció la Liga de Arizona y prefieren enviarlos allá. La última vez que hubo convenio con organización alguna, fue con Filadelfia, pero a la vez les enviaron a un coach que intervenía alterando las órdenes del manejador y así no se puede trabajar. Aparte de condicionarlos, como ya se sabe, buscan, para acabar pronto, solamente su conveniencia y así no se puede. Desde entonces, optaron por buscar jugadores por su cuenta.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]