SÉPTIMA ENTRADA

mayo 22, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

SE ESPERABA.- El problema de la pandemia, que tiene detenido el beisbol en casi todo el planeta, no solamente tiene paradas las Grandes Ligas, la LMB y en peligro el beisbol de LMP, podría dar un sesgo que tal vez muchos ya esperan. Nos referimos a los recortes que se dejarán venir en esos tres circuitos. Por lo pronto, algunos equipos como Cachorros de Chicago y Piratas de Pittsburgh, anuncian las primeras medidas que llevaran a cabo.

 LÓGICO.- Los Cubs y los Filibusteros, han anunciado recortes  en su nómina empezando los Oseznos, por los ejecutivos. Y tal vez esa medida tendrán que anunciarla la mayoría de los equipos, por no decir que todos. Es una medida natural. Los efectos financieros afectan en todo el mundo y el beisbol no podría ser la excepción. Y eso, no será solamente a los jugadores que verán recortada su paga.

OBLIGADOS.- Hablando de LMP, seguramente ya estarán tomando las medidas anteriores. Hace días lo dijimos en este espacio después de haber sostenido una charla con el presidente de Yaquis, René Arturo Rodríguez. Nos dijo que se verán obligados a hacer ajustes. Y seguramente se trata de adelgazar las nóminas sin afectar el número de jugadores.

DEBEN.- También seguramente, los jugadores, o al menos la mayoría, deberán entender esto. Entender que es un problema mundial y si ya se están viendo afectados en lo económico al no tener una temporada completa en LMB y con el riesgo de perderla toda, podrían entrar en razones si en LMP no habría modo de percibir lo que acostumbran devengar.

YA.- De hecho ya se está afectado el bolsillo de los jugadores que entre sus planes tenían empezar en tiempo y forma la campaña de verano. Ya han perdido al menos tres quincenas y eso, evidentemente, no estaba en sus planes. Algunos tendrán sus ahorros, otros probablemente no. Ha sido un fuerte golpe en todos los aspectos y del que deberemos aprender todos.

DISTINTO.- Desde ahora, obligadamente, deberemos ver las cosas distintas. Y entre los jugadores no debe ser la excepción. Tal vez les sirva para cuidar más el dinero, a emprender la cultura del ahorro. De ver que su carrera, de por sí no muy larga, pueden venir cosas como la que estamos viviendo, que no entraban en sus planes como esto de estar sin jugar. Algo que jamás habíamos vivido.

ENTENDER.- ¿Qué sucederá si los directivos costeños deciden recortar los sueldos?. ¿Habría inconformidad en sus jugadores?. Lo ideal sería que lo entendieran, pero está por verse si aceptan una medida de esta naturaleza. Primero por no estar preparados para eso y segundo que no entenderían el porqué de la medida, o no querrán entenderla.

DIFERENTE.- Las diez organizaciones de LMP están conscientes que la temporada que supuestamente empezará en octubre, no será igual en todos los aspectos. Para empezar, saben que no contarán con los patrocinios acostumbrados. Las tarjetas de abonado no se venderán al ritmo acostumbrado. Y para colmo, no habrá la afluencia de otros años a los estadios. Todo por la economía tan afectada.

TARDE.- Los planes, sí, son de empezar como siempre, por ahí del 12 de octubre. Pero nadie sabe, a ciencia cierta, cuándo, en realidad, van a empezar. Está dependiendo del eventual inicio de la temporada del beisbol de verano. En otros tiempos el rol ya se había dado a conocer. Las ventas a sus patrocinadores ya estaban avanzadas. Y las tarjetas de abonado, ya se estaban colocando. Todo detenido.

NADA. Aún desconocen si se van a ir con seis o menos importados. Eso lo decidirán a su tiempo. Lo caro del dólar les está afectando de ya. Irse sin importados, no sería buena idea. Ellos lo saben bien, pues se ha vivido. Tal vez a los directivos actuales no les tocó, pero saben que esa experiencia no fue recomendable y la desecharon cuando el dólar se fue muy arriba.

DIFÍCIL.- Es por ello que esperan, lo saben perfectamente, una temporada muy complicada, muy difícil. Una de las más difíciles o la más. Así que no habrá de otra más que apoyar al beisbol de LMP con el platillo que nos den. Imposible mostrarnos exigentes diciendo que será un beisbol de poco nivel. No hay que ser radical, hay que adaptarnos a los tiempos. Con que haya beisbol.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]