SÉPTIMA ENTRADA

mayo 19, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

SESIONAN.- En una sesión virtual, los presidentes de equipos, de LMP, estuvieron ayer llevando a cabo pláticas tendientes a ir afinando detalles para la próxima temporada. Ellos, junto con la presidencia del circuito, se preparan como si fueran  a tener la temporada que, para muchos, está en duda por lo que todos sabemos. Empero, no quieren dejar todo para lo último por si se llega hacer.

TEMA.- Nadie nos lo ha dicho, pero creemos que uno de los temas lógico a tratar ayer, debió ser el del número de extranjeros que debería ser de seis y hasta tal vez de ocho por aquello que el beisbol de verano tuvieran temporada y terminaran tarde. El hecho que el dólar subió hasta 24.00 pesos, podría obligar a los directivos a tomar la decisión de bajar el número de importados, o de plano irse con puro talento nacional como ya se vio en el año 1982. Pero no creemos.

NADA.- Pero ya tarde, a la hora de escribir estos comentarios, la reunión seguía y no logramos saber la decisión, si es que la hubo, de  jugar con o sin importados. Ya habría tiempo, mañana, Dios mediante, de hacerlo si, repetimos, hubo ya la decisión de jugar con o sin peloteros importados como ya se hizo una costumbre desde hace muchos años.

TAL VEZ.- ¿Quién, de los diez equipos de LMP, sería el menos perjudicado sin tener importados la temporada que sigue?. Varios, creemos, porque la mayoría cuenta con buena base nacional como para buscar tener un buen año. Equipos como Tomateros, Naranjeros, Venados, Yaquis, etcétera, podrían brindar un buen espectáculo a sus seguidores.

DOS.- Empero, habría que destacar, entre los demás, a dos equipos que lucen, al menos en el papel, más fuertes, aunque no necesariamente por eso, ya los vamos a dar como seguros campeones. Esos dos equipos, a reserva de lo que podrían reforzarse uno o más de los que no citaremos, serían Tomateros y Yaquis. El primero por tener excelentes jugadores ya conocidos y Yaquis, si les reporta Luis Urías y Gerardo Reyes, por citar dos solamente.

MÁS.- Solamente que Yaquis tendría la oportunidad de ser el mejor en el papel. Sí, arriba de los actuales campeones. Y es que Yaquis, no hay que olvidarlo, tendría la gran oportunidad de que sin extranjeros, les reporten elementos de la talla de Giovanny Gallegos, Luis Cessa, Víctor Arano, aparte de los citados Luis Urías y Gerardo Reyes. ¿Se imaginan?.

CARO.- Por supuesto que contar con los nombrados en el párrafo de arriba, sería encarecer en grado superlativo la nómina. ¿Cuánto cobrarían cada uno de ellos?. Tomando en cuenta que bajaran bastante sus pretensiones, ¿sería redituable sostenerlos?. Tal vez apenas que cobraran muy poco por participar para mantenerse en forma, es decir, algo simbólico, prácticamente.

YA.- Si se va a jugar sin extranjeros, o abajo de la cuota de seis, prudente sería que Yaquis empezara su labor de convencimiento de inmediato. Aun cuando haya beisbol de MLB en un calendario muy recortado. Todo con tiempo es mejor. Claro, suponiendo que LMP jugara su torneo acostumbrado. Sería un gran premio a sus aficionados. Tanto, casi como si les dieran un título. Los directivos tienen la palabra.

OPORTUNIDAD.- Eso de juntar a esa clase de jugadores, no es fácil, pero con un esfuerzo, les darían un tremendo equipo a sus aficionados que no cualquiera iba a desperdiciar la oportunidad de verlos en el NEY. No es igual verlos por la televisión que en vivo y a todo color. Sería un tremendo cañonazo, algo jamás visto en este beisbol.

SOÑAR.- Sin importados, Yaquis podría jugar así, En primera Piña, en segunda Sepúlveda, en tercera Gamboa, en SS Urías, Aranda de utility,  Valle de receptor, jardineros, Aragón, Gaitán y Aranda. Y tal vez si consiguen otro patrullero mexicano, se incluiría. Pitcheo, es lo que sobra entre abridores y relevistas.

MEDIADOR.- Por supuesto que se iba a necesitar a un mediador, alguien que tenga buena relación con los jugadores y sus agentes pues, insistimos, no sería fácil tratar de convencerlos y menos por lo que están acostumbrados a ganar. Lo saben bien.

CORTA.- También sabe, el jugador, que su vida beisbolera es corta y por ende busca aprovechar al máximo el momento que en un corto tiempo se termina. Hay que, insistimos, buscar un mediador para tratar de hacerles ver con buenos argumentos, lo necesario que sería para ellos, que jueguen el invierno que viene. Ya han descansado bastante y tal vez tanto descanso no sea recomendable.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]