SÉPTIMA ENTRADA

mayo 17, 2020

Séptima entrada

POR GILBERTO RUIZ RAZO

SE COMPLICA.- No obstante los buenos deseos de su presidente, a LMB se le está complicando cada vez más el que haya una temporada por más corta que quieran. Hace poco mencionamos los numerosos motivos que hay para llevarla a cabo. Y a eso hay que agregarle que los contagios, sobre todo para el sur de nuestro país, van en aumento. Pero, claro, eso lo determinarán las autoridades de salud.

TAMBIÉN.- En MLB las cosas también están difíciles, no solo por las contaminaciones, si no por problemas laborales que parecen entorpecer las charlas para echar andar una corta temporada. Jugadores estrellas se quejan de la forma en que quieren tratarlos, aparte de sus salarios. Varios estelares no quieren recibir el trato que proponen y no tardan otros en pegar el grito en el cielo para unírseles.

OTROS.- Mientras en LMP, siguen las organizaciones haciendo planes y siguen trabajando pensando que habrá temporada invernal. Claro, eso es lo que tienen que hacer, planear con optimismo la futura campaña para que no los tomen fuera de base. Cambios de jugadores y otros menesteres que normalmente realizan a estas alturas del año. Sin duda ya tienen planeada la siguiente reunión.

EMPERO.- Aunque muchos somos de la idea de que sí deberá haber pelota invernal, la verdad de las cosas es que deberían ir pensando que podría haber ciertas dudas. Nadie puede asegurar que la pandemia termine al cien por ciento para octubre. Podría darse, lo ha dicho algunos que saben de esto, el surgimiento de un rebrote del covis-19, que ojalá sean meras suposiciones.

ECONOMÍA.- Aunque esto terminara dentro de algunas semanas, ¿cómo quedará la economía de muchos que sufrimos para llevar el pan a nuestras familias?. Desde luego que esto lo están analizando en las diez plazas de LMP que empezarían hasta octubre. ¿Cómo será la de los aficionados de las plazas de LMB?. Echar andar una temporada como la tienen prevista, tal vez no sea muy recomendable.

IGUAL.- Si en LMP están viendo que el dólar está a $25.00, en las plazas de verano están igual. Apenas que tomen la determinación, en ambos circuitos, de bajar la cuota de extranjeros, aunque a estas alturas en el beisbol veraniego, ya deben estar con contratos los jugadores foráneos. Algunos han permanecido incluso en nuestro país esperado que la temporada pueda iniciar.

EL TEMA.- Tal vez en la siguiente reunión de LMP, se toque, irremediablemente, el tema de los importados y el número de ellos en cada equipo. ¿Seguirán con seis o bajarán el número?. Tal vez para salvar la temporada, se acuerde bajar la cuota al menos a cuatro. Eso ya se verá en la próxima reunión virtual o presencial que lleven a cabo en las siguientes semanas.

OBLIGADOS.- Y es que pensar en que acuerden jugar sin extranjeros, sería un fatal error. Ya lo mencionamos hace poco, una temporada, en 1982, decidieron jugar sin ellos aunque sí estuvieron algunos con dos nacionalidades. Pero estamos seguros de que no les quedaron ganas de repetir esa decisión tomada obligados por lo caro de la divisa verde. Tienen que, obligadamente insistimos, irse por el atractivo que representan los jugadores de fuera.

CUIDADO.- Otra cosa, tratar de hacer ajustes y bajar los salarios, podría resultar peligroso si no hay una persona que sepa llevar un buen trato con los jugadores. El jugador es susceptible a muchas cosas. Y más cuando le tocan la parte económica. Cada organización debe tener la persona indicada para eso. Una persona que tenga tacto para saber convencer al jugador, sobre todo aquellos que ya saben que se inconforman.

ACTORES.- La mayoría de los jugadores, sabe que ellos son “los actores de la película”, sobre todo los de mayor nivel. Por eso, en ocasiones, tienen sus exigencias sobre todo antes de la temporada y ante de la postemporada. Para eso se ocupa un personaje que sepa convencerlos, sobre todo en estos difíciles tiempos, que lo que ocupa es que haya beisbol.

LOS TIEMPOS.- Podría darse el caso, no lo aseguramos, que se pretenda bajar los sueldos a los jugadores. Adaptarse, pues, a los tiempos que se están viviendo. Buscar la forma de salvar a temporada. Convencerlos que pagando lo acostumbrado podría ser contraproducente. Desde luego que al jugador no le va a gustar. Pero ya será tarea de cada organización buscar la forma de no dejarlos inconformes.

¡¡BUENOS DÍAS!!

[email protected]