SÉPTIMA ENTRADA

marzo 10, 2021

Séptima entrada

Ídolos en el beisbol mexicano

POR GILBERTO RUIZ RAZO

PREGUNTA.- Hace días, un lector nos preguntó, ¿quiénes son realmente los ídolos dentro del deporte?. Una pregunta que en verdad nos tomó de sorpresa, pero alcanzamos a decirle esto: Un ídolo es una especie de héroe para los seguidores. Es el personaje dentro de un equipo, brilla por su talento, por sus ganas de hacer bien las cosas, aunque no siempre salgan las cosas.

ACUDA.- ¿Quiere usted una revisión y estudio del corazón?. Se vale una segunda opinión, acuda al lugar de la experiencia, Dr. SERGIO FRAGOSO, en Clínica DIVINA PROVIDENCIA, con su cita al 6444 15 22 10.

SE GANA.- Por supuesto que no es solamente decir, “voy a convertirme el un ídolo”. No, tienen que mostrar el amor al equipo que representa, entregarse en cuerpo y alma buscando lo mejor para ese equipo. Por supuesto que además de tener el talento para saber desempeñar su trabajo, hacer del juego un arte, buscar y también tratar de sacar lo mejor a sus compañeros. También, hacerse querer.

VARIOS.- Hablar de ídolos en el beisbol mexicano, es remontarnos muchos años. Desde que se empezó a practicar el deporte rey en nuestro país. Incluso mencionar a jugadores que vinieron de otro país para ganarse la estimación y el respeto de propios y extraños. Nombres como Martín Dihigo, Lázaro Salazar, Agustín Bejerano, Ray Dandridge, Ray Brown, entre otros, algunos conocidos en la vieja Liga de la Costa.

MÁS.- En la era moderna, muchos recordarán a ilustres jugadores de la talla de Beto Ávila, Baldomero Almada, Felipe Montemayor, Benjamín Valenzuela, Héctor Espino, Nelson Barrera, Aurelio Rodríguez, Vicente Romo, Horacio Piña, José Peña, Matías Carrillo, Fernando Valenzuela, Vinicio Castilla y una larga lista de destacados jugadores que han dado lustre al beisbol mexicano.

A TIEMPO.- Con tiempo vaya por su tradicional cachito de la suerte para el SORTEO SUPERIOR, de Lotería Nacional del vienes de enfrente, a la Agencia de Ciudad Obregón en calle No reelección esquina con callejón Costa Rica y tiente a su suerte.

DISTINTO.- Pero no es igual ser un talentoso jugador o lanzador, que alcanzar la etiqueta de ídolo. Dentro de la lista citada arriba, ¿quiénes cree que alcanzan la categoría de ídolos?. No es el hecho de tener facultades inmensas, ni llegar al Big Show, y, a veces, ni hacer números. Es algo que no todos alcanzan. Deben reunir ciertos requisitos para ganarse la estimación de sus seguidores y a veces hasta las de otras plazas.

¿MÁXIMO?.- Tal vez el más alto ídolo que ha surgido en el beisbol mexicano, lo sea Fernando Valenzuela. También podríamos citar un poco atrás solamente, a Vinicio Castilla. Dejar fuera a Héctor Espino, sería injusto. Tampoco debemos dejar fuera a Matías Carrillo. Está, también, Aurelio Rodríguez. Y así podríamos citar muchos más, pero no a todos los que llegaron a MLB.

DEPENDE.- Cuenta, por otro lado, el hecho de que en cada plaza se fabrican ídolos con justa razón. Muy queridos en su plaza, aunque, por el daño que hacían jugando fuera del terruño, no eran bien visto, obvio. Pero eso es otra cosa. Plazas como Culiacán, ha hecho ídolos, con justicia, a Nelson Barrera, Darrell Sherman, etcétera. En Hermosillo a Héctor Espino, evidentemente, Sergio Robles. Y así.

SIGUE.- Sí, sigue el éxito de birriería “TONY” en Esperanza, Sonora frente a la plaza. Compruebe la calidad y calidez como muchos lo han hecho. Quedará satisfecho porque EL SABOR SUPERA LA TRADICIÓN.

YAQUIS.- Hablando de ex jugadores de Yaquis, hay una lista numerosas de elementos que fueron muy queridos y admirados por los seguidores de esa ciudad y la región. Uno de los primeros, o quizás el primero en lo que hoy es LAMP, debe ser Francisco “Pancho” García. Y mire usted que no hizo grandes números, pero el ser el precursor de los robos de bases no solamente en este beisbol, lo distinguió. Y esa forma agresiva de jugar le redituó muchos admiradores entre jóvenes y no tanto de aquellos años. Con el tiempo se sumaron en ese equipo, elementos de la talla de un Antonio Villaescusa, Juan Navarrete y Leo Valenzuela.

MÁS.- Ya en la era moderna, podemos citar a Carlos “Chapis” Valencia y Alfredo “Fello” Amézaga y hasta Iker Franco. El primero con sus obuses, el segundo con su entrega y enjundia a la hora de jugar y el “Vaquero” por su eficacia recibiendo, bateado y tirando a las bases. Sabemos que unos más y otros no tanto, pero fueron verdaderos ídolos a reserva que alguien sumen a otro u otros.

MAÑANA SEGUIMOS

[email protected]